Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Comercios

Las rebajas pierden un 30% por el miedo al contagio y a la incertidumbre laboral

La Asociación de Comerciantes de Navarra afirma que los rebrotes han frenado las ventas desde mediados de julio

Las rebajas se prolongarán hasta casi final de agosto. Una tienda de calzado, como otras, ya está en las segunda rebajas.
Las rebajas se prolongarán hasta casi final de agosto. Una tienda de calzado, como otras, ya está en las segunda rebajas.
  • M.C.G.
Actualizada 07/08/2020 a las 06:00

En un camino tan desconocido como el de esta maldita pandemia los comerciantes se fijan sus propias expectativas y, a la hora de hacer balance de una campaña tan tradicional como son las rebajas, todo es novedoso y cada uno las valora desde el objetivo marcado. Por eso, a diferencia de otros años, no hay unanimidad. Al revés, hay muchos contrastes en las opiniones, aseguran desde las principales asociaciones de comerciantes de la Comunidad foral. Como denominadores comunes, salen a relucir el miedo al contagio que todavía tienen muchos consumidores, lo que reduce la visita a tiendas físicas y la incertidumbre en torno al trabajo y la economía, que frena el consumo. En este contexto de sensaciones variadas, hay cierta convergencia en que las ventas, en un análisis conjunto, rondan el 30% por debajo de lo que hubiera sido normal.

Las rebajas de este año comenzaron con fuerza a finales de junio, días ante de lo habitual, aunque desde la reapertura de los comercios en mayo ya había tiendas con descuentos propios de las rebajas. Arrancaron los grandes grupos (Mango, H&M, Inditex, etc) y arrastraron al comercio tradicional, de barrio, en algunos casos reticente a hacer descuentos después de tres meses con la caja registradora a cero.

“MENOS GENTE EN LA CALLE”

“Están siendo, en conjunto, muy flojas. Empezaron algo peor que otros años y en Pamplona y donde ha habido rebrotes las ventas se han parado. Hay mucho miedo al contagio y los rebrotes no ayudan nada. Hay menos gente en la calle y, sin gente en la calle, no hay venta. Eso está clarísimo”, afirma la gerente de la Asociación de Comerciantes de Navarra, Inma Elcano, quien destaca que los comercios “extreman” las medidas anticovid. Según Elcano, ahora la preocupación de los comerciantes es que en agosto se reactive el consumo con la vuelta al cole y que “se calmen” los rebrotes en Navarra para que los consumidores no se queden en casa.

SENSACIONES DISPARES

La gerente de Ensanche Área Comercial, María Jesús Alonso, detalla que la información que le trasladan su asociados es “variopinta”. “El sector textil es de los más afectados, por tras la pandemia, por la incertidumbre, pero tenemos asociados que están muy contentos porque nada más abrir, antes de las rebajas, vendieron casi todo el stock a los clientes habituales que, parece ser tenían ganas de consumir y renovar armario”, apunta la directiva. “ En estos casos, las rebajas están siendo más tranquilas porque ya tienen poco género”, apunta, aunque hay establecimientos del mismo sector que, por el motivo que sea, apenas han vendido e incluso han tomado la difícil decisión de cerrar”, añade.

Alonso recuerda que hay empresas de comercio y servicio que no hacen rebajas “por los sectores a los que pertenecen” y que trasmiten “cierto optimismo ya que observan un aumento de las ventas en el mes de julio con respecto a 2019”. Para la gerente de esta zona, esa buena percepción se puede deber a que han abierto en las fechas de los Sanfermines o a que había “muchas compras atrasadas” de los clientes y “en las próximas semanas las aguas vuelvan a su cauce y veamos cuál es la realidad de la evolución de las ventas”. Entre estos ejemplo, la gerente cita el sector pastelero, donde se ha aumentado la venta “quizá porque hay celebraciones familiares atrasadas y poco a poco se van celebrando”.

Alonso, a modo de resumen, aboga por la “cautela” y habla de una situación es “muy irregular”, aunque confiesa que prefiere quedarse con los datos positivos.

CAMBIO DE HÁBITOS

El director de Comunicación de El Corte Inglés en Pamplona, Miguel Bados, afirma que su valoración de las rebajas es “positiva” porque se están cumpliendo sus expectativas. Como curiosidad, señala un cambio de hábitos : “El periodo de estancia en la tienda se ha reducido y el cliente que viene es para comprar”.

Para el gerente de la asociación de comerciantes del Casco Antiguo, Carlos Albillo, la venta desde la apertura hasta hace unos diez días “no ha ido mal” en ropa y calzado, salvo en tiendas muy dependientes de celebraciones, como bodas. “Las ventas no han sido un desastre, han sido desiguales y hay gente contenta, pero los rebrotes puede estar influyendo en los últimos días”.


Pablo Alonso, propietario de Urban&Sons: “En la página web las ventas se han triplicado”

“Las ventas, a nivel general, en nuestras seis tiendas han bajado un 28% respecto al año anterior. Aunque es una bajada muy brusca, lo cierto que es menos de lo que en un principios esperábamos dada esta situación tan extraña que vivimos por la covid- 19”, expone el responsable de la firma Urban Sons con tiendas no solo en Navarra, sino también en Logroño y Vitoria.

En Pamplona y Comarca tiene tiendas tanto en Carlos III como en los centros comerciales como Itaroa. Afirma que la caída de la facturación se ha apreciado de forma algo más sensible en los centros comerciales que en el centro de la capital. “En los centros comerciales se ha notado un poquito más de bajón de ventas pero tampoco mucho. Aproximadamente diría que alrededor de un 5% más de bajada en comparación con la tienda del centro de Pamplona. Con todo, en verano la tienda del centro comercial vende siempre algo menos que la calle. No es una diferencia significativa”, agrega el empresario.

Otra de las teorías que barajan en torno a las rebajas es que las ventas a través de las páginas web ha aumentado gracias a la gente con miedo al contagio y que prefiere adquirir la ropa y probársela tranquilamente en su domicilio. “La página web, efectivamente, ha sido una ayuda y las ventas se han triplicado”.

En cuanto a los rebrotes, Alonso indica que la pasada semana ha sido “la peor”, con una bajada del 40% en las ventas. “Pueden influir varios factores, como que hace calor y también que estamos a fin de mes”, detalla. En su opinión, el sector está con mucha incertidumbre. “Es difícil hacer previsiones en las compras debido a no saber cómo va a evolucionar. Luego, las ayudas en los alquileres son totalmente imprescindibles aunque todavía no ha habido una ley que concrete cómo hacer”, concluye.

 

Javier Moral, Pavana, García Women, LTC Jeans, Freeman Y Relish: “Vender se vende aunque es una venta pausada y relajada”

“Se está vendiendo bien dentro de una situación tan especial como la que vivimos. La gente viniendo a las tiendas y está comprando ropa. No estamos parados”, afirma Javier Moral, responsable de cinco comercios en el Casco Antiguo de la capital navarra. “Están siendo unas rebajas muy atípicas porque, por ejemplo, en Sanfermines hemos estados abiertos muchos días, salvo las fechas señaladas y eso son días de ventas. En general, diría que la venta está siendo relajada y pausada”, agrega este comerciante.

Pese a las buenas vibraciones, Javier Moral deja claro que la venta “no es como la del año pasado”. “En nuestro caso abrimos solo cinco horas al público en lugar de siete y, por tanto, la facturación va acompasada a ese horario. ¿Por qué? Porque he sacado a todos los empleados del ERTE y, para sobrevivir en esta coyuntura, estamos todos trabajando dos tercios de jornada. Reduzco horarios y reduzco costes y, al final, vamos para adelante sobrellevando la situación”, explica Javier Moral.

En una comparativa con el año pasado, estima que la venta ha bajado en torno a un 30%. “Personalmente, tal y como está todo, no estoy descontento y creo que la fórmula de atender con el máximo cuidado a la clientela, para lo que doy citas previas, me está funcionando para tirar hacia adelante”.

Como característica de estas rebajas, Javier Moral destaca que observa un aumento de clientela a última hora, cuando se aproxima el momento del cierre. “No sé si es por el calor, porque mucha gente no se ha ido de vacaciones este año y, después de echarse la siesta, sale a dar una vuelta y aprovecha para comprar, pero es algo que estoy notando”, añade el comerciante, quien confía en que los bonos de consumo del Ayuntamiento mitiguen el varapalo de cerrar tres meses.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE