Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

CASTEJÓN

El regreso de una postal 62 años después

El tudelano Carlos Bueno encontró en un libro antiguo una postal escrita hace más seis décadas por tres hermanos de Castejón a su abuela. Tras pedir colaboración para encontrar a la familia, ayer se la entregó a la hija de uno de ellos

Isuka Navarro -hija de Jesús Navarro Cornago- y Carlos Bueno muestran la postal  que éste le entregó ayer en el Aire de Bardenas.
Isuka Navarro -hija de Jesús Navarro Cornago- y Carlos Bueno muestran la postal que éste le entregó ayer en el Aire de Bardenas.
Actualizada 04/11/2016 a las 10:29

El 19 de julio de 1954 tres niños de Castejón -los hermanos Paquita, Jesús e Ignacio Navarro Cornago- felicitaron a su abuela, Margarita Remiro, por su cumpleaños. Y lo hicieron a través de una postal que enviaron a Fontellas, donde residía.


Ayer, 62 años después, esa postal regresó a la familia. El tudelano Carlos Bueno Gil, propietario del hotel Aire de Bardenas y coleccionista de libros antiguos, se la entregó a Isuka Navarro Pina -una de las dos hijas de Jesús-. La acompañó de una breve nota en la que se podía leer: “Los pequeños detalles son los que dan grandes alegrías. Disfrutad esto”.


Con esta entrega finalizó la tarea que se había propuesto Bueno cuando encontró la postal. “Suelo comprar libros antiguos, y hace unos quince días me llegó un paquete con varios que había adquirido. En uno de ellos, no sé en cual, apareció la postal. Al ver que era de Castejón pensé en guardarla”, afirmó. Contactó con el tudelano Jesús Marquina Arellano, muy popular en la ciudad por su labor de recuperar imágenes y documentos de la ciudad y por su labor de divulgación de la capital ribera a través de su perfil de Facebook. “Le dije que si encontraba a algún descendiente les entregaría la postal”, explicó.


VALOR SENTIMENTAL


Dicho y hecho. Las nuevas tecnologías jugaron un papel fundamental en la búsqueda de los destinatarios de una postal escrita con pluma por tres niños hace más de seis décadas. Marquina la colgó en su Facebook y enseguida llegaron los resultados.


“Una chica de Castejón se lo pasó a mi madre y mi hermana Idoya, que vive en Madrid, empezó a indagar y contactó con Marquina. Luego me dio el correo de Carlos Bueno y contacté con él”, indicó Isuka Navarro, quien se mostró muy agradecida por recibir esta postal después de tanto tiempo. “Ha sido un acto de generosidad tremendo el que ha tenido Carlos, y algo muy bonito”, afirmó, al tiempo que reconoció que todavía no había hablado con sus tíos, Paquita e Ignacio, “porque esto ha sido un ‘aquí te pillo, aquí te mato’ y no ha habido tiempo”.


Los tres protagonistas de la postal residen en la villa ferroviaria. La familia tiene el apodo de ‘Los Fontellas’ “porque su origen era de Fontellas y luego se fueron a Castejón”, comentó. “Mi padre, que ahora tiene 71 años, está emocionado y me comentó que no se acordaba de haber escrito la postal. Para él, que se considera una persona jovencísima, ha supuesto algo muy bonito recuperarla. Está muy agradecido y va a guardar esta postal porque tiene un valor sentimental. Con saber que esto ha pasado está más que satisfecho”, añadió.


Isuka Navarro afirmó que la postal, que en su cara tiene dibujadas unas flores con la palabra felicidades, “está escrita por mi tía Paquita y mi padre, que entonces tenía 9 años, en nombre de él y de su hermano Ignacio”. “La firman como Jesusín e Ignacín. Tienen otro hermano, José Luis, que entonces aún no había nacido”, explicó.


Nadie sabe cómo fue a parar la postal al libro que llegó a manos de Carlos Bueno. “No lleva sello, con lo cual creo que la entregarían en mano porque pone como destino Fontellas pero no la dirección”, explicó Bueno, al tiempo que reconoció que “es muy común que los libros antiguos den ‘muchas vueltas’ ya que, por ejemplo, un día compré uno de Pérez Reverte y venía con su firma dedicada a alguien”. “En otros pueden venir recordatorios de comuniones o esquelas, que se usaban de parcapáginas, o alguna flor seca. En esos casos suelo tirarlo, pero esta vez no lo hice al ver que la postal era de Navarra”, añadió.


“Este tema me recuerda un poco a esas botellas que se lanzan al mar con alguna nota en su interior y alguien las encuentra al tiempo”, consideró Carlos Bueno.

La felicitación de la postal


Castejón 19-7-54. “En prueba del cariño que le tienen sus nietos le mandamos esta postal para desearle pase un feliz día en compañía del abuelito y los tíos. Su nieta que mucho les quiere, Paquita”. “Querida abuela, ya que no puedo como quisiera felicitarla personalmente, le felicito por medio de esta postal como lo hacen en mi nombre mis padres y hermanos. Reciban un millón de besos de sus nietos que mucho les quieren. Jesulín y Ignacín”. Destinataria: Margarita Remiro. Fontellas, Navarra.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE