Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
EDUCACIÓN

Sunbilla ve inaplazable un nuevo centro escolar para sus menores

  • Parlamentarios visitaron el colegio público de la localidad para conocer in situ las carencias de sus instalaciones

Sunbilla ve inaplazable un nuevo centro escolar para sus menores

Miembros de la comisión de Educación del Parlamento, en una de las aulas del centro escolar de Sunbilla.

LUIS CARMONA
Actualizada 14/03/2016 a las 21:59
Etiquetas
  • LUIS CARMONA. SUNBILLA
Helene Rekarte, de 10 años, acude cada día al colegio público de Sunbilla minutos antes de las nueve de la mañana. Un murete de medio metro de altura delimita un pequeño patio, antaño una era, abierto a la calle Garaigarri, en la trasera del edificio de tres plantas. Tras una doble puerta que da acceso a un angosto pasillo, Helene se topa con unas vertiginosas escaleras que ha de subir para alcanzar el aula donde le esperan sus compañeros. Cuando alguno, debido a un esguince o percance, tiene impedimentos para caminar ha de acceder ayudado por profesores y amigos, al no contar el centro con ascensor. A derecha e izquierda de un estrecho pasillo están las aulas de Primaria, y en su interior una columna dificulta la distribución y resta visibilidad. A la hora del recreo, Helene debe descender de nuevo las escaleras hasta la planta baja, cruzar otras aulas y acceder al patio delantero, en el que, si el tiempo acompaña, podrán jugar al aire libre, aunque no cuenta con baño, ni fuente, ni columpios en condiciones.

Las expuestas son algunas de las carencias de la escuela de Sunbilla, donde están matriculados 93 escolares. Al estar dividida en dos edificios, que distan un cuarto de kilómetro el uno del otro, los doce profesores pierden además mucho tiempo en idas y venidas, lo que dificulta la coordinación y la interacción con el alumnado. Y por si fuera poco, los dos edificios están situados en calles muy transitadas por coches y vehículos agrícolas, lo que conlleva un gran riesgo para los sunbildarras más pequeños.

Todos estos problemas salieron a relucir ayer en una visita de la comisión parlamentaria de Educación que fue recibida por Marta Mariezkurrena, directora del colegio, y la alcaldesa Amets Inda (EH Bildu).

La directora entregó a las representantes políticas asistentes un informe en el que se detallan las necesidades imperiosas de contar con un nuevo centro educativo que resuelva de una vez las carencias que llevan arrastrando casi una década, desde que pasaron de cuatro a ocho unidades educativas. Ante la insistencia del equipo docente, el Ayuntamiento y los padres y madres, el departamento de Educación ha manifestado su voluntad de solucionar el problema, pero sin tomar una decisión.

UN PATIO ESCASO Y SIN CUBRIR

Helene y su compañera de colegio Oihan Lujambio, también de 10 años, lamentan que los días de lluvia -la gran mayoría- han de quedarse en el aula sin espacio para el juego porque el patio está sin cubrir. Cuando no llueve, tampoco pueden jugar con el balón o la pelota por lo escaso de su superficie, bordeada, además, por un cercado de alambre muy oxidado.

Los espacios son escasos a todos los efectos, al ser los mismos que albergaban anteriormente a cuatro unidades y servir ahora al doble. No existen salas de reunión, por lo que los encuentros con las familias se llevan a cabo fuera del horario lectivo y la orientadora y profesoras de apoyo se ven obligadas a trabajar con los alumnos en los pasillos. En la primera planta, el baño no tiene más de dos metros cuadrados y es utilizado por 28 alumnos y dos profesores. Aunque las aulas parezcan espaciosas, la sensación predominante es de hacinamiento, todos los huecos se aprovechan al milímetro.

FALTA DE AISLAMIENTO

El edificio de Educación Infantil, en la calle San Juan, es una construcción antigua con estructura de madera al que se accede a través de escaleras empinadas e inadecuadas para los alumnos de 3 años. Tiene problemas de humedades, que destruyen las tarimas de madera, generan moho y mal olor, y carencias de aislamiento, que disparan el consumo de electricidad y dificultan mantener la temperatura adecuada.

La alcaldesa incidió en la preocupación y dudas que muestran los vecinos al plantearse el presente y futuro de sus hijos por la inacción de Educación respecto al proyecto de construir un nuevo centro. Por su parte, Rakel Urtxegi, madre de una alumna de 4 años, presidenta de la Apyma y quien se ocupa de preparar la comida para los escolares, mostró el apoyo unánime de padres y madres a la solicitud de un nuevo centro realizada tanto por el equipo docente como por el Ayuntamiento.

Ante la inexistencia de espacio en los edificios escolares, la Apyma se encarga, desde enero de 2008, de gestionar el servicio de comedor que se ofrece en el antiguo bar del frontón municipal. Los 47 alumnos que a día de hoy requieren este servicio han de recorrer 320 metros por calles. Asimismo, este emplazamiento se utiliza para las clases de educación física, cuyas instalaciones y acondicionamiento del espacio resultan inapropiadas e insuficientes. Hay duchas, pero no se pueden utilizar, debido a la falta de medios y de adaptación a las condiciones necesarias para los escolares, a lo que se suma con frecuencia las crecidas del río Bidasoa junto al que se levanta el frontón.

Los próximos cursos Helene y Oihan acudirán a clase a Santesteban para cursar la ESO, pero les gustaría, al igual que a los profesores, a sus compañeros y a todos sus familiares y vecinos, que Sunbilla contara cuanto antes con una escuela en condiciones.
Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra