Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Tráfico

La N-113 en Castejón se vuelve a cerrar sin que el Ebro llegue a desbordarse

  • Las motas aguantaron, pero el agua llegó a la carretera por filtraciones a través de los diques

La mota aguantó.
La mota aguantó.
MORANCHO
  • JESÚS MANRIQUE/ E.M. Castejón
Actualizada 16/03/2016 a las 06:00
Una vez más, y ya van ocho desde el año 2013, la carretera nacional 113 se volvió a cerrar el pasado viernes al tráfico en Castejón, aunque, en este caso, no fue por el desbordamiento del Ebro, sino por las filtraciones producidas en las motas. De hecho, la presencia de agua en la carretera era mínima, pero el Gobierno foral decidió cortarla por precaución. La previsión es abrirla a la mayor brevedad y se ha solicitado a la Confederación Hidrográfica del Ebro que localice los puntos de las motas por donde se están produciendo las filtraciones para repararlas y evitar más problemas.

Este cierre es el segundo que sufre esta carretera en lo que va de año y con caudales mucho menores que en ocasiones anteriores. El primero fue del 1 de marzo, cuando el Ebro apenas llevaba unos 1.420 m3/s, al día 7. La causa fue la rotura de una mota cercana que, según el Gobierno de Navarra, fue mal construida por la Confederación Hidrográfica del Ebro, que procedió a repararla de urgencia.

El viernes el caudal llegó a 1.490 m3/s, pero la mota aguantó y el agua no llegó a la carretera. Sin embargo, el viernes a las 9.24 horas el Gobierno cerró la N-113 cuando el nivel había descendido a 1.424 m3/s. El ejecutivo señaló inicialmente que el corte se debía al desbordamiento del Ebro, pero, en realidad, fue por las filtraciones que inundaron los campos junto a la carretera llegando algo de agua al asfalto, aunque mucha menos que en ocasiones anteriores.

UN PROBLEMA QUE SE REPITE

Sea por una causa u otra, esta carretera, que une Pamplona y Madrid, sufre desde hace años los problemas provocados por las riadas, algo que afecta tanto a los usuarios de esta vía como a negocios que ‘viven’ de ella, como restaurantes, gasolineras o talleres.

En 2013 se cerró en tres ocasiones (más de un mes entre enero y febrero; 11 días de marzo a abril; y 4 en junio). El año pasado todavía fue peor. Hubo tres cortes: del 31 de enero al 8 de febrero; del 16 de febrero al 9 de marzo (un día se tuvo incluso que cerrar la autopista por primera vez en la historia); y del 24 al 31 de marzo. Además, en 2003 se cerró en otras tres ocasiones; y en 2007 una vez.
Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE