Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

TUDELA

El ayuntamiento cederá a Cocemfe el recién cerrado comedor social

  • La instalación ha estado abierta poco más de un año y el consistorio gastó cerca de 200.000 euros en su adecuación

Imagen de la noticia
Una imagen del comedor social que acaba de cerrar el ayuntamiento por su escaso uso. ARCHIVO
  • M.T. . TUDELA
Actualizada 13/01/2012 a las 02:01

El Ayuntamiento de Tudela va a ceder gratuitamente a la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Navarra (Cocemfe) el uso de las instalaciones del comedor social que acaba de cerrar por su escaso uso tras poco más de un año de funcionamiento. Así lo afirmó ayer la concejala de Bienestar Social, Igualdad y Mujer, Natalia Castro, quien añadió que desde el consistorio se está trabajando en concretar el modo de la cesión así como las fechas de la misma con el fin de que se pueda producir "cuanto antes".

La edil indicó que esta cesión, será gratuita por parte del consistorio, y la entidad se hará cargo de los gastos de funcionamiento de esta instalación de 223 metros cuadrados situada en el bajo de un edificio de la calle Melchor Enrique -zona del instituto-. En cuya puesta en marcha el ayuntamiento invirtió cerca de 200.000 euros .

Por otra parte, explicó los motivos por los que el consistorio, que anunció en diciembre su intención de ceder este local a algún colectivo social, se lo ha asignado a Cocemfe. "Aglutina a un buen número de asociaciones de personas con discapacidad sin ánimo de lucro. Excepto Amimet (Asociación de Personas con Discapacidad Física de la Ribera), el resto no tiene sede en Tudela y nos demandaban un local. Hasta ahora Cocemfe venía los lunes, de 12 a 2, al centro cívico Lestonnac", indicó.

Optimizar recursos

En concreto, y como aseguró la directora general de Amimet, Margarita Sánchez, la instalación será utilizada por 10 de las doce asociaciones que forman Cocemfe (el total de las entidades agrupan a casi 4.000 socios), además de por la propia federación. De éstas, de forma permanente estarán la propia Amimet, que trasladará allí su sede social -la actual es de alquiler-; y el servicio de integración laboral de Cocemfe; además de Ademna (Asociación de Esclerosis Múltiple de Navarra); Anpheb (Asociación Navarra de Espina Bífida e Hidrocefalia); y Asociación Navarra de Parkinson, con las actividades que realizan en Tudela. Las restantes utilizarán las instalaciones "en función de las necesidades que vayan teniendo sus socios", explicó Sánchez. Son Afina (Asociación de Fibromialgia de Navarra); Asnaen (Asociación Navarra de Enfermedades neuromusculares); Adela (Asociación Navarra de esclerosis Laterial Amiotrófica); Anadi (Asociación Navarra de Diabéticos); Atehna (Asociación de Trasplantados y Enfermos Hepáticos de Navarra); y Asociación Navarra contra la Fibrosis Quística.

Como explicó Sánchez, el fin de trasladarse al recién cerrado comedor social es"reducir gastos y optimizar recursos". Destacó que se trata de una instalación totalmente adaptada -se estrenó en noviembre de 2010-. Afirmó que la intención es reconvertir la zona de cocina en gimnasio, habilitar despachos y hacer una sala de usos múltiples en la de comedor. El coste podría alcanzar los 6.000 euros.

Los 10 usuarios del servicio comen en Ribotas

Cuando el ayuntamiento decidió cerrar el comedor social, apenas un año después de su puesta en marcha por su escaso uso, anunció la continuidad del servicio en 2012 con otro modo de funcionamiento y una partida de 40.000 euros. Por un lado estaba previsto llevar las comidas a los domicilios de las personas que no puedan desplazarse -se barajaba ampliar el SAD- y llegar a acuerdos con restaurantes para ofertar menús del día. Con tal fin, a finales de diciembre llegó a un acuerdo con el restaurante de Ribotas. La edil Natalia Castro destacó ayer que los 10 usuarios que fueron al comedor la última semana de diciembre -justo antes de su cierre- están acudiendo a comer a Ribotas. "Nadie ha puesto problema al respecto, cuando creíamos que iban a querer más la comida a domicilio. Ante esto, nos vamos a reunir para ver este tema. Este primer año va a ser de prueba, en el sentido de ir viendo las necesidades", dijo.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE