Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

El chupinazo reconoció en Sangüesa la labor de Anfas a sus 50 años

  • El Ayuntamiento sangüesino cedió su lanzamiento a los residentes de la vivienda tutelada local, y quien prendió la mecha fue Vicente Luna

Imagen de la noticia
Foto de familia de los residentes en la vivienda tutelada de Anfas en Sangüesa, con ediles y otras personas vinculadas a Anfas. Vicente Luna, delante y con chaqueta a rayas. SONIA SENOSIÁIN
  • A.V. . SANGÜESA .
Actualizada 21/01/2012 a las 00:04

El azar quiso que fuera Vicente Luna quien diera comienzo este año a las fiestas de San Sebastián de Sangüesa. Residente en la vivienda tutelada de Anfas en la ciudad, resultó agraciado en un sorteo que se celebró entre todos los habitantes de esta vivienda para elegir quién lanzaría el chupinazo. El Ayuntamiento les había concedido protagonizar el inicio de las fiestas como una forma de reconocer la labor de esta asociación en favor de personas con discapacidad intelectual, y con motivo de su 50 aniversario celebrado en 2011.

Así, y ante la atenta mirada de decenas de personas, Luna salió el jueves a las 8 de la tarde al balcón trasero del ayuntamiento, pronunció los vivas al patrón y prendió la mecha. Tras él, lanzaron sendos cohetes sus compañeros de vivienda. Después, se corrieron dos toros de fuego.

"Estaban todos emocionados. El alcalde vino un día a la casa a darles la noticia de que lanzarían el chupinazo y se armó mucho revuelo", reconoce Laura Gogorcena Juanto, monitora responsable de la vivienda.

En ella se residen 12 personas, y trabajan otras 8 vinculadas a Anfas, entre responsables, monitores y el ama de hogar. Da servicio todo el año. Los residentes trabajan de día en la planta de Tasubinsa del polígono de Sangüesa.

"Abrió el 16 de agosto de 2004 en una vivienda de la urbanización Las Huertas, en la zona de Cantolagua", repasa Gogorcena. Es una casa de dos plantas con 9 habitaciones, comedor, salón, patio, despacho y 5 baños.

"Dentro de la discapacidad intelectual, tenemos residentes más autónomos, y otros que requieren más apoyo a la hora de asearse, ir a comprar, etc.", apunta. Según reconoce, "el ambiente del día a día es muy cordial, aunque también se den momentos puntuales de dificultad, pero en general se apoyan los unos a los otros y hay mucho compañerismo".

Recuerda que Anfas también cuenta con un programa de atención temprana para, sobre todo, estimulación de niños de 0 a 6 años; un programa de información y asesoramiento a familias; y un programa de voluntariado. La responsable de la zona de Sangüesa es Elena Echegoyen.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE