Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Vecinos de Cárcar acompañan al nuevo obispo de Tarazona

La ceremonia, en la que tomó posesión el agustino recoleto, tuvo lugar en el Monasterio de Veruela

  • ARANTXA RUIZ . MONASTERIO DE VERUELA (MONCAYO)
Publicado el 20/03/2011 a las 02:02
El nuevo obispo de Tarazona, el agustino recoleto carcarés Monseñor Eusebio Hernández Sola, tomó posesión de su cargo ayer en la iglesia del Real Monasterio de Nuestra Señora de Veruela en una solemne ceremonia que comenzó a las once de la mañana y se prolongó durante tres horas. A la celebración acudieron medio centenar de obispos de toda España así como de Latinoamérica y Estados Unidos, además de otros 200 sacerdotes.
Además, decenas de personas de distintos puntos de Navarra se desplazaron también hasta el monasterio zaragozano. De hecho, desde Cárcar, localidad natal del religioso, partieron dos autobuses, uno de ellos de la parroquia con 55 vecinos, y el otro con familiares del nuevo obispo, así como varios vehículos particulares. Entre los asistentes se encontraba el párroco Gonzalo Rodrigo y el sacerdote Juan Antonio Díaz de Rada, además de representantes del ayuntamiento de Cárcar, con su alcalde Germán Ágreda a la cabeza.
También estuvieron presentes la madre del nuevo obispo, Aurea Sola, de 88 años; sus hermanos, Saturnino y Fermina, Ignacio y María Carmen, y Gracia y Pedro; y sus sobrinos Yolanda, Edurne y Eduardo, Laura y Carlos, Nacho y Patricia, Javier y Elena y Javier.
De todos los lugares
El monasterio cisterciense se llenó de fieles para la ceremonia de consagración. Los obispos asistentes procedían de diversos puntos de la península, así como de Italia, Estados Unidos, Brasil, Colombia, Costa Rica, Perú, Panamá, Honduras, Guatemala y Méjico.
El rito de consagración comenzó con la presentación del nuevo obispo. En ese momento se leyó públicamente la bula papal de nombramiento, un pergamino en latín con sello de la Santa Sede, que se leyó en castellano y fue mostrado al Colegio de Consultores y a todos los fieles. El consagrante principal preguntó a Eusebio Hernández Sola acerca de su voluntad de servicio en comunión con el Papa. El rito continuó con el ordenado postrado boca abajo en el suelo.
Posteriormente, los obispos consagrantes posaron uno a uno sus manos sobre la cabeza del ordenando para conferirle su nuevo ministerio, y posteriormente lo hicieron el resto de prelados. Después de la plegaria, Eusebio Hernández fue ungido con aceite y se le entregó el Evangelio como símbolo de la predicación.
Antes de sentarse en su cátedra, recibió el anillo, regalo de los quintos de Cárcar en el que aparece una pequeña imagen de la Virgen de Gracia, como símbolo de la unión con la Iglesia; la mitra, signo de su dignidad episcopal; y el báculo, como pastor.
Al final de la eucaristía, el nuevo obispo dio la bendición a los asistentes, acompañado por el Arzobispo de Pamplona, Monseñor Francisco Pérez González.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora