Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Los obispillos recorrieron Garínoain y Barásoain

Medio centenar de jóvenes de hasta 13 años participaron ayer en la tradicional fiesta de San Nicolás

  • SHEILA MUÑOZ. GARÍNOAIN/BARÁSOAIN
Publicado el 07/12/2011 a las 00:05
Rememorando una antigua tradición, que data de la época medieval, los más jóvenes de Barásoain y Garínoain celebraron ayer, festividad de San Nicolás, el día del obispillo.
Los habitantes más jóvenes de estas dos localidades de la Valdorba mantienen viva una fiesta en la que participan los escolares de hasta 13 años, pasada esa edad pasan a considerarse "mandones".
En total, alrededor de medio centenar de jóvenes de las dos localidades recorrieron las calles de sus respectivos pueblos.
Encabezados por los obispillos, que bendecían a quienes les abrían las puertas, cantaban y pedían "limosnas" con las que se sufragarán una cena. Además, los jóvenes de Barásoain donarán parte de lo recaudado a los afectados por el terremoto que asoló Haití en enero de 2010.
La tradición para elegir al obispillo se ha transmitido año tras año entre los jóvenes de los dos pueblos. Dos semanas antes del día de San Nicolás, los niños de cuarto de primaria se reúnen en la sociedad de cada pueblo y eligen al azar al obispillo del año con una baraja de cartas. El elegido es aquel que saque el as de oros.
En Garínoain, la suerte convirtió en obispilla a Claudia Oroz Izu, de 9 años de edad, quien, junto a otros 25 jóvenes, comenzaron el recorrido a las diez de la mañana.
"Los que mejor se portan a la hora de darnos dinero son las personas mayores. En algunas casas, ni nos abren la puerta pero nosotros seguimos insistiendo y pasamos por todas las viviendas", decían.
Tras el recorrido, que se prolongó hasta bien entrado el mediodía, todos los jóvenes comieron juntos en el campo y compartieron juegos. La fiesta en Garínoain se prolongará hasta mañana, día de la Inmaculada, con la celebración de la simbólica "matanza del gallo".
Donación para Haití
En Barásoain, la afortunada en el sorteo también fue una chica. Raquel Ezcurra Silanes, de 12 años, ejerció de obispilla acompañada de una veintena de jóvenes. Éstos aseguraron que los vecinos se estaban portando "bastante bien".
"De momento, casi todo el mundo nos ha dado algo de dinero y algunos caramelos", decían. Invertirán el dinero recaudado en una cena y, una parte, la destinarán a los damnificados de Haití, cuando se van a cumplir dos años del terremoto.
volver arriba

Activar Notificaciones