Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Ayuntamientos

El alcalde de Tudela rebaja su sueldo a 34.476 euros, un 40% menos

  • El pleno, presidido por Eneko Larrarte (I-E), aprobó el miércoles los salarios de los ediles con el fin de ahorrar un 20%

El alcalde de Tudela, Eneko Larrarte Huguet.
El alcalde de Tudela, Eneko Larrarte Huguet.
Carasusán
  • Diego Carasusán. Tudela
Actualizada 04/07/2015 a las 06:00
El nuevo Ayuntamiento de Tudela, con el equipo de gobierno de Izquierda-Ezkerra, PSN y Tudela Puede al frente, ahorrará en sueldos de sus 21 ediles un total de 62.810,48 euros. Esto supone una reducción de un 20%, pasando de los 313.423,97 euros anuales destinados a este concepto en 2014 a los 250.613,49 que se repartirán ahora.

Esta reducción de retribuciones se ha aplicado de forma progresiva, rebajando más a quien más cobra. Así, el alcalde, Eneko Larrarte Huguet (Izquierda-Ezkerra) percibirá al año un total de 34.476,25 euros -incluido el coste de la Seguridad Social-, por los 57.460,42 euros asignados al anterior alcalde, Luis Casado Oliver (UPN), lo que supone una reducción del 40%.

EL RESTO DE CATEGORÍAS

El siguiente escalón dentro del organigrama municipal del consistorio tudelano lo forman los cuatro ediles liberados a media jornada encargados de la dirección de las áreas de Ordenación del Territorio (Daniel López Córdoba -Tudela Puede-), Asuntos Económicos (José Ángel Andrés -PSN-), Marisa Marqués (Asuntos Sociales -IE-) y el director del Centro Cultural Castel-Ruiz (Javier Gómez Vidal -IE-). Cada uno de ellos cobrará un salario anual de 20.822 euros, mientras que en la legislatura pasada el coste ascendió a 26.027,72 euros, lo que significa una reducción de un 20%.

El tercer nivel de asignaciones los conforman los 7 ediles con delegación especial. Se trata de aquellos que tienen a su cargo concejalías concretas. Estos ediles son Rubén Domínguez (Tudela Puede), en Atención Ciudadana; Sofía Pardo (IE), en Industria y Turismo; Iñaki Magallón (IE), en Festejos y Deportes; Carlos Gimeno (PSN), en Educación; Silvia Cepas (PSN), en Centros Cívicos; Olga Risueño (IE), en Medio Ambiente; y José Ignacio Martínez (Tudela Puede), en la Junta de Aguas. Cada uno recibirá un máximo por asistencias a los órganos colegiados de los que forman parte de 761,14 euros al mes, lo que supone al año el cobro de 9.133 euros. El ahorro en esta categoría es del 16,5%.

El siguiente segmento de retribución lo forman los 3 ediles de la oposición que forman parte de la Junta de Gobierno junto a otros 4 del equipo de gobierno (los 3 responsables de área y la concejala Olga Risueño). Se trata de Carlos Moreno (UPN); Irene Royo (PP); y Gustavo Gil Pérez-Nievas (CUP). Estos tres ediles recibirán un máximo por asistencias de 691,70 euros al mes, con lo que su retribución anual será de 8.300 euros, una reducción del 14% con respecto al año pasado.

Finalmente, están los 6 concejales de la oposición (UPN y PP) que ingresarán un máximo de 611,27 euros al mes por asistencias, lo que supone una reducción del 5%. Se trata de los ediles de UPN Natalia Castro, Maribel Echave, Jesús Álava, Félix Zapatero, y Alicia Lasheras; y el del PP José Suárez.

Toda esta tabla salarial fue aprobada el miércoles en el primer pleno de la legislatura, al que asistieron 20 de los 21 ediles del nuevo consistorio tudelano debido a la ausencia del edil de Tudela Puede José Ignacio Martínez Santos.

DEBATE ENTRE LOS GRUPOS

El punto relativo al salario del alcalde salió adelante con los votos a favor de I-E, PSN, Tudela Puede y PP (14 ediles), y el voto en contra de UPN (6 ediles).

Donde hubo más debate fue en la propuesta de rebaja del resto de categorías, que se votó aparte. UPN y PP votaron en contra, compartiendo argumentación. Según explicó el portavoz regionalista, Carlos Moreno, los límites retributivos marcados por el equipo de gobierno a los ediles “limitan la accesibilidad de aquellas personas que quieran ejercer la labor política de una manera digna, limitándola a aquellos que tengan un poder adquisitivo elevado”.

Por su parte, el edil de la CUP Gustavo Gil Pérez-Nievas se abstuvo al considerar que la rebaja de los límites mensuales por asistencia “discrimina a los grupos más pequeños, cuyos miembros deben acudir a más reuniones que los grupos mayoritarios y, sin embargo, están más penalizados”.

En este sentido, el alcalde explicó que el hecho de realizar los recortes de forma progresiva trata de evitar, precisamente, la queja de la CUP.

Por otro lado, Larrarte coincidió con UPN y PP en que “el ejercicio efectivo de la política no puede ser algo solo al alcance de aquellos que tengan una situación económica determinada, pero pensamos que esto debe convivir con cierto nivel de altruismo y ejemplaridad”. “Pensamos que la institución, para poderse acercar a la ciudadanía, debe dar ejemplo en los peores momentos. Quien tenga una responsabilidad debe percibir por ese trabajo, pero la sociedad no puede pensar que se va a lucrar por ello”, indicó Larrarte.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE