Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

La laguna de Pitillas se queda sin agua

  • Los responsables del observatorio dicen que no afectará a las aves y que hace 10 años ya sucedió

Imagen de la noticia

Fochas en el agua de Pitillas. ARCHIVO/SESMA

Imagen de la noticia

Imagen tomada ayer por la tarde desde la pasarela, con el observatorio de aves al fondo. ALBERTO GALDONA

Imagen de la noticia

Este grupo paseaba hace 8 meses por la misma pasarela durante una visita guiada con aspecto bien distinto. ARCHIVO/SESMA

1
Actualizada 16/10/2011 a las 02:05
Etiquetas
  • SHEYLA MUÑOZ . PITILLAS .

La laguna de Pitillas presenta un paisaje poco habitual. La estampa de un gran humedal se ha difuminado convirtiéndose en una llanura esteparia, más propia del paisaje de las Bardenas. La laguna se ha quedado casi sin gota, debido a la sequía causada por la ausencia de precipitaciones en la Comunidad foral. Esta carencia se ha hecho más notable desde agosto pero también con anterioridad, ya que durante los meses de invierno y primavera hubo excesivas precipitaciones.

Alberto Jiménez, de la sociedad de educación ambiental Ostadar y miembro del grupo de guías del observatorio existente en la laguna, explica que esta situación de sequía forma parte del ciclo natural del humedal. "No es un hecho aislado, ya que suele producirse cada 10 u 11 años. La última vez que se secó por completo fue en el 2002", cuenta. Entonces, según añade, el proceso fue más lento ya que estuvo dos años: "Parecía que se iba a secar pero finalmente remontaba, hasta que en 2002 se secó del todo. Esto es algo que no ha ocurrido esta vez. Desde enero, cuando había una profundidad de 90 centímetros, paulatinamente, el nivel del agua ha ido descendiendo lo que nos puede dar una idea del año tan seco que hemos vivido", indicó.

La laguna es una reserva natural de 216 hectáreas delimitadas. Sin embargo, en épocas en las que está llena del todo, ha llegado a superar el vallado y ocupar entre 250 y 300 hectáreas. La profundidad media del humedal oscila entre los dos metros y los dos metros y medio, que es la que alcanza cuando se encuentra llena en su totalidad. "El suelo es muy irregular, por eso es muy difícil hablar de profundidades concretas. Por eso, ahora mismo, todavía en algún punto se puede ver algún charco aunque en la práctica totalidad está vacía", señaló Alberto Jiménez.

Pese a que se trata de una estampa que pueda llamar mucho la atención, Alberto Jiménez aseguró que "no es un hecho alarmante" debido, añadió, a la época del año en que nos encontramos. "La situación sería preocupante si llegase el principio de la primavera, que es cuando tiene lugar la cría, y la laguna continuara seca. Sin embargo, ahora lo normal será que en noviembre haya alguna tormenta fuerte, venga algo de lluvia y que en invierno caiga alguna nevada en Ujué. Todo ello contribuirá a que, poco a poco, la laguna vaya recuperando el agua. Ahora mismo, estaríamos hablando de unos ritmos naturales por lo que no tendría que haber ninguna alarma".

La ausencia de agua, indicó, no afecta negativamente a las especies porque la temporada de cría ya ha pasado. "Las especies cuyo hábitat es la laguna podríamos decir que ya "saben" que en esta época las reservas de agua son menores. En cuanto a las aves migratorias que vienen del norte de Europa puede que se paren si encuentran algún pequeño charco o, por el contrario, al percibir la ausencia de agua, busquen otras balsas", relata Jiménez.

Un humedal que cobija a un centenar de especies, especialmente aves

De todas las especies que a lo largo del año habitan o pasan por la laguna, las aves son las de mayor presencia en el humedal. Existen especies sedentarias y que, normalmente, tienen en la laguna su hábitat natural. Éste es el caso de las fochas, los azulones, aguiluchos laguneroso zampullines. Otras, como ocurre con las garzas, sólo acuden a la laguna durante la época de cría -ésta se prolonga desde finales de marzo o principios de abril hasta, generalmente, mediados de julio-. En invierno, las que llegan al humedal son las aves migratorias, procedentes del norte de Europa, como los ánsares, los ánades silbones, los ánades rabudos o los patos cuchara. La laguna también constituye zona de descanso para algunas especies -bandos de grullas, diversas aves limícolas, ánsares o diferentes especies de anátidas- durante la época de la migración, en primavera y otoño.

Pero la laguna no sólo da cobijo a las aves, en su entorno también hay otros animales, como los mamíferos. Resulta difícil observarlos y saber dónde se encuentran aunque sus huellas dejan constancia de su presencia. Entre los mamíferos que habitan, tanto en la laguna como en los alrededores del humedal hay conejos, zorros, ratones, musarañas, tejones e, incluso, jabalíes.

Los reptiles también están presentes en su hábitat. Diferentes tipos de culebras conviven con otras familias de reptiles como lagartos o tortugas, sobre todo, el galápago europeo. A todas estas especies se suman el cangrejo rojo, diferentes tipos de insectos, arañas o crustáceos, entre otros invertebrados, que constituyen el alimento fundamental del resto de animales.

CLAVES

En 1971 se desecó para ponerla en cultivo

La laguna de Pitillas ocupa una extensión de 216 hectáreas en su mayoría pertenecientes al término municipal de Pitillas. Su origen es natural pero, a lo largo de los años, en su historia ha estado presente la mano del hombre. A principio de la década de los 70, en concreto a finales de 1971, se desecó ya que el Ayuntamiento de Pitillas de la época decidió sanearla y roturarla para ponerla en cultivo.

Se trató de una decisión motivada por la necesidad del momento. La población de Pitillas había decrecido considerablemente y se vio en la puesta en cultivo un gancho para que los vecinos no se marchasen a trabajar, y con ello muchas veces a vivir, fuera. Sin embargo, la extrema sequedad de la zona y la salinidad del terreno propiciaron que siguiese su evolución natural. La intervención de la Diputación Foral de Navarra hizo que, desde 1977, fuera considerada Refugio de Caza en su modalidad de Reserva Biológica. En 1987, fue declarada Reserva Natural.

En 1992, el Ayuntamiento vendió la laguna, que formaba parte del patrimonio comunal de la localidad, al Gobierno de Navarra, por 48 millones de las antiguas pesetas.

Años después, en 1997, se abrió al público el observatorio de aves. Su localización estratégica en el paso de las aves migratorias así como la presencia de especies consideradas "de importancia" provocaron su inclusión como Reserva Natural dentro de la Red de Espacios Protegidos de Navarra. Además, está catalogada como Zona Especial de Protección para las Aves y, desde 1996, forma parte de la Lista de Humedales de Importancia Internacional del Convenio de Ramsar. También, es Lugar de Importancia Comunitaria (LIC).

2002

LA ÚLTIMA VEZ que la laguna se secó por completo fue en ese año. Previamente, a principios de la década de los 90, el humedal volvió a perder toda el agua. Lo mismo ocurrió en septiembre de 1980 y, una década antes, en 1971, la laguna fue desecada ya que el consistorio pitillés de la época quería ponerla en cultivo. Finalmente, esto no fue posible y el humedal siguió su ciclo natural.

216 hectáreas

ocupa este humedal de origen endorreico (sin desagües), natural, ubicado entre las localidades de Pitillas y Santacara. En las épocas en las que está llena del todo puede alcanzar hasta las 250 o 300 ha. Su profundidad media oscila entre los dos metros y los dos metros y medio.

Claves

El horario de apertura del observatorio varía en función de la época del año. Así, en primavera, entre el 1 de marzo y el 15 de julio, abre los fines de semana, puentes, vacaciones y festivos en horario de 10 a 14 h., y de 17 a 20 h.; en verano, desde el 16 de julio al 15 de septiembre, de todos los días, salvo los lunes por la mañana, de 10 a 14 h., y de 17 a 20 h. Finalmente, en otoño e invierno, desde el 16 de septiembre hasta el 28 de febrero, los fines de semana, puentes y vacaciones, de 10 a 14 h. y de 16 a 18 h. Para concertar visitas guiadas para grupos o cualquier otra información se puede llamar al teléfono 619463450.

Etiquetas
Selección DN+


  • Ingeniero
    (16/10/11 10:26)
    #1

    La laguna de Pitillas no es endorreica ni natural. No quiero poner en cuestión su alto valor ecológico y estratégico como eslabón en la ruta migratoria de las aves. Pero dicho esto, hay que decir que por mucho que lo repitan algunos, la laguna de Pitillas no es endorreica. Este concepto se aplica a las masas de agua que por su situación topográfica, no tienen una salida natural (endo-hacia adentro, y rrea-corriente) como por ejemplo ocurre en Gallocanta. La laguna de Pitillas tiene una salida clara a través de un barranco hacia el río Cidacos, controlada por una represa y una compuerta para evitar que se vacíe. Por otro lado, los aportes tampoco son completamente naturales, porque se llena gracias en parte a un barranco que baja de la Sierra de Ujue hacia el Cidacos y que se desvía hacia la laguna mediante un canal artificial. Su situación natural, sería la de un pastizal salobre, con mal drenaje natural, temporalmente encharcado en invierno, pero seco en verano, como hay tantos en Navarra. Y ya puestos a hablar de la situación de sequía que sufre, no hay que olvidar la posibilidad de abastecerla si llegara a ser necesario, desde el Canal de Navarra sin coste alguno Seguiría siendo igual de "natural" que ahora

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra