Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Las mujeres se hacen con la fiesta en Olite

El Ayuntamiento quiso destacar la labor desempeñada por las Hijas de la Caridad, a quienes homenajeó

  • SHEYLA MUÑOZ . OLITE .
Actualizado el 16/09/2011 a las 01:59
El protagonismo del tercer día de las fiestas de Olite recayó en las mujeres. Decenas de ellas se dieron cita a mediodía en la iglesia de las Clarisas, donde se celebró una eucaristía en su honor. Ataviadas de blanco y rojo impoluto, pronto llenaron todos los bancos dispuestas a disfrutar de su día de las fiestas. Algunas no pudieron acudir a la eucaristía, pero se mostraban igual de dispuestas a disfrutar de la jornada. Era el caso de Ana Mª López Urquijo. "Estoy esperando a unas amigas y como no sé cuándo van a llegar, no puedo entrar. Hoy es un día muy especial para nosotras, en el que nos olvidamos de las labores de la casa y sólo pensamos en la fiesta", decía.
Todos los años, en esta jornada, el consistorio de Olite rinde un homenaje a alguna mujer por la labor que desempeña. En esta ocasión, el Ayuntamiento quiso reconocer el trabajo que han llevado a cabo, y continúan llevando, las Hijas de la Caridad. Marta Perochena Sánchez, concejal de Igualdad, destacó el trabajo y servicio que esta comunidad ha desempeñado al cuidado de las personas mayores.
"La primera comunidad de Hijas de la Caridad surge en 1882, comenzando sus servicios en el hospital, a petición de don José Diego Tirapu, párroco de San Pedro. Con el paso del tiempo, fueron surgiendo nuevas necesidades y se abrieron las escuelas y el asilo, hasta que en 1840 se firmó la Contrata de Fundación", rememoró. La edil recordó que fue en mayo de 1992 cuando se fusionaron todas las obras.
Según dijo, en la actualidad, la comunidad está compuesta por cinco religiosas que prestan servicio de apoyo o voluntariado con los ancianos de la residencia. "Buscar la felicidad es el deseo de todo ser humano. El anciano es un ser necesitado y por eso es preciso acogerlo, escucharlo y comprenderlo. Como Hijas de la Caridad ésa es su misión y, nosotros, otorgándoles este pañuelo, les mostramos nuestro agradecimiento por todos estos años al servicio de nuestra comunidad", concluyó Perochena.
Cinco religiosas
Las cinco religiosas que forman la comunidad de Olite y que recibieron el homenaje son Mª Pilar Arbillas Salvador, Garbiñe González de Audicana, Ramira Aróstegui Garayoa, Celsa Gutiérrez y Carmen Urdangarín. Todas ellas recibieron un pañuelo de fiestas, con el escudo de la localidad de mano de las ediles Josefina Pozo, Gema Garro, Marta Perochena (UPN), y Eva Gorri (PP).
Mª Pilar Arbillas mostró su agradecimiento por la distinción. "En este pañuelo que recibimos queremos ver la esencia de Olite y su agradecimiento a las Hijas de la Caridad por todos los años que han desempeñado aquí labores de docencia, atención y cuidado de ancianos", señaló. También destacó "todo lo que significa" que el consistorio hubiera reconocido a las Hijas de la Caridad. "El pueblo de Olite, a través de sus representantes, nos dice que formamos parte y tenemos sitio en una sociedad plural", señaló.
El reconocimiento a las religiosas tuvo lugar tras la misa. Para concluir el acto, los presentes entonaron la jota Es morenica y galana, dedicada a la Virgen de Ujué.
Por la tarde, la plaza de toros acogió una charlotada en la que participaron los miembros del club de fútbol Erri Berri, ya que ayer también se celebraba su día.
Homenaje con sabor a despedidaEl reconocimiento que el Ayuntamiento de Olite brindó ayer a las Hijas de la Caridad con motivo del día de la mujer sirvió para que dos de las religiosas se despidieran de los vecinos. Y es que Mª Pilar Arbillas Salvador y Garbiñe González de Audicana, abandonarán en los próximos días la localidad y se marcharán a Pamplona, el nuevo destino que les han asignado. Sor Garbiñe dice adiós a Olite tras cinco años en el municipio mientras que Sor Mª Pilar ha estado tres. "Nos vamos muy contentas tanto por el homenaje que nos han brindado hoy como por el cariño que hemos recibido todo el tiempo que hemos estado aquí", señaló Arbilla. Ambas coincidían en señalar que la gente de Olite "es muy abierta" y la localidad "muy acogedora". "Hemos estado muy a gusto. Ahora tenemos que irnos a Pamplona pero siempre llevaremos a Olite en nuestro corazón".
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones