bidasoa

Bera estudiará estos dos meses la sugerencia de cambiar el tanatorio

  • El consistorio analizará el informe del Defensor del Pueblo que plantea una ubicación alternativa 

Vecinos asistentes a la reunión de ayer por la noche en el Ayuntamiento de Bera.

Vecinos asistentes a la reunión de ayer por la noche en el Ayuntamiento de Bera.

n.g.
0
17/10/2014 a las 06:00
  • NATXO GUTIÉRREZ. Bera
La alcaldesa de Bera, Marisol Taberna (Aralar), anunció el martes el compromiso de su equipo gestor en el Ayuntamiento de estudiar el informe del Defensor del Pueblo con la sugerencia de buscar una alternativa en un edificio aislado para el nuevo velatorio de la localidad. La primera edil desveló sus intenciones en una reunión de cerca de una hora con algo menos de un centenar de vecinos del barrio de Iturlandeta, contrarios a la apertura de un servicio fúnebre debajo de sus viviendas. Más de 800 firmas avalan su petición de impedir su adecuación. El plazo de respuesta municipal al Defensor del Pueblo expira en dos meses. 

En la sesión de el martes, posterior a un pleno de veinte minutos de duración, la alcaldesa incidió en los motivos que hasta la fecha han impedido al Ayuntamiento atender la reivindicación vecinal: “Hemos actuado con responsabilidad y lo que hasta ahora se nos ha dicho es que no se puede anular la licencia”. 

Con su matiz se refirió a los consejos técnicos recibidos por los asesores urbanísticos de la corporación que dan por hecho la imposibilidad de revocar toda licencia urbanística que haya sido tramitada conforme a los dictados legales, como ha sucedido con el velatorio proyectado en Iturlandeta. 

El argumento municipal es rebatido por el informe del Defensor del Pueblo, al extremo de sugerir, según sus servicios jurídicos, una hipotética negociación con la promotora del velatorio -grupo Irache- en un intento de alcanzar a un acuerdo de cambio de ubicación. Un segundo compromiso obtenido por los vecinos de los representantes municipales fue su interés por conocer “las condiciones”, en palabras utilizadas por el teniente de alcalde, Jon Abril, del convenio de arrendamiento del local de la residencia de ancianos gestionado hoy día por el grupo Irache.

FALTA DE INFORMACIÓN

En su diálogo con el pleno del Ayuntamiento, hubo voces críticas de vecinos que reprocharon a la alcaldía “no haber sido informados” de las gestiones y el interés manifestado por la promotora que condujeron al proyecto en ejecución en Iturlandeta. 

Uno de los puntos de fricción en el debate estuvo en las diferencias de opinión sobre la ocupación de un bajo de vivienda para un velatorio. Según la alcaldesa, el Ayuntamiento ha obrado “con toda la responsabilidad. Tenemos diferentes percepciones de una misma cosa. Esto (por el velatorio) no es lo peor que puede pasar. Hay personas que padecen diferentes circunstancias en los bajos”. También dijo que “en los 20 años” de funcionamiento del actual servicio de la residencia “no ha habido quejas”. 

En el repaso a las tres últimas legislaturas, el grupo Irache -señaló Jon Abril- se ha interesado por conocer si había un local disponible para construir el velatorio, sin respuesta positiva a su demanda. “Todos ganaríamos con una nueva ubicación”, señaló un vecino como resumen.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE