Alsasua

Rotundo éxito de asistencia en el día grande de las ferias de Alsasua

  • El sol y las altas temperaturas fueron protagonistas durante la jornada de ayer

Rotundo éxito de asistencia en el día grande de las ferias de Alsasua

Un grupo de ganaderos dirige las piezas de ganado por la plaza Los Fueros para mostrarlas al jurado en el kiosco de música.

Jesús Garzaron
0
Actualizada 20/10/2014 a las 08:28
Etiquetas
  • María Arbeloa. Alsasua
Multitud de vecinos se acercaron ayer a Alsasua para asistir a las ferias, que celebraban el día grande. El evento, como todos los años, tuvo lugar el tercer fin de semana de octubre, y en él se recogían la feria de productos artesanales y la feria de ganado

Ovejas, vacas y caballos compartieron durante la jornada de ayer las calles con productos artesanos de muy diversa índole. En la feria se ofrecía al público desde miel, caramelos y cencerros para el ganado, hasta talos de txistorra y sidra.

Familias, parejas y cuadrillas inundaron las calles alsasuarras animados por el sol y la buena temperatura que acompañaron a lo largo de toda la jornada.

Aprovecharon la ocasión para ver el ganado expuesto, saciar el hambre del mediodía con bocadillos y talos, y como no podía ser menos, eran muchos los que volvían a casa con un suculento souvenir gastronómico bajo el brazo.

En la feria de ganado participaron vecinos de toda la zona de la Sakana, con ovejas y vacas, pero el broche de oro lo pusieron los caballos, quienes participaban en un peculiar “concurso de belleza”. En él participaron 19 ganaderos, con un total de 66 cabezas de ganado. Los premios se repartieron en siete modalidades, yegua con cría, yegua sin cría, potra de 1 a 2 años y de 2 a 3, potro de 1 a 2 años y de 2 a 3 y semental. 

Al concurso podían llevarse hasta 5 animales por ganadero y por cada uno de ellos los dueños recibían una dieta de 60 euros con la finalidad de incentivar la asistencia de participantes. 

Los caballos desfilaban guiados por sus dueños según su categoría, y se acercaban hasta el kiosco de música situado en el centro de la plaza Los Fueros. La zona se encontraba vallada para seguridad del público, que absorto miraba las piezas de ganado. Allí los miembros del jurado, atendiendo a ciertos parámetros de belleza basados en la morfología de los animales, iba descartando a los que no serían premiados, quedándose finalmente con los galardonados, que antes de retirarse del recorrido, hacían un paseíllo mostrando su belleza.

El año pasado el Ayuntamiento impulsó una mejora de los premios para fomentar la actividad en el evento. Los ganaderos asistentes al evento coinciden en que los premios nunca vienen mal, porque ayudan a crear cierta fama, lo que hace más fácil las ventas, pues se consigue prestigio.

La feria funciona a modo de escaparate, y es una forma de que los ganaderos muestren su género. La venta en el momento no suele ser lo más común, sino que se opta por el intercambio de teléfonos, y son los días posteriores cuando los ganaderos cierran las ventas. Los compradores prefieren tomarse con calma los la adquisición, y disfrutan del día de feria para observar la oferta.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE