Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

TUDELA

Una calle en memoria de Pedro Legaria

  • La casa de ejercicios se construyó en 1928, cuando esta vía era un camino con campos

Una calle en memoria de Pedro Legaria
En la imagen superior se puede ver el aspecto que tenía la calle Pedro Legaria en 1960, con la Casa de Ejercicios de Cristo Rey a la derecha y el resto de la vía sin urbanizar
HERMINIO ROYO
  • DN. TUDELA
Actualizada 27/03/2015 a las 06:00
Lleva el nombre del sacerdote tudelano Pedro Legaria Armendáriz (1878-1956), fundador de la Casa de Ejercicios de Cristo Rey en la ciudad. La calle Pedro Legaria, con entrada por el paseo de Capuchinas y salida a la carretera de Corella, fue rotulada en su memoria por acuerdo municipal de junio de 1978.

Legaria, como explica el historiador ya fallecido Jesús Martínez Escalada en su libro La historia de Tudela contada por sus calles, “concibió la idea de fundar un instituto de religiosas que tuviesen como principal dedicación la de difundir la práctica de los ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola”. Fue en julio de 1923 cuando el obispo de Tarazona autorizó la creación de una casa de ejercicios en Tudela y, casi un año más tarde, colocó la primera piedra de lo que después sería la Casa de Ejercicios de Cristo Rey, construida en los terrenos del llamado campo de La Cruz.

Tras tener que parar varias veces la obra por falta de recursos económicos, finalmente se inauguró el 30 de agosto de 1928, “con una tanda de ejercicios para sacerdotes”, según se indica en La historia de Tudela contada por sus calles. Posteriormente, concretamente en 1941, se recibió la aprobación canónica de la fundación del Instituto de las Esclavas de Cristo Rey.

El sacerdote fundador Pedro Legaria fijó su residencia en la ‘casa madre’ de Tudela en 1942. Falleció en 1956 y recibió sepultura en el cementerio de la capital ribera. En septiembre de 1970 sus restos se trasladaron a la Casa de Ejercicios de Cristo Rey de Tudela.

CAMBIO DE LA CALLE

La urbanización de esta calle comenzó a dar un cambio espectacular a partir de 1960, ya que cuando se construyó la Casa de Ejercicios, en 1928, tan sólo era un camino que unía la carretera de Corella con el Camino Viejo de Murchante, siendo todo campos y huertos.

Fue precisamente en 1960 cuando surgieron las primeras construcciones, un grupo de 24 viviendas y locales comerciales que eran conocidas como las ‘Casas de Añón’.

No obstante, la auténtica urbanización de la calle surgió a partir del 4 de junio de 1982, día en que el ayuntamiento aprobó el estudio de detalle de la urbanización Albea, entre los viales de carretera de Corella, Pedro Legaria y Camino Viejo de Murchante. Este estudio de detalle comprendía, entre otros, los huertos que fueron propiedad de Teófilo Martínez, monjas de Cristo Rey y Manuel Pujadas.

En los citados huertos se fueron edificando varios grupos de chalés y casas unifamiliares. Esos chalés, que dan entrada al paseo de los Grillos, se iniciaron por el año 1986.

La calle Pedro Legaria quedó perfectamente urbanizada con la construcción de otro grupo de un total de 14 viviendas unifamiliares en los años 1996-1997. Las viviendas se levantaron en una huerta que fue propiedad de las monjas de Cristo Rey.

Martínez Escalada define en La historia de Tudela contada por sus calles a la vía Pedro Legaria como una calle “muy tranquila”.

“Su tráfico es moderado, y en ella se abren dos nuevas calles, la del paseo de los Grillos y otra frente a ésta que fue rotulada con el nombre del historiador Pedro Agramont”, explica el libro que repasa la historia de la ciudad a través de sus vías.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE