Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Bera

El Defensor del Pueblo sugiere prohibir tanatorios bajo viviendas

Aconseja a Bera buscar otra ubicación para el velatorio cuestionado por un sector vecinal

El Defensor del Pueblo sugiere  prohibir tanatorios bajo viviendas
El Defensor del Pueblo sugiere prohibir tanatorios bajo viviendas
  • Natxo Gutiérrez. Pamplona
Publicado el 09/10/2014 a las 06:00
El Defensor del Pueblo, Francisco Javier Enériz, sugiere en un escrito remitido al departamento foral de Salud un cambio en el Reglamento de Sanidad Mortuoria de Navarra para que "se establezca que los tanatorios y velatorios se han de situar en edificios aislados o independientes de los residenciales". Su propuesta aparece señalada como una de las medidas adoptadas por su parte ante su mediación requerida por un grupo de vecinos de Bera en su oposición a la apertura de un velatorio debajo de sus casas en el barrio de Iturlandeta. 

Entre los argumentos que fundamentan su sugerencia, la institución que preside reconoce que la normativa en vigor en Navarra autoriza la instalación en plantas inferiores de bloques habitados, pero advierte igualmente que "la legalidad no es sólo un requisito único al que atender ciegamente por la Administración cuando la aprobación o la autorización de un uso, por legal que éste sea, puede llevar consigo el malestar de una gran parte de los vecinos y el deterioro de la convivencia social". En el caso particular de Bera, los críticos con el proyecto cuenta con el aval de 800 firmas en su rechazo a su desarrollo. 

En su exposición, el Defensor del Pueblo apunta al ejemplo adoptado en comunidades autónomas, como Castilla-León, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja o Madrid, con reglamentos que limitan la localización de dependencias fúnebres en "edificios de uso exclusivos funerario y aislados o independiente de otros". De igual modo muestra los casos existentes en Pamplona, Burlada o Lesaka, donde los servicios se erigen en inmuebles independientes. Tal circunstancia es señalada por el Defensor del Pueblo como prueba de respeto ante "una petición cultural, social y legalmente razonable" para que, como sucede con Bera, se determinen unas áreas exclusivas. 

Entre las actuaciones emprendidas, la propia institución sugiere al Ayuntamiento de la localidad modificar o anular la licencia del velatorio de Iturlandeta con un cambio de ordenanza y la pertinente indemnización con la sociedad promotora, perteneciente al grupo Irache. La compensación podría materializarse, según plantea, con la firma de un convenio que diese cobertura legal a la búsqueda de "otra ubicación más adecuada, aislada de las viviendas del entorno o próximas".

MATIZACIÓN DE LA LICENCIA 

En el caso particular, el Ayuntamiento, regido por Aralar, defiende que un cambio en la regulación municipal, que decretase una prohibición en bajeras, tendría un efecto posterior y, en ningún caso, afectaría al proyecto en curso. Los servicios jurídicos del Defensor del Pueblo rebaten este criterio al entender que una modificación urbanística puede acarrear consecuencias sobre "una licencia concedida con anterioridad". "La posición jurídica obtenida por el titular de una licencia urbanística -como expone en su informe- no se convierte en un derecho absoluto". 

En su consideración sobre el carácter "razonable" que, a su juicio posee la reivindicación vecinal de cambio de lugar, entiende que un traslado "no hubiera comportado el malestar social que se ha generado en tan elevado número de vecinos, principalmente de los residentes en los edificios de viviendas próximos o en que se sitúa el tanatorio en cuestión. La menor conflictividad social percibida (aunque existan excepciones) cuando la ubicación se ha llevado a cabo en un edificio independiente apoya el acierto de la petición formulada por los vecinos". 

Otro acento en el que se ampara el informe revela que los velatorios y tanatorios "generan residuos y materiales desechables, que han estado en contacto con los cadáveres, sujetos a la normativa de residuos, amén de los actos que conllevan el traslado de los cadáveres, las visitas de familiares, la presencia de féretros y coronas mortuorias, la presencia de vehículos funerarios, etc". La instalación de Iturlandeta contó con el visto bueno de Salud.
volver arriba

Activar Notificaciones