Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
salud laboral

La siniestralidad laboral aumenta en Navarra por tercer año consecutivo

Un estudio del Departamento de Salud Laboral de la UGT detecta un deterioro de la seguridad en las pymes por falta de inversión en medidas preventivas

Varios operarios trabajan en la construcción de una vivienda en la zona del Queiles.

Varios operarios trabajan en la construcción de una vivienda en la zona del Queiles.

Blanca Aldanondo
Actualizada 21/04/2016 a las 13:07
  • dn.es. Pamplona
La siniestralidad laboral registró en 2015 un nuevo aumento en Navarra, que viene a sumarse a los que se produjeron en 2013 y 2014, consolidando un cambio en la tendencia descendente que se venía observando desde el año 2000. El informe anual realizado por el Departamento de Salud Laboral de la UGT vincula este repunte de los accidentes a la falta de inversión de las empresas en materia de seguridad, especialmente las pymes, como consecuencia de la crisis.

Durante el pasado año, y de acuerdo con los datos provisionales facilitados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Navarra registró 6.839 accidentes durante la jornada laboral, lo que significa un incremento del 5,91% respecto de 2014, año este último en el que la siniestralidad laboral también aumentó un 7,3%%.

Así mismo, el índice de incidencia, que había descendido de forma constante entre los años 2004 y 2012, pasando de 60,5 a 28,2 accidentes por mil trabajadores, aumentó en 2013 (28,6) y en 2014 (30,4), y ha vuelto a hacerlo en 2015 (31,5).

Estos datos indican que se ha consolidado el cambio iniciado en 2013 en la tendencia descendente de la siniestralidad laboral que se venía observando de mantera ininterrumpida durante la última década, un cambio que está vinculado a los recortes llevados a cabo por las empresas, especialmente por las pymes, en el capítulo de prevención de riesgos laborales.

Deterioro de la prevención

El deterioro de la prevención de riesgos se constata en el mencionado estudio de UGT de Navarra sobre la gestión que en esta materia realizan las empresas de la Comunidad. La principal conclusión de este análisis es que la crisis económica se ha traducido en la reducción de la inversión de las empresas, de manera muy significativa las pymes, en medidas preventivas.

El estudio relativo a 2015 ha abarcado un total de 506 empresas de toda la geografía navarra, en su inmensa mayoría microempresas o pequeñas empresas de menos de 50 trabajadores, correspondientes a los sectores del Metal (157 empresas), Comercio y Hostelería (104), Agroalimentario (96), Servicios Privados (69), Energético, Químico y Afines (53) y Residencias de la Tercera Edad (27).

Uno de los aspectos destacados por el estudio es que la gestión de la prevención por parte de las empresas navarras es insuficiente y deficiente. Se ha podido constatar que el 97,6% de las empresas incluidas en el estudio han realizado la evaluación de riesgos, tal y como establece la legislación vigente, pero los técnicos del sindicato han detectado importantes deficiencias, entre ellas, que buena parte de las evaluaciones tienen un carácter genérico y se acompañan de un plan preventivo inconcreto y sin compromisos determinados sobre las acciones que necesario llevar cabo.

Un 87,6% de las empresas cuenta con una planificación preventiva, pero sólo en un 15,5% de los casos dicha planificación es eficaz, ya que en el resto, “no se concretan las medidas preventivas, ni los responsables de ejecutarlas, ni el presupuesto asignado, ni los plazos de ejecución”.

El estudio también destaca que el 79,3% de las empresas ejerce una deficiente vigilancia de la salud de sus trabajadores y que solo un 7,6% de las empresas han identificado los trabajos de especial peligrosidad, dato que pone de manifiesto que la evaluación de riesgos “se ha convertido en una mera formalidad”.

Todo ello indica, en opinión de los técnicos responsables del estudio, “la ausencia de cultura preventiva en toda la estructura empresarial, una deficiente interpretación del marco jurídico, la falta de integración de la actividad preventiva en la gestión general de la empresa y una excesiva burocratización en el desarrollo de la prevención”.

Riesgos psicosociales y embarazo

Otra deficiencia detectada por el estudio es la falta de evaluaciones de riesgos específicas, que afecta a riesgos psicosociales y riesgos para la maternidad. Así, únicamente un 12,4% de las empresas evalúa los factores de riesgo psicosocial, porcentaje que se reduce al 6,1% cuando se refiere al número de empresas que ha adoptado medidas de preventivas en dicha materia.

Y en lo relativo al riesgo del trabajo para el embarazo, las cifras son igualmente llamativas: un 70,3% de las empresas no contempla los riesgos para situaciones de embarazo, cifra que se eleva al 92% en el caso de las empresas que no evalúan los riesgos para la lactancia, contraviniendo la obligación legal de hacerlo.

Finalmente, la formación y la información recibida por los trabajadores sobre prevención de riesgos también es escasa. Solo un 50,3% de las empresas han impartido formación preventiva, mientras que casi el 25% no informa a sus plantillas de los riesgos inherentes a los puestos de trabajo.

Del estancamiento al retroceso

Del análisis de los datos, el estudio concluye que la implantación de la prevención de riesgos laborales en el seno de las empresas ha pasado de un situación de cierto estancamiento en los primeros años de crisis a otra de franco retroceso, y vincula las crecientes carencias preventivas con el aumento de la siniestralidad laboral registrada en Navarra en los tres últimos años.
“Desde la entrada en vigor de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales hace veinte años, se han conseguido en este ámbito evidentes avances desde el punto de vista normativo, de la vigilancia y control del cumplimiento de la legislación vigente, de la mejorar cualitativa y cuantitativa de la prevención en la negociación colectiva, de la investigación, de la formación técnica, la sensibilización de los trabajadores y de su participación a través de los Delegados de Prevención”, afirma el estudio en sus conclusiones.

Sin embargo, añade que “la crisis económica se ha convertido en la coartada perfecta para dejar de lado las políticas preventivas y la inversión en seguridad en las empresas, motivo que, junto al deterioro generalizado y profundo de las condiciones de trabajo como consecuencia de la reforma laboral de 2012, que se ha traducido en el aumento de la temporalidad y la parcialidad, la subcontratación y la falta de experiencia laboral, explica la mayor parte de los accidentes laborales”.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra