Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

economía

La zona de Sangüesa a Aoiz pierde 208 empresas en 7 años y pide respaldo

  • Empresarios y ediles se reunieron el viernes con el vicepresidente Ayerdi para plantear demandas

Empresarios y alcaldes de la zona, con el vicepresidente Ayerdi en la casa de cultura de Sangüesa.
Empresarios y alcaldes de la zona, con el vicepresidente Ayerdi en la casa de cultura de Sangüesa.
ASER VIDONDO
  • ASER VIDONDO. Sangüesa
Actualizada 29/02/2016 a las 06:00
Un mayor respaldo a la economía y empresariado local, al turismo, a las infraestructuras y al transporte. Son las líneas generales de las demandas planteadas el viernes por empresarios y representantes locales de las zonas de Sangüesa, Lumbier y Aoiz al vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno foral, Manu Ayerdi. Un encuentro celebrado en la casa de cultura sangüesina, en el marco de la ronda de visitas por comarcas impulsado desde el Ejecutivo, que congregó a unas 30 personas.

Ayerdi recordó algunos datos como que “la previsión macroeconómica marca para Navarra un crecimiento en 2016 del 2,9%, similar al de 2015”, y con el objetivo de “crear 6.000 empleos”. No obstante, dijo preocuparle datos como que en la zona de Sangüesa, Lumbier y Aoiz se hayan perdido entre 2009 y 2015 hasta 208 empresas, pasando de 914 a 706, “si bien en el último año se han creado 30”.

Frente a una media de parados en Navarra del 14,7%, ésta es del 12,7% en el área de Sangüesa, del 11% en Aibar-Cáseda, del 10% en la cuenca de Lumbier y del 16,8% en la de Aoiz. Subrayó “perspectivas positivas” para el empleo por varios proyectos previstos como la mina de potasa de Geoalcali o la ampliación de negocio de Goikoa en Sangüesa, la vía verde del Irati o el vivero de empresas de Lumbier.

Ante esto, señaló que “el Gobierno quiere una Navarra fuerte en lo económico y competitiva, pero también cohesionada en lo social, sin diferencias descomunales entre territorios y cuidadosa con el medio ambiente”, y remarcó que en 2016, con diferentes estudios y análisis, se planificará “todo lo que se hará de 2017 a 2019”. De ahí que se esté acudiendo a las comarcas para “conocer necesidades”.

EDILES Y EMPRESARIOS

Nueve de los asistentes a la cita plantearon sus demandas o inquietudes. El alcalde de Sangüesa, Ángel Navallas (APS), reclamó por ejemplo un plan estratégico para la Merindad ante el paro y el envejecimiento, poder contar con banda ancha de acceso a internet y mejorar la conexión con la autovía y concretar el desarrollo de suelo industrial previsto en su día ya que “quizá haga falta ahora con el proyecto de mina” . Por su parte, la edil de EH Bildu de Sangüesa Jone Usoz recordó que su grupo propuso al Gobierno “elaborar un estudio sobre el impacto socioeconómico ante la posible llegada de la mina”. Y la alcaldesa de Lumbier, Rocío Monclús (AIL), reclamó “mayor apoyo oficial a los pequeños emprendedores, un sector importante en estas zonas”.

Ya a nivel de empresarios, el portavoz de una firma agroalimentaria manifestó la necesidad de apoyar a nivel educativo el inglés, “clave en las empresas para la internacionalización”, y echó en falta “una labor facilitadora de la Administración para entrar a otros países”. Otro empresario del comercio echó en falta “la figura de un facilitador de cara a cumplir la normativa y acceder a financiación desde pequeñas empresas”, y pidió “que se ponga en valor a los pequeños artesanos agroalimentarios”.

La responsable de un establecimiento turístico dijo que “preocupa la estacionalidad del turismo y la necesidad de profesionalizar la mano de obra”. Valoró que el proyecto de mina “puede ser bueno para que algunos pueblos pequeños no desaparezcan” y que “el Gobierno no debía haber tocado los actos oficiales del día de San Francisco Javier, en Javier, o del Premio Príncipe de Viana, en Leyre”. Otra empresaria turística opinó lo mismo sobre esos actos, y pidió que el futuro plan de turismo “vertebre mejor” y que haya “mayor promoción” para la comarca.

Finalmente, un arquitecto urbanista reclamó “mecanismos de implantación directa para pequeñas empresas en los pueblos” y “analizar desde el punto de vista de la ordenación territorial el impacto que tendrá la mina”. Y una vecina de Los Pintanos (Aragón) consideró que la mina “creará afecciones graves e irreparables” y que “aún se está a tiempo de reflexionar”.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE