Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Olite

Etiquetas de lujo para los vinos más jóvenes de Navarra

Bodegas Marco Real presenta la nueva añada en la que se pudo degustar los vinos Homenaje y rosados.

  • ​andrea gurbindo. Olite
Publicado el 02/12/2014 a las 06:00
Ya se han presentado los primeros vinos jóvenes de esta añada en Navarra. Una cata en sociedad descubrió el viernes el Homenaje Blanco y Homenaje Rosado con el objetivo de atraer a esta cultura a las nuevas generaciones. Se trata de los más jóvenes, frescos y afrutados de la gama que elabora Bodegas Marco Real en Olite, la primera localidad foral en dar a conocer sus vinos jóvenes.

Por cuarto año consecutivo, estos vinos vuelven a vestirse de una etiqueta de altura. El diseño de la misma, que se encarga de elaborar el ganador de la pasarela de moda Ego Cibeles Madrid Fashion Week, ha recaído este año en el joven diseñador Ernesto Naranjo, que también estuvo presente ayer durante el acto.

La presentación de esta nueva añada se celebró en un mágico entorno al que acudieron cientos de personas relacionadas con el mundo del vino. Antes de la cata oficial, el joven diseñador quiso explicar que antes de realizar el trabajo tuvo que “familiarizarse con la cultura del vino”. “He intentando traer la misma idea que tienen mis diseños a esta etiqueta, que radica en el papel que tienen los mendigos dentro del caos de la ciudad”, afirmó el joven protagonista, que confesó que ayer era el primer día que visitaba el norte del país.

Antes del momento de la cata, los enólogos de las bodegas quisieron explicar el proceso que se ha llevado a cabo este año en la que calificaron como una “dura vendimia”. Tal y como contaron, fue a principios de septiembre cuando se empezó a vendimiar las primeras variedades blancas.

“La primavera vino con temperaturas más suaves que adelantaron el proceso, pero las de agosto no fueron tan altas como se esperaban, motivo por el que el proceso quedó en el mismo punto habitual”, explicó Richard Goñi. La enóloga Laura Sanz comenzó con la cata del blanco recalcando de él su aspecto “limpio y brillante”.

“El tono es un amarillo pálido con reflejos muy verdosos que en la boca cobra intensidad, aromaticidad y frescura”, intervino antes de probarlo y trasladar la idea del trago, “amable” en el paladar.

En este sentido, del rosado se advirtió en la nariz un olor a mora y cereza con algo de cáscara de naranja. “Es muy refrescante y puntuoso”, confirmaron los enólogos, antes de que interviniesen distintas personalidades del mundo.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones