Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Entrevista
INGENIERÍA EÓLICA

Nabrawind prototipará en 2017 una torre autoizable y una unión para palas modulares

Esta innovadora ingeniería navarra cuenta con 12 patentes internacionales en el sector eólico y en solo un año ya ha conseguido 10 millones de financiación para desarrollar su tecnología y validarla

foto de Eneko Sanz, director general de Nabrawind Technologies

Eneko Sanz, director general de Nabrawind Technologies.

E.S.
Actualizada 25/01/2017 a las 11:58
Etiquetas

Aunque en España parece que el sector eólico se encuentra estancado, al año se instalan en el mundo alrededor de 30.000 aerogeneradores. Los molinos de viento actuales son más eficientes y productivos, y para conseguirlo cada vez son más altos y cuentan con palas de mayor tamaño. Las torres ya están superando los 150 metros de altura y las palas tienen más de 70 metros de longitud. Pero estas enormes dimensiones acarrean varias problemáticas como el coste y la dificultad de su instalación y transporte.

 

Para dar solución a estas dos cuestiones, se creó en octubre de 2015 Nabrawind Technologies, una ingeniería especializada en el diseño y desarrollo de tecnologías eólicas avanzadas para componentes de aerogeneradores, fundada por los ingenieros Eneko Sanz, Ricardo Savio, Iñaki Alti y Odilon Camargo, todos ellos con amplia experiencia en el sector.

 

ENEKO SANZ

Puesto:
Director general de Nabrawind Technologies
Fecha de nacimiento: 1/12/1976
Formación: Ingeniero industrial
Trayectoria profesional: Gamesa 1999-2012, Nabrawind 2014-2015, Nabrawind Technologies 2015-Actualidad.
Linkedin

“El objetivo que nos hemos propuesto es reducir el coste de la energía por medio de dos nuevas tecnologías que hemos creado, Nabralift y Nabrajoint, que permiten modularizar al máximo los componentes de los aerogeneradores y abaratar su transporte y montaje. Básicamente son una torre autoizable y un sistema de unión para palas modulares”, resume Eneko Sanz, director general de Nabrawind Technologies.

 

Para conseguirlo, ya han logrado el apoyo económico de socios como Barinaga & Alberdi y Sodena, así como una importante financiación pública a través de subvenciones a la I+D del Gobierno de Navarra y del Ministerio de Economía y Competitividad, a través del CDTI y, recientemente, del Instrumento Pyme del programa H2020 de la Unión Europea. En total, han obtenido 10 millones de euros con los que han cubierto la inversión necesaria para, después de un año de estudio y diseño, comenzar en 2017 la fase de fabricación de prototipos, “con la que seremos capaces de ofrecerles a nuestros clientes un producto validado y certificado para, en el 2018, poder comenzar las ventas comerciales”, apunta Sanz.

 

Mientras tanto, han empezado a realizar los primeros contactos con el mercado y han realizado ya varias presentaciones a posibles clientes. “No se puede decir todavía los nombres pero son los principales fabricantes de aerogeneradores del mundo. Les explicamos nuestras soluciones y les parecen muy atractivas. Estamos recibiendo auténticos elogios porque son perfectamente fabricables, responden a sus necesidades, reducen los costes con respecto a los conceptos actuales y se basan en tecnologías ya probadas”, añade.

 

¿Cómo es la torre autoizable que han diseñado?

Las dimensiones de los generadores son cada vez más grandes pero esto hace que su transportabilidad quede comprometida. No hay más que ver los problemas que ha conllevado el megaconvoy que trasladaba el prototipo de un aerogenerador al laboratorio de ensayo del CENER en Sangüesa. Imagina lo que puede pasar si hay que subirlo a la cima de un monte. Además, para el izado de las torres se necesitan grúas de 150 metros bajo gancho y de un gran tonelaje, que tienen un coste de movilización brutal y una disponibilidad muy baja.

 

Para solucionar este problema hemos diseñado una torre de celosía (como las de alta tensión) y un utillaje que la monta desde abajo. En lugar de ser una tubular con una carcasa continua, se trata de una estructura de barras en celosía hasta la mitad, mucho más ligera y económica, y la otra mitad superior sigue siendo una torre normal. Pero no es una celosía convencional, es de acero y de solo tres columnas, por lo que su montaje es mucho más sencillo, rápido y el número de tornillos necesarios es menor. Por eso somos competitivos en torres muy altas, a partir de 120 metros.

 

La parte superior y el rotor se montan en el suelo con unas grúas de 80 metros (pequeñas dentro del sector). Posteriormente, se van introduciendo módulos por debajo, tras la elevación de la torre ya montada con unos dispositivos hidráulicos. Metemos la celosía, la volvemos a levantar y así sucesivamente con lo que sin necesitar una grúa de gran altura podemos alcanzar los 160 metros de torre.


 

¿En qué consiste el proyecto de palas modulares?

Se trata de una unión que se puede utilizar en cualquier pala y que permite dividirla en dos módulos para que sean más fácilmente transportables. Esa unión la podemos aplicar prácticamente en cualquier estructura. Si el cliente nos pasa una descripción de su pala, sabemos las cargas, elegimos el número de elementos que tenemos que poner y, a partir de ahí, diseñamos la unión. Esto permite que se pueda ampliar considerablemente el tamaño de las palas, que es algo que están buscando todos los fabricantes.

 

Nabrawind tiene 12 solicitudes de patentes internacionales. ¿Cómo una pyme tan joven puede generar tantas patentes? ¿qué les diferencia de un departamento de I+D de una gran empresa eólica?

Por nuestra trayectoria profesional. Yo trabajé en Gamesa desde 1999 hasta 2012 y cuando salí de la empresa tenía 18 patentes allí. Por el tipo de proyectos a los que nos enfrentábamos, como es mi caso y el de algunos de mis compañeros, en los que hay que solventar problemas, llegas a soluciones que, al tratarse de campos vírgenes, las puedes proteger. No son cosas más complicadas que las que se hacen rutinariamente, pero no están exploradas. En Gamesa, aunque tenía un equipo mucho mayor, no sacaba 8 patentes al año como cuando creamos Nabrawind, porque en una empresa grande tienes que dar servicio a la producción, a los clientes y una serie de aspectos de la explotación del negocio. Es lo que nos ha pasado ahora, que con el trabajo del día a día la velocidad baja y como ahora ya tenemos las soluciones bien protegidas nos hemos centrado en desarrollarlas y ponerlas en el mercado, aunque si surge alguna patente también la protegeremos. Pero de patentar no se vive.

 

Ya cuentan con la financiación para desarrollar estos dos proyectos, ¿a cuánto asciende la inversión necesaria?

La inversión total es de 10 millones de euros. 3,5 millones provienen del capital aportado a partes iguales por Barinaga & Alberdi, Sodena y los socios fundadores y más de 6 millones de la financiación pública.

 

¿Cómo han conseguido tanta financiación en una época de crisis?

Imagino que depende de la calidad de los proyectos y también de que nos hemos movido bastante. Estamos muy satisfechos con el soporte y el apoyo que hemos recibido de Sodena, Bantec y Tangle Research. Todo el proyecto es una inversión muy importante y tiene un plazo de entrega corto porque queremos llegar al mercado pronto y empezar a vender rápido. Así que gracias a esa financiación en 2017 nos centraremos en fabricar los prototipos. Ya hemos hecho los primeros contactos para ir desarrollando esas relaciones durante el año que viene y empezar a instalar preseries en el 2018.

 

Además, Nabrawind está posicionada como líder en estrategias de validación de aerogeneradores para madurar tecnologías.

Esa es una parte adicional a los proyectos ya que estamos trabajando en dos métodos de validación: en un caso para ensayar la unión de la pala modular y no tener que probar las palas de forma completa, lo que conllevaría un plazo y un coste importante; y en el otro caso, vamos a hacer un ensayo a escala real con una torre de 160 metros en el monte y la haremos vibrar durante seis meses o un año, con el objetivo de demostrar que efectivamente soporta todas las cargas que va a poder tener durante su ciclo de vida en producción de energía. Será un ensayo acelerado con el cual se terminará de validar esta tecnología.

Estos dos ensayos son muy novedosos y, como son pioneros a nivel mundial, son dos de las patentes que hemos hecho este año. Al conocer en qué consisten estos ensayos de validación los fabricantes se sorprenden gratamente porque confirman que efectivamente ofrecemos un producto maduro. En el caso de las palas, incluso los certificadores nos han validado que ese ensayo sea suficiente para certificar las palas modulares.

 

Una empresa tan innovadora y altamente técnica tiene que tener una plantilla con una gran preparación ¿qué perfil tienen sus empleados?

De los 14 que forman la plantilla somos 13 ingenieros. Los proyectos tienen una complejidad técnica alta y esto exige que el equipo tenga una experiencia contrastada así que todas las personas de la empresa han tenido experiencias previas o bien con Ricardo o conmigo. Hemos hecho un equipo a medida con los perfiles más cualificados que teníamos alrededor y que necesitábamos para estos proyectos. Todos tienen experiencia en el sector eólico y algunos también en el aeronáutico.

 

Imagino que todos ellos estaban trabajando. ¿Cómo han conseguido atraer a este talento?

A base de un proyecto innovador y atractivo. Ellos asumen un riesgo importante porque al ser una empresa que está empezando tiene más riesgo que una empresa consolidada pero los proyectos son tan atractivos que la gente está archimotivada. Hay que decirles vete a casa porque somos gente que nos apasiona lo que hacemos y eso es fundamental.

 

¿Cómo se gestiona la política de confidencialidad con sus anteriores empresas?

Lógicamente, todos los datos que hayamos podido manejar en el día a día se quedan en la empresa y, aunque los recuerdes, no los puedes utilizar en tu propio beneficio pero lo que has aprendido de técnica va en tu experiencia. A nivel de confidencialidad somos super estrictos en no utilizar lo anterior y en no infringir la propiedad intelectual de otros. Pero realmente nosotros no somos competidores de nuestras anteriores empresas, en todo caso, queremos ser sus proveedores. Nuestro espíritu es llegar a ser proveedores de Acciona, Gamesa o del resto de empresas eólicas a nivel mundial.

 

 

NABRAWIND TECHNOLOGIES

  • Actividad: Diseño, desarrollo y comercialización de tecnologías eólicas avanzadas y servicios de consultoría
  • Sector: Energías renovables
  • Año de Fundación: 2015
  • Dirección: Avda. Carlos III 11, 2 Izda 31002 Pamplona (Navarra)
  • Webwww.nabrawind.com
  • Empleados: 14 empleados
 
Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra