La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
FIESTAS DE CORELLA

Emoción en el día dedicado a la Virgen de la Merced

Las tradicionales misa y procesión abrieron una jornada que contó con el homenaje a la Corellana Ausente Maribel Ayala

Procesión de la virgen de la Merced en las fiestas de San Miguel 2016.

Fiestas de Corella

ALBERRTO JIMÉNEZ
25/09/2016 a las 06:00
  • ALBERTO JIMÉNEZ
Pese a que las fiestas son en honor a San Miguel, Corella se rindió ayer a la Virgen de la Merced.

Y lo hizo desde primeras horas del día con las melodías que entonaron los alrededor de 100 integrantes de los grupos de auroros de Corella, Cintruénigo y Fitero que se dieron cita en la ciudad.

Los sones de las auroras fueron el perfecto prólogo al inicio de los actos religiosos en honor a la Virgen de la Merced, que comenzaron con la misa oficiada por el sacerdote corellano Javier Marcilla. En su homilía, Marcilla reflejó la importancia de la Virgen para los corellanos, “porque enmarca nuestra fiesta y nos conduce por la vida con las luces largas para ofrecernos un horizonte más amplio”.

La música también fue pieza importante tanto al inicio del oficio, con la escolta que realizó la banda a la corporación en su paseo hasta el templo; como durante la misa, con la actuación del orfeón Virgen del Villar.

Tras la eucaristía comenzó la procesión por las calles de Corella. La marcha recorrió las calles San Miguel, La Reja, plaza de España, Mayor, Merced, y La Cruz con varias paradas para que la imagen fuera honrada por la Agrupación de Auroros y la Asociación de Amigos de la Jota de Corella, cuyos miembros entonaron varias piezas dedicadas a la Virgen.

UNA CORELLANA EN MADRID

Tras los actos religiosos de la jornada llegó el homenaje a la Corellana Ausente dedicado a Maribel Ayala. El acto, organizado por el Ayuntamiento y la peña Gracurris, tuvo lugar en el salón de plenos.

Ayala lleva residiendo fuera de su localidad natal desde hace 40 años. Concretamente desde que en 1977 ella y su difunto marido Fernando Peralta viajaron a Madrid, donde trabajaron como cetreros junto al mítico divulgador ambientalista Félix Rodríguez de la Fuente.

En 1992, Ayala y Peralta iniciaron su propia aventura empresarial fundando el zoo Parque Grande, en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz.

El fallecimiento de Peralta en 1993 hizo que Ayala tuviera que compaginar su labor en el zoo con el cuidado de sus cuatro hijos: Ricardo, Tato, Noelia y Tete.

Ahora, la familia gestiona el parque Fauna & Acción, ubicado en la localidad madrileña de Los Santos de la Humosa, donde cuenta con más de 300 animales de todas las especies.

Tras recoger su distinción, Ayala quiso expresar “la emoción que se siente al decir que soy de Corella, una ciudad que he hecho vivir a mis hijos y nietos, y donde inicié el camino de todo el trabajo junto a mi marido”.

Además de los obsequios entregados por los organizadores del acto, Ayala fue honrada con varias piezas musicales a cargo de los Amigos de la Jota de Corella.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra