Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

TEATRO

Gabino Diego muestra 50 caras en el Gaztambide de Tudela

  • EFE. Pamplona
Publicado el 10/06/2011 a las 14:48
El actor Gabino Diego llegará al teatro Gaztambide de Tudela, con un espectáculo, "Una noche con Gabino", en el que sólo estará él en escena, pero en el que su versatilidad le permitirá multiplicarse hasta encarnar a 50 personajes más con los que compartirá diálogos llenos de humor.

Según ha explicado Diego en declaraciones a Efe, en su espectáculo, al que no le gusta calificar de monólogo, sólo hay un actor, él mismo, pero sobre el escenario aparecen otros cincuenta personajes, tanto los que han sido significativos en su vida, como algunos populares entre el gran público.

"Hago resucitar a Elvis Presley, pero también sale mi abuela, que fue importante para mí, y otros personajes conocidos, como Fernando Fernán Gómez, Jorge Sanz o Quique Sanfrancisco, y además aparecen políticos hablando, desde Zapatero y Rajoy hasta Hugo Chávez y Obama", ha descrito Diego.

A través de esta ristra de imitaciones, Diego va buscando el hilo conductor del espectáculo y sacando a colación temas como los éxitos y los fracasos o la pasión por cantar, aspecto también presente en el espectáculo a través de la música en directo.

Diego ha revelado que para escribir los diálogos se nutre de lo que observa en la calle y de personas con las que se ha ido tropezando, que le han servido como inspiración para las películas en las que ha intervenido y también para incorporar personajes a su espectáculo, y las cuales resultan, a veces, inverosímiles.

Es el caso de un yonqui de su barrio, que acabó cantando con unos evangelistas: "con frecuencia la gente no se cree las cosas que me han ocurrido de verdad y, en cambio, piensa que es cierto lo que, en realidad, es pura ficción", ha asegurado Diego.

El truco que emplea para afrontar este vertiginoso cambio de personajes consiste, según ha especificado Diego, en cuidarse la voz, sobre todo si va a tener muchas funciones seguidas, y tomar muchas vitaminas: "son casi dos horas de máxima concentración y acabo cansado, pero cuando termina el espectáculo, para no acabar esquizofrénico, paro y ya está".

Diego lleva ocho años con este espectáculo, tiempo en el que ha ido evolucionando e incorporando elementos nuevos que lo han hecho "cambiar mucho", pero en octubre concluirá la gira, por lo que su artífice, que empezará entonces otra función, ha asegurado que es una "buena oportunidad" para que el público vea la representación.

Diego va a seguir vinculado al teatro, ya que, aunque ha señalado que tiene algún proyecto de cine, lo más seguro ahora son las tablas: "pero me siento cómodo en ambos medios y, aunque tenía muchas ganas de viajar y considerarme un actor de teatro, también soy muy feliz haciendo cine".

El actor ha remarcado que su propósito es que los espectadores vean un espectáculo muy "generoso", con alguien que lo da "todo" en el escenario, y que no paren de reirse, lo que no le ha impedido introducir algún poema y momentos más serios: "es como un plato combinado de comedia, gracias a la música en directo, las imitaciones, los personajes y las carcajadas", ha concluido.
volver arriba

Activar Notificaciones