Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
seísmos

Aumenta la actividad sísmica en El Perdón

Alto de la sierra de El Perdón, en una imagen reciente.

Alto de la sierra de El Perdón, en una imagen reciente.

buxens
10
Actualizada 23/02/2013 a las 10:48
  • aser vidondo. pamplona
Aumenta la actividad sísmica en torno a la sierra de El Perdón. Tras una semana con 14 pequeños temblores, este jueves se registraron hasta 7 seísmos, y de mayor magnitud que en jornadas anteriores. El más fuerte de toda la serie tuvo lugar a las 14.27 horas, con epicentro en Uterga, y fue de 2.4 grados en la escala Richter. Ya van 21 temblores en 8 jornadas, desde el día 14.

Todos los seísmos se han enmarcado en cinco poblaciones. Uterga se lleva la palma con 11 sismos, seguido por Adiós, Biurrun y Salinas de Pamplona, con 3 cada uno, y Legarda con otro.

El geólogo Antonio Aretxabala, profesor en la Universidad de Navarra y delegado del Ilustre Colegio Oficial de Geólogos, cree que al menos cabe "estar alerta". "Es un tema delicado que está en manos de la naturaleza, pero en un alto porcentaje de los casos en los que se dan pequeños avisos, suele venir algo más intenso", asegura.

¿A qué se debe el incremento de la actividad sísmica del jueves? "Cuando un segmento de una falla salta, estimula a los contiguos propios y de otras fallas, y esos a su vez estimulan a los de al lado, etc. Entonces todo se pone en movimiento; así se forma lo que se llama un enjambre sísmico, como en El Perdón estos días", explica.

De forma más técnica, apunta a lo que se denomina como "transferencia de esfuerzos", algo que se ha venido identificando como un mecanismo importante en la generación de terremotos.

"Los terremotos pueden ser desencadenados por cambios de esfuerzos por empujes corticales o por el cambio de presión de poros, fuertes lluvias y saturaciones aceleradas del terreno", asegura. "Las réplicas posteriores se suelen asociar a cambios en los esfuerzos transferidos. La transferencia de esfuerzos explica la interacción entre las fallas. Así podemos explicar la formación de enjambres, terremotos compuestos, premonitorios, principales, réplicas... Los intervalos pueden ser horas, días, meses, años, décadas", dice.

FALLA DE PAMPLONA

"En las zonas intraplaca (dentro de los continentes, donde no hay choque de placas, pero sí fallas), como en la cuenca de Pamplona y la Sierra del Perdón (por allí pasa la Falla de Pamplona), las estructuras geológicas heredadas son inseparables de las condiciones hídricas y climáticas", apunta. Y señala a las últimas e intensas lluvias que han saturado de agua los suelos como posibles causantes de los seísmos, al hilo de la teoría de la hidrosismicidad. En Pamplona ha llovido en un mes 475 litros por metro cuadrado, casi dos tercios de lo que llueve en un año.

Vecinos de la zona reconocían esta semana no haber sentido los terremotos. Dice Aretxabala que "suele ser normal". "Son pequeñitos, e incluso pueden confundirse con las voladuras de canteras cercanas como las de Alaiz o Echauri-Tiebas. Están a ese nivel".
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra