Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
San Martín de Unx

"Los pequeños pueblos son los grandes olvidados de la historia"

  • Acaba de publicar su primer libro, 'Centenario de la Bodega Cooperativa de San Martín de Unx 1914-2014'

jesús muruzábal lerga autor del libro centenario DE LA BODEGA cooperativa de san martín de unx

jesús muruzábal lerga autor del libro centenario DE LA BODEGA cooperativa de san martín de unx

DN
0
14/06/2014 a las 06:00
  • SHEYLA MUÑOZ. San Martín de Unx
El sanmartinejo Jesús Muruzábal Lerga rehusa definirse como escritor. Sin embargo, este economista de profesión, de 58 años de edad, acaba de firmar su primer libro, Centenario de la Bodega Cooperativa de San Martín de Unx 1914-2014, una publicación que repasa la trayectoria de esta bodega y se presenta el viernes a las ocho de la tarde en la bodega. A través de sus páginas, Muruzábal recuerda los orígenes del cooperativismo agrario, un fenómeno que, dice, ha ido cayendo en el olvido. "Es el pariente pobre de las empresas", asegura. Publica el libro con motivo del centenario de la cooperativa, ¿qué supuso para San Martín de Unx su cooperativa?

No fue sólo la cooperativa. Yo diría también la Caja Rural porque ésta es anterior. Conviene recordar que todo esto se enmarca en el movimiento que surge en aquellos años impulsado por la iglesia. En esa zona la figura esencial es Victoriano Flamarique, el llamado 'cura de Olite', que empieza fundando la caja de Olite.
Después, el movimiento se expande por toda Navarra. En San Martín, la Caja se crea en 1906 y, unos años después, en 1914, se funda la bodega. Tienen un funcionamiento aunque separado en cuanto a cuentas, paralelo, muy unido. De hecho, en los primeros años casi van de la mano. Las dos entidades tienen mucha importancia. Podemos decir que han sido el centro de la vida económica del pueblo. Y en un municipio como San Martín de Unx, que ha sido de tradición agrícola y en el que no ha existido la ganadería y es de secano, el centro es la viña. Por eso la bodega ha sido su 'pulmón' aunque lógicamente también ha pasado momentos duros como el de ahora y puede servir de ejemplo.

¿En qué sentido puede ser un ejmplo?

Por todos es conocida la situación actual de crisis económica que atravesamos. Sin embargo, en el ámbito rural, a los problemas específicos de la crisis económica se une el hecho de que la agricultura está experimentando un cambio radical. La agricultura tradicional tal y como se concebía hace unos años se está perdiendo. Por ejemplo, en el año 1920 San Martín tenía unos 2.000 habitantes mientras que ahora cuenta con 430, las circunstancias sociológicas han cambiado igual que lo han hecho los métodos de trabajo. Lo que quiero decir es que hace cien años la situación tampoco era fácil pero un grupo de gente se lanzó a crear una empresa cooperativa que podemos asegurar que ha tenido éxito pues ha alcanzado los cien años. Hay que poner de relevancia la importancia del cooperativismo agrario. El cooperativismo, en este caso el agrario, ha sido un pilar fundamental en Navarra.

¿Cree que no se ha valorado lo suficiente?
De todo el movimiento agrario surgen las cooperativas y en el año 1910, antes de crearse la propia bodega, ya se organiza la federación. Primero se llama Federación Católico Social, luego Federación Agro Social, después de la guerra se transforma en Uteco (Unión Territorial de Cooperativas) y de ese movimiento surge lo que hoy es la Caja Rural. De ahí se puede apreciar la importancia de todo este movimiento que es el cooperativismo agrario y su relevancia en Navarra. De hecho, hoy en día en nuestra comunidad hay unas cuantas cooperativas centenarias.

El hecho de alcanzar los cien es un reflejo de que se han hecho bien las cosas.
Por supuesto. De hecho, la de San Martín de Unx fue una bodega líder gracias a la familia Leoz. Elías Leoz y su hijo Carmelo fueron gerentes desde el año 1914 hasta 1972, primero el padre y después el hijo. Sobre todo el padre fue un líder del movimiento cooperativista agrario. La de San Martín fue la tercera bodega cooperativa que se funda tras las dos de Olite y muchos de los impulsores de las nuevas bodegas que se iban creando acudían a Elías Leoz para que les asesorara y la de San Martín les servía de ejemplo. Esto me plantea una pregunta que me hago muchas veces, ¿las figuras importantes arrastran a la gente o surgen porque son necesarias?

¿Cree que son más necesarias personas y actitudes así?

Pienso que hay que valorar más las pequeñas cosas, los pequeños pueblos y a las pequeñas empresas que son quizás los grandes olvidados de la historia. La historia se hace de pequeñas actuaciones, de pequeños movimientos y esto puede ser un ejemplo, en estos momentos, de lo que supone la lucha de un pueblo, la solidaridad, la unión, el cooperativismo como fenómeno que quizá esté un poco olvidado, denigrado. Es el pariente pobre de las empresas.

Tras cien años de vida, ¿cuál es ahora mismo la situación de la cooperativa?

Dura y difícil como en tantos otros sitios, sobre todo por dos motivos. Cuando se funda en el año 1914 se compra una bodega existente que se amplía y es la que ha pervivido hasta el año 2000. Entonces se construye la nueva, dotada de todos los medios modernos, pero esto coincide con un momento en que el precio del vino se hunde y con una época en la que también desciende el consumo. Con lo cual, en el siglo XXI han coincidido una inversión importante con un descenso en los precios.
Aunque dice no sentirse escritor, su primer libro ya es una realidad. ¿Qué espera de él?

-Lo que pretendo es exponer la historia y ver si esta experiencia puede servir. Busco que los mayores recuerden su historia y los jóvenes la conozcan. Para escribirlo me he basado y servido en la documentación, actas, archivos, carpetas específicas sobre temas concretos, balances y memorias de la bodega. Me ha llamado mucho la atención el rigor con que se llevaban las cosas entonces, hace un siglo, y la existencia de una documentación rica, que nos ha permitido conocer muchas cosas de aquella época. Yo he escrito muy poco del libro, casi me considero un coordinador o podríamos decir un copista incluso. Pero, respondiendo a la pregunta, lo que pretendo es que el pueblo de San Martín disfrute con el libro, eso es lo que me gustaría. En ese sentido, he intentado rescatar anécdotas, historias… para que sirva de acicate de cara a ser conscientes que la situación ahora es mala pero antes fue peor y se pudo salir adelante.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra