Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

SOLIDARIDAD

El mejor 'fruto' de la huerta sangüesina

La iniciativa ciudadana ‘La huerta de Sangüesa solidaria con el comedor social París 365’ ha recogido casi 8 toneladas de hortalizas en dos años

Voluntarios de la iniciativa sangüesina, en su visita de finales de 2013 al comedor social pamplonés París 365.
Voluntarios de la iniciativa sangüesina, en su visita de finales de 2013 al comedor social pamplonés París 365.
  • ASER VIDONDO. Sangüesa
Publicado el 24/11/2014 a las 06:00
"Muchos pocos hacen un mucho”. No podría haber mejor lema para ellos. Unos de aquí, otros de allá, todos supieron arrimar el hombro y, emergiendo desde la nada, llegar muy alto con una acción sencilla pero ambiciosa, que demuestra el compromiso de la ciudad con los más débiles. “Quizá aún, en caliente, no seamos muy conscientes de la fuerza que tiene todo esto”. Lo dice Eneko Ojer Toro, de 35 años y uno de los impulsores de la iniciativa ciudadana ‘La huerta de Sangüesa solidaria con el comedor social París 365’. Entre las dos primeras campañas, las de 2013 y 2014 , se han recolectado casi 8 toneladas de hortalizas. Y con ellas se han logrado servir, como plato central o como guarnición, unas 22.000 comidas y cenas en el comedor pamplonés, y completar centenares de cestas básicas para familias. La iniciativa recibió el viernes el galardón de ‘Mejor Práctica’ en los VIII Premios de buenas prácticas en desarrollo local sostenible del Gobierno de Navarra.

Todos los jueves entre julio y noviembre, por la tarde, un local de la antigua casa de los médicos cedido por el Ayuntamiento abre sus puertas, y hasta allí acercan productos de sus fincas decenas de hortelanos de la ciudad. “En principio se valoraba que la gente trajera excedentes, pero ya este segundo año hay vecinos que nos dicen que ponen de más para poder traernos más producto”, destaca una de las 19 voluntarias de la iniciativa, Mariví Ojer Elizalde, de 64 años. “Y hay que destacar la calidad del producto que se recibe, pues son cosas que se ponen para casa. Todo muy ecológico. A veces vienen con caracolillos y todo”, apostilla Carmen Mendióroz Arnaiz, de 53 años.

“Por desgracia hay una realidad que demanda cada vez más iniciativas sociales de este tipo, y es muy bonito que Sangüesa haya sabido responder”, apunta por su lado Isabel Belzuz Arilla, otra voluntaria de 57 años.

En la campaña de 2013, el principal producto entregado fueron patatas, con 502 kilos, seguido por los pimientos (331,5 kilos) y las calabazas (384). En la de este año, a falta del cierre definitivo de las aportaciones pues aún no ha habido importantes heladas y se prevé seguir recogiendo, destacan de momento los 1.162 kilos de patatas, 584 de tomates y 527 de calabazas. Se han recibido más de 35 tipos diferentes de productos. “Como curiosidad, entre todos los tipos de verduras o frutas, destacó la recepción de azafrán en 2013”, indica Eneko Ojer.

100 KILOS YA EL PRIMER DÍA

“El 18 de julio de 2013 fue nuestro primer día, y teníamos miedo de no recibir nada, pero ya entonces recogimos más de 100 kilos de alimentos, una buena señal. Después, la labor de los voluntarios, el boca a boca entre hortelanos, y la colaboración del consistorio, Cederna Garalur, el párroco y diferentes asociaciones y personas han ayudado a que la iniciativa crezca”, indican los voluntarios.

Iñaki Etxegoien Plano, sangüesino de 67 años, es uno de los hortelanos que ha aportado producto. “Yo he traído acelgas, calabazas, peretes, calabacín, borraja, berenjenas... Un poco de todo, y lo que había en cada momento”, destaca. “La clave del éxito ha sido el boca a boca, lo que unos preguntaban y lo que otros les contaban. Daba igual si tenías poco que aportar, mientras tuviera calidad”, considera.

El producto se recoge cada jueves por la tarde, y los viernes por la mañana llega a la ciudad una camioneta del París 365 para trasladarlo a Pamplona. “No pasan ni 24 horas desde que se recoge de la huerta y puede ser preparado y servido”, destaca Joaquín Grau Tasa, concejal de Medio Ambiente y también voluntario, de 58 años. Además, apunta que el consistorio cederá un terreno comunal en Baratiñones para ser gestionado por voluntarios de la iniciativa y obtener productos también para el comedor social París 365.

Eliana Alemán Salcedo, coordinadora de proyectos del centro pamplonés, destaca “el vínculo tan especial que se ha creado entre el comedor y los sangüesinos”. Afirma que el año pasado en el periodo de julio a noviembre dieron 6.797 comidas, 3.896 cenas y 490 cestas básicas para casa donde las hortalizas sangüesinas estuvieron muy presentes. Este año, de julio a octubre, el dato es de 7.524 comidas, 3.458 cenas y más de 250 cestas. En cada uno de los casos, se atendió en el comedor a más de medio millar de usuarios. “Les estamos muy agradecidos, nos ayudan a que podamos dar una alimentación adecuada y con un producto de la tierra de calidad”, indica.

La iniciativa, más allá del citado premio del Gobierno foral, ha sido seleccionada y participará en un concurso sobre buenas prácticas de las Naciones Unidas (ONU). “Es algo increíble, pero lo más importante es que contamos con la labor de mucha gente que, desinteresadamente, ocupa su tiempo libre para ayudar a los demás”, dice Eneko Ojer. Y sentencia: “Regalar algo que requiere un esfuerzo considerable producir a quien lo necesita para comer; ahí radica lo increíble de esta idea. Es una de esas cosas por las que te sientes orgulloso de ser de Sangüesa”.
volver arriba

Activar Notificaciones