Navidad 2014

El nacimiento de Jesús se revive en Peralta

  • El Belén viviente de Peralta no pudo tener todas las calles entoldadas debido al riesgo de lluvia

El telar situado en la plaza Emilio Rodríguez y sus voluntarias.

El telar situado en la plaza Emilio Rodríguez y sus voluntarias.

galdona
0
31/12/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • beatriz díaz. Peralta
Belén se trasladó el domingo a Peralta como cada año desde hace 16. Gracias a la colaboración de unos 200 niños y alrededor de 100 adultos, el pueblo celebró la Navidad reviviendo el pasaje del nacimiento del niño Jesús. A pesar de las adversidades climatológicas, con temperaturas alrededor de los 3 grados y riesgo de lluvia, el calor de los voluntarios y de los visitantes favoreció a que miles de personas pudiesen disfrutar de una tradición vivida con especial ilusión por los peralteses.

Juan José Ricarte, organizador del Belén viviente de Peralta, lamentó que el miedo a la lluvia impidiese que se entoldasen todas las calles. Telas de colores adornaban colgadas de fachada a fachada parte de los 800 metros de recorrido del Belén. A lo largo de él se podían comprar productos artesanos en los diferentes comercios ambientados en la época como una panadería, una verdulería , una lechería, una carpintería y un telar. Todo lo recaudado tenía el fin de sufragar los gastos del Belén.

El recorrido comenzó a las 19.30 en la puerta de la parroquia San Juan Evalista, donde el rey Herodes (encarnado por Manu Aldanondo Rox, de 14 años) presenciaba cómo los habitantes de Judea rubricaban para conseguir la complacencia del poder romano. Entre ellos se encontraban José y María, quienes tras firmar recorrieron las posadas de La verdura, El Candil y La Chana pidiendo alojamiento. Finalmente, tras ser rechazados, llegaron al pesebre, donde a la sombra del campanar barroco del siglo XVIII de Peralta nació el niño Jesús.

Este año Javi Lerga Garayoa, vecino de Tafalla de 35 años, y su mujer Raquel Díaz Burdaspar, peraltesa de 33 años, encarnaron a José y María respectivamente. El niño Jesús lo encarnó el hijo del matrimonio, Mateo Lerga Díaz, un bebé de 6 meses. Raquel Díaz comentó que le hacía mucha ilusión formar parte de la tradición. “Es algo que te puede ocurrir una sola vez en la vida”, dijo mientras abrigaba a su hijo.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE