Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
REPRESENTACIÓN NAVIDEÑA

El Casco Viejo de Tudela se convierte en Belén

  •  Unos 60 vecinos realizan esta escenificación que este año estrenó dos nuevas ubicaciones
  • El acto, promovido por la unidad parroquial del Casco Viejo, se celebró por tres plazas y calles del Casco Antiguo

José y María, seguidos de actores y público, contemplan a dos niños situados en uno de los puestos que se ubicaron en la plaza Vieja.	m.t.

José y María, seguidos de actores y público, contemplan a dos niños situados en uno de los puestos que se ubicaron en la plaza Vieja. m.t.

2
26/12/2011 a las 01:54
  • M.T. . TUDELA
 La representación de dos nuevas escenas en las plazas Vieja y San Salvador, y un nuevo vestuario para siete de los personajes fueron las principales novedades del belén viviente que, por segundo año consecutivo, escenificaron más de 60 vecinos -entre niños y adultos hasta los 65 años- por las calles del Casco Viejo de Tudela durante la tarde de Nochebuena.
El público que siguió el desarrollo de esta representación de la Navidad promovida por la unidad parroquial del Casco Viejo se mezcló con los protagonistas durante su recorrido por la zona antigua de la ciudad.
Por calles y plazas
La plaza de la Magdalena fue el punto de partida del belén viviente. A diferencia del año pasado, en que varias de las escenas se interpretaron en este lugar, en esta ocasión sólo se escenificó el momento en que José y María tienen que marcharse de Nazaret.
Posteriormente, actores y público, junto a varios auroros y una rondalla, se dirigieron hasta la plaza Vieja, uno de los nuevos escenarios. En este espacio abierto se recreó el pueblo de Belén, con varios puestos de distintos productos, y se escenificó el empadronamiento de María y José y la búsqueda de una posada.
Seguidamente, y tras recorrer varias calles, llegaron a la plaza de San Salvador, donde se escenificó la anunciación de los ángeles a los pastores. El belén viviente concluyó en la iglesia de San Jorge con la representación del Nacimiento de Jesús -papel que interpretó el niño Pablo Jiménez García-, seguido de una misa. Los niños participantes depositaron ante el Nacimiento alimentos para familias necesitadas.
Durante todo el recorrido, los diálogos de los actores se intercalaron con la entonación de distintos villancicos.
Bibiano Esparza, deán de la catedral y párroco de la unidad parroquial promotora del belén viviente, valoró de forma positiva esta iniciativa que coordina el grupo de catequistas. "Pretendemos, sobre todo, que los niños vivan la Navidad y que sea solidaria. Se ha pedido alimentos que se puedan entregar en la parroquia para personas que los necesiten", indicó.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra