Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

tUDELA

La transformación de la tudelana plaza Mercadal

  • Esta plaza ha sido referente en la ciudad desde hace siglos, desde que comenzó como mercado hace siglos

La transformación de la plaza Mercadal
Imagen tomada este martes en la plaza Mercadal, que volvió a ser peatonal como antaño.
nuria g. landa
  • ​DN. Tudela
Actualizada 27/02/2015 a las 06:00
La denominación de la plaza Mercadal viene del latín mercatus vetere (mercado viejo), ya que en este lugar se instaló el mercado, al menos desde el siglo XVII hasta que en el XIX se trasladó a la que es su ubicación actual en el antiguo convento de la Merced.

Inicialmente, en los terrenos que ocupa esta plaza se alzaba la antigua parroquia de San Jorge, que se derribó en 1775. Entonces no era una plaza, sino una calle muy angosta que se estrechaba al llegar a Chapinerías porque había unos corrales y cobertizos.

La iglesia original fue erigida por el rey Sancho El Fuerte en el año 1150 y fue reconstruida en dos ocasiones, en los siglos XIV y XVII, por el mal estado que presentaba.

Pero, según explica el historiador tudelano ya fallecido Jesús Martínez Escalada, en su libro La historia de Tudela contada por sus calles, para conocer mejor la historia de esta plaza hay que remontarse a la llegada de los Jesuitas a Tudela en 1600 para fundar un colegio y la iglesia de San Andrés.

Los jesuitas se instalaron en el nuevo edificio, el actual Castel-Ruiz, en 1624, y la iglesia tuvo que esperar algo más, hacia 1668.

Pero en 1767 se decretó la expulsión de esta orden de España por el rey Carlos III, dejando libre el colegio, que pasó al ayuntamiento, y la iglesia, que fue aprovechada por los parroquianos de San Jorge para utilizarla como sede, como sigue en la actualidad, ya que la suya estaba en ruina.

FUNDACIÓN CASTEL-RUIZ

La mayor parte del edificio se cedió a la Fundación Castel-Ruiz, creada en recuerdo al sacerdote tudelano que residió en Roma Manuel Castel-Ruiz e Iturbide. Falleció en 1797 e hizo testamento dejando como herederos y patronos al cabildo de la catedral y al ayuntamiento con el deseo de fundar un colegio con su apellido.

Según añade Jesús Martínez Escalada en su libro, la herencia fue cuantiosa, pero al ser la mayor parte cédulas contra el Estado Eclesiástico en Roma, perdieron casi todo su valor por conflictos internacionales.

Con las rentas muy mermadas, se intentó fundar un colegio regentado de nuevo por los Jesuitas, pero no llegó a efecto y se optó por crear un seminario en 1829. No duró mucho y se cerró en 1838, quedando el edificio de nuevo a disposición del ayuntamiento.

El patronato de la fundación insistió en crear un centro educativo y logró en 1839 que el gobierno le autorizara a establecer un instituto de 2ª enseñanza que se abrió el 2 de noviembre de 1840. Funcionó hasta 1850 y en 1854 se estableció una escuela de agricultura que, de nuevo, por falta de fondos, cerró en 1859.

En 1863 se siguió intentando cumplir el interés del fundador y se creó el instituto local de Castel-Ruiz, aunque sólo estuvo abierto hasta 1871.

Fue en 1885 cuando se pusieron en marcha las escuelas de 1ª enseñanza de dibujo, música y geometría. Además, al año siguiente se aprobó que los Jesuitas abriesen un colegio de 2ª enseñanza y se hizo en 1891, estando en funcionamiento hasta mediados del siglo XX.

Al acabar su actividad docente, hacia 1960, el edificio se destinó a albergar infinidad de grupos sociales.

El patronato se disolvió en 1977 y el inmueble, en estado ruinoso, pasó al ayuntamiento, que acordó con el Gobierno de Navarra restaurarlo. El proyecto se encargó a los arquitectos tudelanos Enrique Delso y Manolo Blasco y las obras comenzaron en 1981, siendo inaugurado en 1983.

Actualmente es sede de la concejalía de Cultura y acoge la escuela de música y el conservatorio. También es lugar de ensayos para numerosos colectivos como el grupo de danzas, la escuela de jotas, la banda o el coro Joaquín Gaztambide. Además, acoge numerosas actividades como conciertos, exposiciones o charlas.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE