Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

caza

La crisis deja 6 puestos desiertos en la subasta de palomeras de Etxalar

  • La venta duró apenas veinte minutos y se pagaron entre 900 y 3.200€ por puesto
  • El Ayuntamiento de Etxalar ingresará 27.095 €, un 19% menos según lo previsto en el inicio

La subasta de palomeras se celebró este sábado, en apenas veinte minutos, en el Ayuntamiento de Etxalar.
La subasta de palomeras se celebró este sábado, en apenas veinte minutos, en el Ayuntamiento de Etxalar.
i.r.
  • i.r, extalar
Actualizada 10/09/2013 a las 06:01
La situación de crisis económica se dejó notar ayer más que nunca en la subasta de palomeras de Etxalar y hasta seis puestos quedaron desiertos. El resto de las palomeras se adjudicó por su precio de salida y no hubo tantos de puja en ninguna de ellas.

"En cincuenta años que llevo viniendo a esta subasta no recuerdo un resultado tan pobre", comentó un representante de la Sociedad de Cazadores de Etxalar, adjudicatario provisional de seis puestos. "La ubicación de los puestos no ha variado, palomas pasan, incluso más que otros años, pero lo que está resentido es el bolsillo", añadió.

El concejal del Ayuntamiento de Etxalar, José María Maya, indicó que otros años puestos que ahora se habían adjudicado por su precio de salida "duplicaban o triplicaban su valor en la subasta". El alcalde, Juan Mari Irigoien, que presidió la venta, echó de menos "caras conocidas y habituales en la subasta". Y otro de los presentes ayer, José Mari Telletxea, recordó que en el sexteo del año pasado se llegaron a pagar hasta 11.000 euros por uno de los puestos.


Situación muy distinta

Una situación muy distinta se vivió en el salón de plenos del Ayuntamiento de Etxalar. La subasta comenzó a las 12 horas y concluyó en veinte minutos. Junto al alcalde Juan Mari Irigoien; la secretaria, Izaskun Gortari, fue anotando cada uno de los adjudicatarios de los puestos y el alguacil y guarda del palomar, José Ángel Goienetxe, cantó los precios de salida y el número de cada uno: "¿Hay quién cubra? ¿Hay quién mejore?", repitió en cada puja. Cada tanteo era de 10 euros pero no hubo ninguno. La mesa se completó con los concejales José Mari Maya y Arantxa Zubieta.
En total, la venta de los puestos reportó 27.095 euros a las arcas municipales; 6.450 euros menos (una baja del 19%) que los previstos según el precio de salida de las 21 palomeras.

Según consta en el pliego de condiciones, la adjudicación es provisional y las pujas pueden ser mejoradas en el sexteo antes del viernes a las 12 del mediodía. La subasta definitiva está prevista para el martes 17 de septiembre a las 19 horas, donde se volverán a subastar los puestos mejorados en sexteo, si los hay, y las palomeras que han quedado desiertas.

Las 21 palomeras están dispuestas en el paraje Iarmendi de Etxalar, en el coto de caza 10.384. La temporada comienza el próximo 1 de octubre y la adjudicación de los puestos tiene vigencia hasta el final de la misma.

Entre las condiciones de la subasta consta que no se puede disparar antes de amanecer. Un toque de corneta indicará la prohibición de disparar y dos toques seguidos indicarán la libertad de disparar. A este respecto, una de las personas asistentes a la subasta quiso dejar constancia de que en algunos puestos no se oía bien la corneta y pidió al alcalde que se mejorara esa situación.

Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE