Mancomunidad de Sakana

La adjudicataria de una obra de agua reclama 1,3 millones a Sakana

  • La mancomunidad tramitó dos proyectos y el Gobierno foral redujo 294.985 € de subvención

Aspecto parcial del Ayuntamiento de Lakuntza, localidad que se beneficia de la obra de conducción de agua

Aspecto parcial del Ayuntamiento de Lakuntza, localidad que se beneficia de la obra de conducción de agua

DN
0
27/06/2014 a las 06:00
  • NATXO GUTIÉRREZ Pamplona
La adjudicataria de la ejecución de la obra de conducción de agua Lakuntza-Arruazu-Uharte Arakil reclama por vía judicial 1.349.484 euros a la Mancomunidad de Sakana. La firma discrepa con el criterio adoptado por la asamblea general de la entidad comarcal "sobre la aprobación de certificación de obras y la penalización por retraso en la ejecución". La actuación fue adjudicada el 7 de febrero de 2012 por un importe de 1.021.048 euros, IVA excluido. A los tres días de iniciarse fue decretada su paralización "debido a la falta de autorizaciones de paso de propietarios de bienes en proceso de expropiación". El período de suspensión fue de seis meses y medio.

La asamblea de la institución supramunicipal acordó, por su parte, aplicar a la empresa "una penalización de 13.324 euros por retraso de 109 días en la ejecución de las obras". Los detalles aparecen recogidos en el informe que la Cámara de Comptos elaboró sobre la situación financiera de la mancomunidad en el ejercicio 2012 y que tildó de "saneada". El presidente de la institución fiscalizadora, Helio Robleda Cabezas, reiteró este calificativo en su comparecencia parlamentaria del martes, solicitada por el PP para dar cuenta del informe elaborado sobre el ente comarcal de la Barranca y Burunda, presidido por Bildu.

Las referencias contenidas en el documento a la obra de conducción Lakuntza-Arruazua-Uharte desvelan igualmente la doble tramitación que realizó la mancomunidad con la presentación "de un proyecto en el Gobierno de Navarra para su inclusión en el Plan trienal" y un segundo texto que sirvió de base en la licitación. "El coste total de ejecución de la obra previsto en ambos proyectos es similar, pero existen variaciones entre las unidades de obra y precios unitarios de las diferentes partidas", según Comptos.

A efectos de financiación, la obra había sido planificada para ser costeada con una subvención inicial del Gobierno foral de un máximo de 889.629 euros y un préstamo de 223.564. "El 31 de diciembre de 2013, el Gobierno de Navarra resolvió, debido a la modificación del proyecto, establecer con carácter provisional una disminución de la subvención en 294.985 euros", como aparece recogido en el informe de Comptos.

REPERCUSIONES ECONÓMICAS

Conforme recoge el propio documento, la espera de un posicionamiento judicial sobre el recurso interpuesto por la adjudicataria refuerza la "incertidumbre sobre las repercusiones que esta obra va a suponer a la mancomunidad, tanto sobre el coste de la misma como por su financiación". Tanto el PP como UPN expresaron a través de sus portavoces en la comisión parlamentaria de Administración Local su preocupación por esta situación. Por su parte, Maite Esporrín (PSN) mostró su disconformidad con los procesos de adjudicación de los servicios de autobús de fiestas y actividades de euskera, reducidos a fórmula directa o "de negociado sin publicidad".
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE