Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

El Castellar reaparece en Javier

Jóvenes voluntarios de San Javier de Murcia y algunos vecinos de Javier trabajan estos días en sacar a la luz parte de los restos del antiguo asentamiento romano de esta localidad navarra en el marco de un campo de trabajo.

  • ASER VIDONDO . JAVIER
Publicado el 03/08/2011 a las 00:05
HAY mucha gente del pueblo que no conoce esta localización ni lo que se esconde bajo la maleza. De hecho, el año pasado fue cuando se abrió una senda que permite el acceso hasta aquí. Se trata del Castellar, el primitivo asentamiento del pueblo de Javier. Al parecer es de época romana, pero hay pocos datos". Son palabras de Xabier Guindano Laborda, vecino de Javier de 29 años, arquitecto y director técnico de un campo de trabajo que estos días saca a la luz los restos de esta parte de la historia de la localidad navarra. Participan en él 16 jóvenes de San Javier de Murcia, ayuntamiento hermanado con el de Javier, y este año cuentan con ayuda local.
En concreto, y del 28 de julio al 8 de agosto, 64 jóvenes y 13 monitores de San Javier están participando en un campamento. Los pequeños, de 8 a 15 años, disfrutan de actividades lúdicas. Los mayores, de 16 a 18, participan además como voluntarios en el citado campo de trabajo, el tercero que se organiza.
"En 2009 se limpió de maleza y se puso en valor el Molinaz, un antiguo molino medieval del que quedan algunos restos, además de adecuarse el acceso. En 2010 se repasó aquella zona, y se desbrozó tanto el camino de acceso al Castellar como su perímetro. Este año se seguirá desbrozando la zona del Castellar y se realizará alguna excavación. También se quiere habilitar un merendero en el Molinaz y hacer mejoras en el centro de las misioneras", repasó Fernando Postigo Cler, de 38 años y responsable del campo de trabajo.
Labores de limpieza
Los chavales procedentes de Murcia trabajan en el Castellar por las mañanas de lunes a viernes, y algunos repiten experiencia. Es el caso de Daniel Tárrega Carrasco, de 16 años. "Me gusta este tipo de trabajo: cortar ramas, abrir caminos, picar, recolocar piedras... Es algo cansado, pero gratifica ver cómo la cosa toma forma", dijo.
Por su parte, es la primera vez para Sofía Svetliza Casco, de 18 años. "La experiencia está resultando genial. Me encanta el monte y estoy aprendiendo mucho. Más que abrir caminos, me gusta descubrir piedras e intentar adivinar qué sería cada habitáculo que encontramos", señaló. "Javier me encanta. Es todo muy verde, limpio y ordenado, el clima es menos húmedo que el murciano y la gente es muy simpática", agregó.
Este año, el Ayuntamiento de Javier ha previsto que un par de días estén abiertos a la participación de voluntarios locales. Ayer fue el primero, y casi una decena de vecinos se acercaron al lugar. Se accede por una empinada senda de 500 m desde el puerto de Javier a Sangüesa. El emplazamiento está a 600 m de altitud, y Javier a 465.
"Desde aquí se ve todo el entorno, algo que explica por qué hubo un asentamiento de tipo defensivo, de vigilancia. Para el siglo XI, época en la que se levantó la torre del homenaje del castillo de Javier, el poblado ya estaría abajo", repasó Xabier Guindano.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora