Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

OFICIOS

Miranda de Arga vuelve a mirar atrás

Los mayores fueron los maestros de la fiesta, pero los más pequeños del pueblo también se atrevieron con los diferentes trabajos rurales La jornada se completó con una visita artística y cultural de la iglesia con subida a la torre del reloj. También hubo una exposición titulada Paisajes de Miranda de Arga

Miranda de Arga vuelve a mirar atrás
Miranda de Arga vuelve a mirar atrás
  • LORETO MÁRQUEZ.MIRANDA DE ARGA
Publicado el 25/07/2012 a las 06:01
Mirando al cielo. Así es cómo se trabajaba antes en el campo. Tener una buena cosecha dependía de cómo se trabajara la tierra y, sobre todo, del tiempo. Con lluvia o sin ella siempre se salía a trabajar.

Un año más, Miranda de Arga rindió homenaje al pasado. A ese mundo rural al que pertenecen los mayores de la casa. En la décimo tercera edición de la Fiesta del Mundo Rural se mezclaron la agricultura, la ganadería y el ocio.

Los mayores fueron los maestros de la fiesta, pero los más pequeños del pueblo también se atrevieron con los diferentes trabajos rurales que se llevaron a cabo durante todo el día. La jornada comenzó a las diez de la mañana con una exhibición de siega a mano. Antes se hacía en las horas altas de calor, cuando quemaba más el sol. Cómo bien explicaron las mujeres de la Asociación de Espigadoras del pueblo, la paja tiene que estar bien seca para que se pueda cortar adecuadamente con la hoz. "Eran las mujeres, sobre todo, las que hacían este tipo de trabajos. Nosotras hemos aprendido de nuestros padres a trabajar en el campo y ahora queremos enseñarle a la gente este tipo de tradiciones rurales", indicó la presidenta de la asociación, Mª Jesús Ábrego Ibáñez.

Para darle un poco de sabor a la jornada rural, a las once se preparó el almuerzo. Miguel Ángel Otazu fue el cocinero del plato típico de la zona: magras con tomate. Se prepararon alrededor de 600 bocadillos y se utilizaron 20 kilos de tomate más 20 kilos de jamón, acompañado de un buen vaso de vino. El hambre se notaba entre los asistentes, no sobró nada de lo preparado.

EL TRABAJO EN EL CAMPO

Durante toda la mañana se pudo disfrutar de la exposición de maquinaria agrícola antigua en la era. Además hubo una exhibición de labores agrícolas con caballerías y bueyes para enseñar cómo se preparaba la tierra para sembrar. Luz Juanmartiñena Arraiza, vecina de la localidad, lleva toda la vida trabajando en las labores del campo. "Lo primero que hay que hacer es una labor profunda de 30 cm en la tierra con el bravant. Después se nivela el terreno con el cultivador. Y por último, se abren los surcos para plantar. Durante el cultivo hay que utilizar con frecuencia la hedradora para quitar las malas hierbas", indicó Juanmartiñena. Este año hubo como novedad la utilización de caballos y bueyes para que tirasen de la hedradora y el bravant, como se hacía antiguamente.

El dueño de la maquinaria que estuvo expuesta durante toda la mañana, Pedro Ábrego Ibáñez, explicó que en Navarra, hasta los años 40, se utilizaba la caballería para llevar a cabo todo tipo de trabajos de campo. Además de todas estas actividades, los vecinos del pueblo y todos aquellos que se acercaron hasta allí pudieron conocer algunos de los oficios antiguos en la calle Pilares, que sube del Ayuntamiento a la Iglesia. Los asistentes disfrutaron del encaje de bolillos, de varear colchones o de la talla en piedra. Una de las muestras que tuvo más acogida fue la heladería, el producto estrella fue el helado de limón para el que se utilizó siete kilos de limones.

La jornada se completó con una visita artística y cultural de la iglesia con subida a la torre del reloj. También hubo una exposición titulada Paisajes de Miranda de Arga, con obras de Jesús Ignacio Baztán Segura. La alcaldesa de Miranda de Arga, Mª Teresa Iradiel Ibáñez, explicó que es una forma de poner en valor toda la historia rural que tiene el pueblo. "Con esto también queremos que los más jóvenes conozcan de primera mano lo duro que era trabajar antes en el campo y cómo vivían la mayoría de sus abuelos hace 50 años", indicó.
volver arriba

Activar Notificaciones