Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Tudela

Un paseo en recuerdo del monasterio de las Capuchinas

  • El establecimiento en 1753 hizo que la calle anexa tomara ‘prestado’ el nombre de la orden

El paseo de Capuchinas en los años 60
El paseo de Capuchinas en los años 60
LUIS MARÍA MARÍN ROYO
  • DN. Tudela
Actualizada 06/03/2015 a las 06:00
En 1753, más de dos décadas después de su inicio, acabaron las obras del Monasterio de las Capuchinas. A las dos de la madrugada del 18 de julio de aquel año, la comunidad de religiosas tomó posesión del edificio y allí se mantuvo hasta su salida el 13 de marzo de 2011, 258 años después.

Obviamente, y por el establecimiento y presencia de esta orden en ese lugar, el pueblo comenzó a llamarlo paseo de Capuchinas, una denominación que ha llegado hasta nuestros días, ya de forma oficial.

LAS RELIGIOSAS EN TUDELA

Pero el germen de las madres Capuchinas en Tudela es más antiguo que el propio monasterio.

Según explicó el ya fallecido Jesús Martínez Escalada en su libro 'La historia de Tudela contada por sus calles', todo comenzó en el siglo XVI, cuando varias señoras piadosas se unieron en comunidad entregándose a la oración y vida contemplativa, sometiéndose a austeras penitencias.

Su primer beatorio estuvo en el centro de la ciudad, en la conocida como calle La Vida, actualmente denominada Benjamín de Tudela.

En reiteradas ocasiones, un grupo de tudelanos solicitó al deán, Francisco Navarro, que gestionase la integración en la ciudad de algunas madres capuchinas para que, en unión con el grupo de beatas, formasen una comunidad.

Tras años de gestiones, el 15 de octubre de 1736 llegaron a Murchante cuatro madres capuchinas que hicieron entrada en Tudela al día siguiente. Ya unidas a las beatas, las religiosas se instalaron en un edificio ubicado frente al convento de las Dominicas.

Para edificar el monasterio eligieron un solar próximo al de las Clarisas. El 7 de marzo de 1730 comenzaron las obras, que se prolongaron durante 23 años hasta su apertura en 1753. El edificio contó con iglesia, casa de capellán, casa del donado y el cerramiento de todas las dependencias con tapiado en una longitud perimetral de alrededor de 250 metros.

DESARROLLO URBANÍSTICO

Actualmente, el paseo de las Capuchinas comienza en su lado izquierdo con dos edificios particulares y seguidamente, aparece ya el monasterio, actualmente ocupado por varias religiosas de las Peregrinas de la Eucaristía.

En la parte derecha, las antiguas huertas fueron ocupadas en 1996 por la urbanización conocida como Portal de Velilla.

El paseo continúa en sentido sur, entre viviendas de nuevas construcción y otros solares, hasta conectar con el vial de circunvalación -avenida de Merindades- del casco urbano de Tudela que une el barrio de Lourdes con la carretera de salida hacia Corella.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE