Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Segunda jornada

Luis de Guindos: "La inflación en Europa va a continuar acelerándose"

El vicepresidente del Banco Central Europeo y exministro ha participado en los III Cursos Europeos de Verano

El vicepresidente del Banco Central Europeo y exministro Luis de Guindos, a la derecha, durante el diálogo que mantuvo con Pablo Zalba dentro de los Cursos de Verano
El vicepresidente del Banco Central Europeo y exministro Luis de Guindos, a la derecha, durante el diálogo que mantuvo con Pablo Zalba dentro de los Cursos de VeranoEduardo Buxens
  • Fernando R. Gorena
Actualizado el 25/08/2021 a las 21:42
El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) Luis de Guindos ha sido este miércoles el protagonista de la segunda jornada de los Cursos Europeos de Verano que organiza Diario de Navarra y patrocinan CaixaBank y el departamento de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra. A la charla que mantuvo el exministro con Pablo Zalba, comisario de los cursos, asistieron personalidades de la economía navarra con las que mantuvo encuentros.
De Guindos arrancó su intervención señalando que “el segundo trimestre de 2021 ha sido muy bueno desde el punto de vista del crecimiento que ha compensado el primero y también la caída de actividad en la zona euro del 7% en 2020. Todos los indicadores adelantados que tenemos para el tercer trimestre son positivos así que prevemos que va a a ser un trimestre positivo desde el punto de vista del crecimiento económico. La zona euro tendrá un crecimiento del 4,5% este año, lo cual es importante, pero lo fundamental no es el crecimiento en sí, sino que se sostenga en el tiempo para recuperar a fin de año el nivel de renta de 2019 y continuemos creciendo”.
Dentro de unos días, el Banco Central Europeo publicará sus proyecciones económicas “y siempre que las hemos actualizado ha sido a mejor”. De Guindos señaló que la inflación en julio se ha situado en el 2,2% cuando en 2020 fue negativa, pero que toda comparación de datos con el primer año de pandemia “está distorsionada porque fue un año anormal”. El vicepresidente del BCE previó que “la inflación en Europa se acelerará y a fin de año se aproximará al 3%”, pero que se estabilizará a inicios de 2022.
Respecto al empleo, De Guindos sostuvo que ”se está generando más pero hay una capacidad de horas trabajadas que aún no hemos recuperado. Esperamos hacerlo a principios de 2022”.
FIN DE LAS AYUDAS
Si la política monetaria cumple con la hoja de ruta de la digitalización marcada desde los gobiernos en los planes de transformación, Luis de Guindos apuntó también que espera hacer otro tanto en sostenibilidad: “La política monetaria también puede aportar a la lucha contra el cambio climático en la compra de activos de empresas. Estamos analizando el impacto del cambio climático en el sistema financiero que publicaremos en unas semanas y la conclusión irá en la línea de que si no se actúa rápido el impacto sobre las empresas y, a través de ellas, sobre la solvencia bancaria puede ser importante en un horizonte temporal de dos décadas. Hay dos tipos de riesgos, los desastres naturales tipo inundaciones y los unidos a la transición de una economía basada en el carbón a otra más limpia. Puede tener una incidencia muy notable a medio plazo”.
Estados Unidos, según expuso, ve el final de la crisis más cerca: “La economía americana está en un ciclo diferente al europeo. Estados Unidos ya ha recuperado toda la renta que perdió en la pandemia y por eso aplican una política fiscal muy expansiva”.
En Europa, el Programa de Pandemia -dotado con 1,85 billones de euros- está específicamente diseñado para luchar contra la pandemia y, en principio, concluirá en marzo “aunque se puede extender, pero es temporal por definición. Ha funcionado porque ha evitado una crisis de deuda que habría sido brutal al evitar la fragmentación de los mercados de deuda”.
Sin embargo, este programa llegará a su fin, aunque De Guindos confió en que no se corte de forma radical sino paulatina. “Si se consigue la normalidad económica y se recupera la inflación, en paralelo debe haber una normalización de los estímulos fiscales porque no puede estar siempre en vigor algo específicamente creado para una situación de emergencia. Hay que acompasar la retirada de estímulos, sin pasar de una ayuda importante a una ayuda cero, para no tener empresas ‘zombi’ que subsistan de las ayudas y no de su actividad”, afirmó.
El exministro fue menos aventurado que su excompañero de gabinete José Manuel García Margallo, que apostó el lunes por reformar los Tratados de la Unión. “Es un tema político. Haremos lo que nos digan pero modificar ahora los tratados exigiría hacerlo con mucho cuidado”, dijo.

De Guindos: “El Bitcoin no es una moneda porque no es un medio de pago”

La digitalización a la que nos aboca la pandemia afecta también al Banco Central Europeo (BCE), que ha abierto un período de prueba de dos años para el futuro Euro Digital. En el mercado son cada vez más abundantes las criptomonedas, pero este plausible Euro digital -lo mismo que monedas similares que preparan Rusia y China- cuenta con el respaldo de un Banco Central. El vicepresidente del BCE aseguró en Pamplona que “este euro digital complementaría al metálico, pero no lo sustituiría. No es un tema trivial porque el mundo digital está ahí y todos los bancos centrales lo estamos analizando. Aún no está tomada la decisión porque hay que evitar efectos negativos que pudiera tener”. Su implantación futura no acarreatía un problema tecnológico, pero sí que “podría influir en la estabilidad financiera”, aseguró el exministro.
De Guindos prefiere denominar a las actuales criptomonedas como el Bitcoin, Ethereum o Tether “criptoactivos”, porque “no son monedas ya que no son medios de pago”.
CRIPTOMONEDAS, CRIPTOACTIVOS
Sobre la inversión en este tipo de activos, Luis de Guindos advirtió de que “sus fundamentos económicos son extremadamente débiles”. “No ha tenido ningún impacto desde el punto de vista de la estabilidad financiera, pero cada vez es una inversión más popular. Sus fundamentos son difíciles de definir. No los prohibiría pero se les tendría que exigir a los emisores las mismas condiciones que se les exige a otros emisores de activos. Pero más allá de lo legal, yo me plantearía como inversor cuál es la racionalidad de esta inversión”, aseguró.
De Guindos sí distinguió entre dos tipos de criptomonedas actuales. Las tipo Bitcoin “se sustentan únicamente en la escasez de su producción, no tienen ningún otro tipo de sustento. El Bitcoin no se apoya en nada. No tiene ningún tipo de sustento de activo subyacente. Su valor fluctúa en el mercado en función de la evolución del mismo”. Otras como el Diem que va a lanzar Facebook tratan de sustentarse en un pull de activos a través de una paridad fija con otras monedas como el dólar, aunque su emisión debería estar estrechamente vigilada, según sostuvo De Guindos, porque “si por cada criptomoneda se tiene un dólar, habría que controlarlo ya que la tentación de emitir más moneda de la que has anunciado siempre va a existir”.
Vídeo de la segunda jornada de los Cursos Europeos de VeranoDiario de Navarra

La Presidenta Chivite coincide con Luis de Guindos en reconocer la eficaz respuesta europea

Luis de Guindos, además, se ha reunido este miércoles con la Presidenta de Navarra, María Chivite, en un encuentro en el que han analizado la evolución económica de Navarra y de Europa tras la pandemia del COVID-19. Ambos han coincido en reconocer la eficaz respuesta de la Unión Europea para hacer frente a los efectos sanitarios y económicos de la pandemia, a través de una compra coordinada de vacunas y la puesta en marcha de los fondos Next Generation como inyección económica sin precedentes para los Estados miembros. Ambos, acompañados por Pablo Zalba, ex presidente del Instituto de Crédito Oficial, han compartido un desayuno de trabajo, para analizar la situación macroeconómica mundial.
La presidenta considera que el crecimiento económico que ha empezado a despuntar es sólido y una muestra de que la crisis del COVID-19 está quedando atrás. El vicepresidente del Banco Central Europeo ha advertido, eso sí, de un previsible incremento de la inflación este 2021 y el próximo 2022, circunstancia que los gobiernos deben tener en cuenta para sus previsiones económicas.
volver arriba

Activar Notificaciones