La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
Elgorriaga

Elgorriaga saborea los mejores hongos

El XXIII capítulo de la Cofradía del Hongo y la Seta de Navarra se celebró ayer en la localidad de Elgorriaga, donde se realizó un concurso de cocina de hongos que alzó a la Cofradía del Salmón de Bidasoa como ganador

03/10/2016 a las 06:00
Etiquetas
  • IZANÍA OLLO
En el frontón de Elgorriaga se respiraba ayer un olor especial que atrajo a muchos curiosos. En una decena de calderos humeantes se cocinaba, a fuego lento, un manjar que florece en los meses de lluvia: el hongo. La Cofradía del Hongo y la Seta de Navarra celebró ayer su XXIII capítulo con un concurso de cocina en el que la Cofradía del Salmón de Bidasoa se alzó, por segundo año consecutivo, con el primer puesto.

“El hongo es caprichoso”, contaba José Miguel Galarregui, presidente de la Cofradía del Hongo que actualmente forman 8 personas. “Este año está siendo muy bueno en la zona”, aseguraba. Sin embargo, que los ‘buscasetas’ puedan volverse a casa con unos cuantos ejemplares en la cesta, no significa que no haya que protegerlo. “Debemos seguir defendiendo el medio ambiente y todavía tenemos mucho trabajo por delante”. De momento, han comenzado un proyecto junto con el valle de Ultzama para potenciar la conservación del hongo.

Las papilas gustativas de muchos se derretían tan solo de pensar en llevarse a la boca un pedazo de hongo. Pero las normas del concurso estaban muy claras: prohibido dar a probar al público hasta que el jurado no pasase a valorar.

La Cofradía del Espárrago de Navarra lleva una década acompañando a la del hongo. Raúl Osacar, Jesús Sánchez y Adela Morcillo Díaz fueron los encargados de remover con la cuchara. “Queríamos echar espárragos, pero no nos dejan”, contaba Morcillo entre risas.

Otra de las sartenes humeantes era la de la Anaka, la cofradía cultural y gastronómica de Irun . Iñaki Berra Michelena, uno de los cocineros, aseguraba que “el secreto está en que el hongo suelte el agua, por eso es importante cocinarlo a fuego lento”. Compartía mesa con la Cofradía del Salmón de Bidasoa, que obtuvo el primer puesto del concurso.

30 AÑOS SIN PROBARLOS

Entre los apasionados de la micología se encontraba Javier Molina Garicano, pediatra. “Nací en La Coruña, aunque mi familia es de Pamplona. Desde pequeño tuve miedo de comer setas y hongos, porque pueden sentarte mal”, explicaba. Sin embargo, Molina se desenvolvía ayer perfectamente entre los platos cocinados para el concurso. “Un amigo del valle del Roncal me metió los hongos en la comida sin que yo me diese cuenta. Desde entonces como todos los que puedo”, aseguraba Molina.

El concurso San Virila al hongo de mayor peso no pudo celebrarse, ya que solo hubo un participante.

Una jornada como la de ayer estaba incompleta sin música. El coro de voces graves de Santa María la Real se acercó hasta Elgorriaga para amenizar el día. Pedro María Arraiz, director del coro, explicó que interpretaron “seis obras sudamericanas y vascas”. Lo hicieron durante la misa cantada en la iglesia parroquial de San Pedro y mientras el público comenzaba a notar cómo el estómago les pedía saborear los platos de hongos presentados.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra