Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
ABLITAS

La Cofradía del Dulce Nombre de Jesús celebra el cambio de bandas

  • Los cofrades nombrados acompañarán en los funerales a las familias de los vecinos que fallezcan durante el año

0
Actualizada 19/01/2012 a las 00:05
  • DN . ABLITAS

La Cofradía del Dulce Nombre de Jesús de Ablitas celebró recientemente la ceremonia de cambio de bandas entre los sirvientes salientes y los entrantes. La labor de los hermanos entrantes será la de acudir a todas las procesiones y entierros que tengan lugar en la localidad a lo largo de 2012.

Los hermanos entrantes fueron César Cermeño, David Antón, Miguel Ángel Serrano, Miguel Ángel Alegría, José Mª Escribano, Julián Escribano, Felipe Martínez, Julio Ruiz, y Juan José Calavia.

Cada uno de ellos recibió su correspondiente banda blanca, que deberá lucir en las procesiones, de manos de los cofrades salientes, quienes han servido al Niño en 2011. Estos cofrades fueron: Jorge Zardoya Santos, Antonio Irigaray Calvo, Javier Soto Ruiz, David Navarro Marcos, David Sangüesa Sada, Diego Bonel Serrano, Javier Ruiz Baigorri, Gustavo Serrano Ruiz, Jorge Sánchez Ruiz, Ángel Mª Doiz Soto, y Jesús Serrano Dúcar.

Posteriormente, los miembros de la junta rectora de la cofradía hicieron entrega a cada entrante de las bandas moradas que usan en los funerales, además de los crucifijos y los cirios.

En concreto, la ceremonia de relevo tuvo lugar el pasado domingo día 8 de enero, en el transcurso de la misa celebrada en la iglesia de Santa María. A la misma asistió el presidente de la cofradía ablitera, Pablo Fernández Enériz.

La jornada concluyó con una comida de hermandad en la que participaron cofrades entrantes y salientes.

Más de tres siglos de historia

La Cofradía del Dulce Nombre de Jesús de Ablitas cumple este año 319 años de historia. Cuando surgió, allá por finales del siglo XVII, por Ablitas pasaban muchas personas que, si morían, no contaban con la compañía de sus seres queridos. Por este motivo, un grupo de vecinos de la villa decidió unirse para acompañar al féretro y hacerse cargo de los gastos del funeral.

Ahora, más de tres siglos después de su fundación, el objetivo de la cofradía del Dulce Nombre de Jesús es similar al de sus pioneros. Los cofrades sirvientes de cada año acuden antes del comienzo de cada funeral para preparar la iglesia y acompañar al féretro.

Los cofrades deben asistir a los entierros que tengan lugar en la villa, luciendo la banda morada. Además, y con esa misma banda, su presencia es obligada en la procesión del Viernes Santo. También deben acudir, con banda blanca, a las procesiones del Domingo de Resurrección, Corpus Christi, en la festividad de Santa María Magdalena y en la de la Virgen del Rosario.

Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra