Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ESTE SÁBADO

Los vecinos de Lerga celebran la "reconquista" de Abaiz

Un centenar de personas ha almorzado y escuchado a su alcalde, Ignacio Iriarte, quien se ha felicitado por esta "victoria sobre los traidores y los mentirosos"

  • EFE.PAMPLONA
Publicado el 13/10/2012 a las 12:37
La localidad de Lerga, con una población de derecho de 75 habitantes, celebra este sábado la "reconquista" de Abaiz después de que el Arzobispado comunicara su renuncia a hacerse con la propiedad de este lugar.

Una renuncia que este sábado los vecinos de Lerga festejan con dos actos, uno en su pueblo y otro en Abiaz.

En este último lugar un centenar de personas han almorzado, lanzado cohetes y escuchado a su alcalde, Ignacio Iriarte, quien se ha felicitado por esta "victoria sobre los traidores y los mentirosos", ha dicho a Efe, al tiempo que ha dado las gracias al pueblo por su apoyo, igual que a la Plataforma por el Patrimonio Navarro.

A partir de las dos y media de la tarde está prevista además una comida popular en el único bar que tiene Lerga, una sociedad, a la que han confirmado su asistencia 54 vecinos.

Situada a unos 50 kilómetros al sureste de Pamplona, el año pasado comenzó el conflicto entre esta localidad y el Arzobispado cuando éste registró la propiedad de Abaiz, un despoblado que incluye una iglesia en ruinas.

El alcalde Ignacio Iriarte y los vecinos de Lerga se enfrentaron a esta decisión pues consta registralmente que en 1927 el despoblado fue vendido por su propietario, el Duque de Granada, a una sociedad formada por vecinos de Lerga.

Junto al camino legal emprendido para recuperar este lugar, los vecinos de Lerga además dejaron de ir a misa por considerar al párroco culpable en gran medida de sucedido y por la misma razón el pasado mayo le pidieron que no acompañara al pueblo en la tradicional romería a Ujué.

Fue en agosto, en vísperas de las fiestas patronales, cuando el Arzobispado dio entrada en el Registro de la Propiedad de Aoiz a una solicitud de cancelación de la inscripción de la finca 1.398 de Lerga, donde se ubica la iglesia de Abaiz.

Un documento que el propio párroco llevó en mano al alcalde de Lerga al tiempo que aseguraba que había sido él quien había solicitado a sus superiores que tomaran esta iniciativa para vivir las fiestas en paz y terminar con el conflicto.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE