Encierros Tudela

El encierro más peligroso no pasa a mayores y termina con un herido

  • Los toros han barrido el recorrido con continuos derrotes a izquierda y derecha, obligando a los mozos extremar las precauciones

Encierro de los toros de Conde de Cabral por las calles de Tudela

Encierro de los toros de Conde de Cabral por las calles de Tudela

BLANCA ALDANONDO
1
Actualizada 29/07/2014 a las 11:57
Etiquetas
  • D.C./M.C. Pamplona
No se esperaban cornadas en el encierro del martes; los toros de Conde de Cabral que han corrido por las calles de la capital ribera tenían los cuernos afeitados porque esta tarde serán los que planten cara a los rejoneadores. Tampoco se esperaba que fueran a protagonizar el encierro más peligroso de las fiestas hasta día de hoy, pero así ha sido. No ha habido corneados pero sí miedo, muchos sustos y un herido trasladado al Hospital Reina Sofía.

Desde su salida del corralillo los toros han cabeceado a todo lo que se movía y han creado un ambiente de tensión y nervios entre los corredores y el público presente en el recorrido. Cinco de los astados han hecho el itinerario en manada con los cabestros pero otro de ellos ha salido tarde del corral y marchado solo hasta la plaza, realizando continuos zigzags y lanzando constantes derrotes a su alrededor.

El tiempo final del encierro ha sido de 4 minutos y 45 segundos. 

Un mozo ha sido llevado a la enfermería de la plaza con un traumatismo en la espalda motivado por un pisotón. Se trata de un vecino de Villaba de 38 años. Después las autoridades sanitarias de la plaza han decidido trasladarlo al hospital para controlar su evolución y comprobar si tiene alguna costilla rota. 
Etiquetas
Selección DN+


  • Aitor
    (30/07/14 02:55)
    #1

    ¿Cuernos afeitados?, y luego a la gente le extraña que se diga que el encierro de Tudela es sosete y escaso de emoción. No voy a hacer comparaciones con el de Pamplona ni mucho menos, pero si quieren tener un encierro que atraiga a la gente lo tienen bien fácil, los toros no tienen por qué pesar 600Kg, sólo ser bravos y tener cuernos de los que pinchan. Si hay rejones se ponen otros toros para los rejones o se programan para otro día, en el encierro tiene que haber emoción.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE