Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

tradiciones

Una romería hasta el cielo

San Donato es la ermita más alta de Navarra. A 1.494 metros se celebró este domingo la romería anual

Ampliar Una romería hasta el cielo
Una romería hasta el cielo
  • lydia pastor. Uharte Arakil
Actualizado el 14/08/2013 a las 06:01
San Donato y San Cayetano son sus santos titulares, aunque no se sabe por qué. Tampoco su origen ni su fecha de construcción. Pero la ermita más alta de Navarra, coronando el monte Beriain, sigue atrayendo cientos de fieles cada agosto. El día 7 o domingo posterior es la fecha en la que se celebra la romería a San Donato, a la que acuden personas de todos los valles cercanos tras subir los 1.494 metros hasta la cima.

A las nueve de la mañana del domingo, la localidad de Uharte Arakil amanecía vacía, no porque las sábanas se hubieran pegado, sino porque muchos de sus habitantes ya se encontraban en pleno ascenso al macizo. Los que fueron a pie, dos horas después de la caminata con un desnivel máximo de 860 metros, se encontraron con la ermita y el refugio. A las once se celebró una eucaristía al aire libre oficiada por Justo Lacunza, un misionero de Irañeta, y finalizó con la veneración de las reliquias de San Donato y Cayetano. "Ha sido todo un acierto hacerla fuera porque con todos los que estábamos no hubiéramos cabido dentro de la ermita. Ha sido una ceremonia muy emotiva", comentó Jose Mari Ustarroz, uno de los voluntarios y organizadores del evento, además de presidente de la Denominación de Origen Idiazábal y de la Cofradía de San Miguel de Aralar. Tras la misa, las más de 300 personas que acudieron a la cita se reunieron en la explanada donde se celebró un aperitivo, ofrecido por el Ayuntamiento de Uharte Arakil, acompañado por el café y las pastas que obsequió el Valle de Ollo. "La verdad es que esos termos de café aquí arriba se agradecen, pero lo que más vale es el detalle que tienen", reconoció Ustarroz. "Ha sido un día muy positivo y todos han disfrutado mucho. El tiempo ha acompañado y creo que desde la última inauguración de la ermita en 2005 ha sido el año que más gente ha venido", añadió.

VOLCADOS CON LA TRADICIÓN

El primer documento de reconstrucción de la ermita de San Donato data de 1642 y ya en aquellos siglos hay recogidas romerías. El mantenimiento de un lugar tan expuesto a las inclemencias del tiempo es duro. Por ejemplo, en 1888 una gran nevada hundió la ermita. Al final, son cientos de años de restauraciones y arreglos y nuevas edificaciones. La ermita que se rehizo en 1958, la cuarta edificación conocida, es la actual planta del refugio y las romerías desde ese año se realizan con cierto rigor. De hecho, son los propios habitantes del pueblo los que exigían al párroco que subiera a oficiar la misa. "Son ellos los que han mantenido viva la tradición", contó Ustarroz. También merecen una mención especial el grupo de voluntarios de Uharte Arakil que hace una labor de mantenimiento durante todo el año y que el sábado subieron a la ermita para limpiar y dejarlo todo preparado. "Ahora está todo cuidado y la gente que llega lo respeta más", explicaron.
Fue un punto de encuentro para todas las gentes de los valles cercanos y no tan cercanos, porque también hubo pamploneses y vascos que se acercaron este domingo hasta la ermita más alta de Navarra.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora