Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

La A-15 llega a San Sebastián tras la apertura al tráfico en Andoain de una variante

La reordenación viaria permite además enlazar con el Segundo Cinturón dentro de la A-8, que llega hasta la frontera

  • NATXO GUTIÉRREZ . SAN SEBASTIÁN
Publicado el 23/03/2011 a las 01:02
La ordenación viaria del entorno de San Sebastián dio ayer un salto cualitativo con la apertura al tráfico, a las 14.00 horas, de la variante de Andoain. Se trata de un vial de 2,2 kilómetros, integrado en la denominada autovía del Urumea, que desemboca en la capital guipuzcoana y que desde ayer adquiere la nomenclatura de A-15. El cambio de denominación responde a la idea de prolongar la autovía, hoy día con final en Andoain.
En el caso de los conductores procedentes de Navarra, la nueva alternativa de acceso a San Sebastián se localizará tres kilómetros después de la actual salida de la A-15, en Andoain.
Si bien la unión definitiva por autovía de Pamplona y San Sebastián no será realidad hasta la construcción de una variante a los tres kilómetros de la N-1 que siguen siendo parte de la ruta entre ambas capitales, la nueva denominación de la autovía del Urumea revela su condición de eje en la conexión de las dos ciudades. Tras la apertura de ayer de los 2,2 kilómetros de calzada en Andoain, discurre por 13 a lo largo de Urnieta, Hernani, Astigarraga y Martutene, Loyola, Amara, estos tres últimos puntos dentro ya del término municipal de San Sebastián. En cuestión de tiempo, completar toda la carretera supone un cuarto de hora.
Evita las curvas de la N-1
Además de un ahorro de tiempo, otra de las ventajas que les reportará en sus desplazamientos será la posibilidad de eludir la sucesión de curvas de Lasarte-Oria, convertidas en un embudo de difícil tránsito en épocas del año, como el verano, en que se registran retenciones por la alta densidad de la circulación.
El único pero de la solución del Urumea es el estrechamiento de la calzada, a la altura de Hernani. Hasta comienzos de 2013 no estará desdoblado este tramo, que obliga a aminorar la marcha de los vehículos de 110 a 80 kilómetros por hora.
El desdoblamiento de la variante de Hernani dará continuidad a una ruta que, en un futuro próximo, absorberá 30.000 vehículos que transitan a diario por el tramo más saturado de la N-1.
El acto protolocario de ayer, presidido por el diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano, permite completar la denominada Rotondade San Sebastián, un entramado de carreteras en forma circular que establece una interconexión entre las principales rutas de comunicación alrededor de la capital guipuzcona.
De esta red forma parte el Segundo Cinturón, integrado en la A-8 (Bilbao-Behobia) y con enlace en Astigarraga con la autovía del Urumea. De este modo, el conjunto dibuja una nueva alternativa para acudir desde Pamplona a Francia. La opción a la N-121-A discurre por la A-15, N-1, variante de Andoain (autovía del Urumea, desde ayer A-15) y Segundo Cinturón (A-8) hasta llegar a la frontera.
Culminada la reforma de sus últimos 20 kilómetros, la N-121-A se perfilaba como la ruta más rápida para llegar a la frontera desde Pamplona frente a la A-15. La diferencia entre ambas opciones es menor desde que a primeras horas de la tarde de ayer entró en servicio la variante de Andoain.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE