Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

FIESTAS DE OLITE

El vuelo aventurado de las olivas

  • La calle de Medios, de Olite, acogió la segunda edición del concurso de lanzamiento de huesos de aceituna, organizado por la peña La Nueva, que contó con 45 participantes y que ganó Ángel Sánchez

Imagen de la noticia
David Valencia Elduayen, lanzando el hueso de aceituna. ARALUCE
  • G. ARALUCE . OLITE
Actualizada 18/09/2011 a las 04:07

ADavid Valencia Elduayen, natural de Olite y de 37 años, no le gustan las aceitunas. Su sabor, "fuerte" y "desagradable", podría haber sido un impedimento para participar en el concurso de lanzamiento de huesos de oliva de Olite, organizado por la peña La Nueva. Sin embargo, Valencia encontró una solución para no dejar de concursar. "Mi hija Irati, de 3 años, se come la aceituna y después me da el hueso a mí", explicó. "Son fiestas y no hay que dejar de ir a las cosas que hay organizadas", agregó.

45 personas se inscribieron, de forma gratuita, en la segunda edición de este concurso, celebrado junto a la plaza de Carlos III el Noble. Decenas de personas, apostadas a ambos lados de la calle de Medios, aplaudieron las habilidades de los participantes. Los huesos de oliva quedaron repartidos a lo largo del asfalto, en el que se dibujaron señas con tiza para indicar las distancias de los lanzamientos.

Alan Alonso del Pozo, de 8 años, se sentó en el bordillo de la acera, junto a los participantes, para poder seguir el transcurso del acto. Su mirada seguía el vuelo aventurado de los huesos de aceituna, su boca abierta demostraba sorpresa al ver marcas superiores a los diez metros. "Me gustan las aceitunas, pero yo no puedo lanzar el hueso tan lejos", reconoció.

Con entusiasmo, Alan Alonso aplaudió el lanzamiento de Carlos Ulibarrena Nuin, de 25 años, que alcanzó los 10,94 metros. "El año pasado me apunté pero se me pasó la hora", comentó el joven. "Estaba de cañas con los amigos y ni me di cuenta de que me llamaban", explicó riéndose este socio de la peña La Nueva y de la Asociación Juvenil de Olite.

Alberto Muruzábal Lorea, uno de los organizadores de la competición, se encargó de comprobar las distancias de los proyectiles. Su labor se complicó cuando los huesos cayeron en pequeños charcos o grietas del asfalto. "Empezamos con esto el año pasado. Veíamos que en otros pueblos lo organizaban y nos pareció que podía ser muy entretenido para nuestras fiestas", comentó. "La gente disfruta, se ríe y lo pasa bien en este espacio de tiempo que hay justo antes de la comida".

17,45 metros ganadores

La gran cantidad de público dificultó que algunos de los seguidores pudieran apreciar el lanzamiento de Ángel Sánchez. De puntillas, quienes estaban en una segunda fila trataron de adivinar a qué distancia había lanzado su hueso este participante. "¡17,45 metros!", exclamaron los organizadores. Esta marca le sirvió a Sánchez para hacerse con la primera posición y con los 100 euros de premio. Jorge Sola (ganador el año pasado) quedó en segunda posición, un puesto premiado con 50 euros. Carlos Zando, tercero, recibió 20 euros.

"Aunque no me gustan las aceitunas, pero es muy divertido", advirtió Iván López González, de 8 años. "Pues a mí me gusta más el bingo", agregó Leonor Cerdán Vélez, de 10 años.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE