Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

FIESTAS

Pescadores, indios y el mismo Drácula, en los carnavales de Leitza

  • Entre los disfrazados, llamaba la atención una pareja de ‘capirotes’; dos personas vestidas con túnicas largas y coloridas, la cara tapada y sombreros altos
  • La lluvia, que llevaba tres días regando los prados de la villa, también se ha disfrazado de fantasma para los carnavales

Carnavales en Leiza (I)
Una pareja disfrazada con capirotes en el desfile de carnavales de Leitza
CHALMETA
  • PAULA ZUBIAUR.LEITZA
Actualizada 27/01/2012 a las 15:05
Un coche convertido en un carromato del Oeste y más de un camión transformado en el castillo de Drácula o en un barco pesquero recorrieron este domingo 22 de enero a mediodía las calles de Leitza durante el segundo día de carnavales que se celebra por todo lo alto en esta villa navarra y en el que hasta la lluvia se ha disfrazado de fantasma.

Entre las trabajadas carrozas, se intercalaban cuadrillas de 'hippies', de indios, de trogloditas y payasos, un gimnasio ambulante o un búnquer con soldados de guerra. Además, a ambos lados de la calle por la que cruzaba el desfile de carnavales, se veían grupos mexicanos, cervezas con piernas y brazos, personajes de Disney y el 'lado más humano' de corderos, pavos reales y otros animales.

Entre los disfrazados, llamaba la atención una pareja de ‘capirotes’. Dos personas vestidas con túnicas largas y coloridas, la cara tapada y sombreros altos con forma de cucurucho por los que salían alambres con guirnaldas de colores y plumas de buitre.

Además de la música que salía de algunas casas y traía consigo vestigios de una noche larga, en el desfile se ha podido escuchar de todo: una banda con tambores, trombos, trompetas, a las órdenes un director; flamenco y uno de los top ten musicales del momento: la canción portuguesa 'eu seu te pego', que se repetía en el gimnasio ambulante como en una clase de 'spinning'.

La lluvia, que llevaba tres días regando los prados de la villa, también se ha disfrazado de fantasma para los carnavales. Pero, aunque ésta aparecía y desaparecía sin terminar de asustar a los leitzarras, la temperatura, cercana a los diez grados, les ha animado a las carrozas y cuadrillas a repetir el camino del desfile, algo parecido a lo que ha estado haciendo el tren Txu-Txu durante toda la mañana.

Las fiestas siguieron el lunes 23. El plan: la recolecta de dinero por los caseríos del pueblo para recaudar dinero que se destina a la sociedad Aurrera, organizadora de estas fiestas.




Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE