Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

TRADICIONES

El legado de los arrieros

  • Las cofradías de San Antón de Urdiain y Bakaiku, fundadas en el siglo XVII, renuevan su devoción

Imagen de la noticia
Los cofrades de Urdiain entonan el himno de San Antón a la conclusión de la misa. N.G.
Imagen de la noticia
Miembros de la cofradía de Bakaiku, en la instantánea de grupo a la salida de la parroquia de San Juan. N.G.
  • NATXO GUTIÉRREZ . URDIAIN/BAKAIKU
Actualizada 22/01/2012 a las 00:04

ACUDEN fieles a una tradición que hunde sus raíces en una época de trajín comercial por la sierra de Urbasa, cuando los arrieros deambulaban con sus caballerizas y yuntas como enlace entre la meseta y el mar. Sus herederos en la devoción al patrón de los animales conservan su legado en Urdiain, Bakaiku e Iturmendi. Las cofradías de los dos primeros términos renovaron ayer su compromiso en la espera de que su homóloga del tercero emule hoy su ejemplo.

La costumbre programa el encuentro anual el fin de semana próximo a la festividad del patrón con la perceptiva asistencia a misa y el repaso al balance del año tanto a nivel de bajas y altas como a efectos de contabilidad. La reedición de la tradición contempla la continuidad de la fiesta en torno a una mesa.

El guión recrea los principios fundacionales de un tipo de entidad social que en sus orígenes cuidaba de cada miembro y costeaba, sobre todo, las honras fúnebres en su despedida.

La historia pesa en su conservación. Los documentos dan fe de su existencia en el siglo XVII. En Urdiain, por ejemplo, los estatutos fundacionales datan de 1691 pero hay sospechas fundadas de su vigencia con anterioridad. Bakaiku registra cada movimiento que se produce en el seno de su cofradía en un tomo que amplía una serie iniciada en un libro de 1716.

Relevos anuales

En un ambiente distendido, acorde con una fiesta que se nutre de las tradiciones, las citas anuales, como la de ayer, sirven para dar cuenta del relevo en los cargos de responsabilidad. Así, por ejemplo, los cofrades de Urdiain atendieron al traspaso de mayordomos con la salida de Julián Etxeberria y Vitorio Ochoa y la entrada de Gurutz Zubiria y Pedro María Irigoien. Ambos recibieron la encomienda de coordinar a los 51 miembros que componen la base social. Dos altas, las registradas con los jóvenes Aritz Arbizu y Andrés Silvestre, ofrecen aires renovados a la entidad.

El nombramiento de mayordomo y velero certificó el traspaso de cargos en Bakaiku, donde un total de 101 cofrades conservan el legado de los arrieros. Ernesto Leiza desempeñará la encomienda de mayordomo. Le sucederá el próximo año Javier Galarza, según el orden establecido que viene determinado por la identidad del velero del ejercicio anterior. Entre traspasos de testigos, reuniones y comidas, San Antón fue santo de devoción.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE