Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
COMARCAS

Esteribar y Baztan se disputan el monte donde Magna proyectó abrir una mina

  • La pugna entre valles se centra en 576 hectáreas por una indefinición de límites municipales
  • La falta de respaldo de Baztan causó la renuncia del proyecto en Erdiz, que apoyó Esteribar

Terreno perteneciente al paraje de Erdiz, disputado por Baztan y Esteribar

Terreno perteneciente al paraje de Erdiz, disputado por Baztan y Esteribar

archivo (mongay)
0
Actualizada 05/04/2013 a las 08:34
Etiquetas
  • NATXO GUTIÉRREZ.Elizondo/Zubiri
Erdiz, el paraje de 576 hectáreas que en 2008 fue el epicentro de una polémica en Baztan por un proyecto de mina de Magnesitas Navarras S.A. (Magna), vuelve a ser motivo de controversia. El origen de la actual disputa es la incógnita abierta el año pasado por el Ayuntamiento del valle de Esteribar con una petición de deslinde municipal para que se reconozca su derecho de titularidad. Su homólogo de Baztan defiende su condición de propietario al punto de haber interpuesto sendos recursos, uno de ellos elevado al Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) contra el acuerdo plenario adoptado por su vecino para iniciar una revisión de límites municipales.

Las diferencias sobre la propiedad encuentran un reflejo en la distinta actitud de sus respectivos responsables frente al proyecto de mina que Magna se vio abocado a renunciar. En medio de un clima de rechazo de ecologistas y un sector de la población, Baztan, regido entonces por NaBai, no dio un apoyo tácito a su desarrollo. Al contrario, las autoridades de Esteribar vieron en todo momento en la iniciativa una nueva oportunidad de crecimiento económico. Descartado Erdiz, Magna dirigió sus planes hacia Zilbeti, cuyo proyecto de mina está pendiente tan sólo del beneplácito de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Con estos precedentes, las actuales divergencias sobre Erdiz encuentran su punto de partida, según el concejal de Esteribar Ignacio Juvera (Agrupación Independiente Aldaketa), en un acta de cesión de propiedad a favor de Baztan de 1919. Según el repaso que el edil ha realizado a la documentación disponible, el valle beneficiario aceptó el acta "a cambio de renunciar a sus derechos de servidumbre de pastos y agua" sobre el resto de Erregerena y Quinto Real. Con los años, coincidiendo con la transferencia de montes a entidades locales, "Baztan no sólo no renunció sino que mantuvo sus derechos", según expone Juvera, como integrante de la denominada Mancomunidad de Erregerena, de la que forma parte junto a Eugi.

En el acuerdo plenario del año pasado para reivindicar Erdiz, Esteribar se amparó en el reconocimiento histórico de pertenencia anterior a ese acta de 1919 y en los trabajos de cartografía y planos que efectuó hacia 1928 o 1929 el Instituto Nacional Geográfico, que situó el paraje en cuestión dentro de sus lindes. Por la documentación manejada por las autoridades del valle, la última referencia cartográfica sobre Erdiz atribuida al propio instituto data de entonces.

Informe del Gobierno foral

"El problema -señala Juvera- es que no se han encontrado y es difícil que se puedan hallar las actas de reconocimiento de ambos municipios, en las que pudiese o no Esteribar haber cedido a favor de Baztan".

Así las cosas, Esteribar no dio su paso definitivo para solicitar un nuevo deslinde hasta pulsar la opinión del Gobierno foral en un informe de comunales. Sus conclusiones, antes que aportar una solución que hubiese certificado el derecho de uno u otro valle, añadieron más dudas al poner de relieve la indefinición existente en ese punto concreto entre los límites de ambas localidades. En medio de una duda legal, Esteribar llevó adelante su iniciativa de pleno. "Una cosa es clara y es que existen unos límites sin definir desde hace un siglo", remarca el concejal.

Sabedor del acuerdo en el municipio vecino, Baztan interpuso sus recursos, de cuya tramitación tuvo conocimiento el pasado martes la Junta General del valle. Los concejales, junteros, comisionados y alcaldes jurado de sus quince localidades atendieron la explicación de los motivos administrativos alegados: "No corresponde a ningún ayuntamiento" -en referencia al de Esteribar- "decidir cuáles son sus lindes. De ser así, Esteribar podía decir cuáles son los suyos y cuáles son los nuestros. Corresponde al Gobierno de Navarra decidir sobre esos límites y es necesario además un informe del Instituto Nacional Geográfico". El responsable municipal de Montes, Jon Elizetxe (Bildu), resumió el dilema creado con una sentencia: "Quieren Erdiz para ellos cuando es propiedad de Baztan".

Los miembros de la Junta se dieron por enterados de las gestiones emprendidas al respecto a la espera de las resoluciones, entre ellas, la que emita el TAN sobre uno de los dos recursos planteados en defensa de su patrimonio.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra