Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
TUDELA

En recuerdo al violinista Pablo Sarasate

  • Situada en pleno centro de Tudela, entre Eza y Capuchinos, la calle Pablo Sarasate comenzó a formarse en la década de los años 30

A la dcha., el edificio de los antiguos jugados, que en 2012 se trasladaron a la avenida de las Merindades.

A la dcha., el edificio de los antiguos jugados, que en 2012 se trasladaron a la avenida de las Merindades.

nuria g. landa
0
13/02/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • dn. Tudela
Desde 1980, por acuerdo municipal, lleva el nombre de Pablo Sarasate “en recuerdo del insigne violinista y compositor navarro”. Esta calle, situada en el centro de la ciudad -entra por Miguel Eza y sale a Capuchinos- comenzó a formarse en la década de los años 30 del siglo XX, como afirma el escritor ya fallecido Jesús Martínez Escalada en 'La historia de Tudela' contada por sus calles. Un libro en el que, dada la “breve vida” de esta vía comenta el nacimiento de la misma y cómo ha ido evolucionando.

Tiene un trazado en ángulo recto, por lo que está formada por dos lados. El primero comienza perpendicularmente a Eza y finaliza en el edifico conocido como Torre de Clarisas. Después gira a la derecha y termina en Capuchinos.

EL ANTIGUO JUZGADO

La primera parte de la calle -la formada en la década de los años 30- era con anterioridad un área de corrales y huertas. A partir de entonces se fue formando como vía, cuando se levantaron las primeras edificaciones. No tenía salida porque se cerraba con una tapia que limitaba la huerta de Clarisas.

En 1931 se le dio el nombre de Pablo Iglesias, influyendo para ello que al comiendo de esta vía -esquina con Eza- existía la Casa del Pueblo; y en 1936 cambió este nombre por el de 19 de julio “en conmemoración del comienzo de la Guerra Civil”.

Entre las edificaciones de esta parte de la calle, además de viviendas, está el antiguo Palacio de Justicia. Se edificó durante los años 1975-1978 (comenzó su andadura en septiembre de ese año) sobre unos solares de propiedad municipal que, con anterioridad, sirvieron para albergar al retén y almacenes de la Junta de Aguas Municipal. Permaneció en esta vía hasta julio de 2012, cuando se inauguraron los nuevos juzgados.

En la otra parte de la calle -desde Capuchinos-, sobre los solares particulares existentes también se fueron construyendo grupos de viviendas en las décadas de los 70 y 80. Siguiendo esta alineación se ubica el edifico Torre de Clarisas, el más alto de toda esta urbanización, de planta cuadrada y once alturas. Da espacio a dos entradas naturales a la plaza de Sancho el Fuerte.

Pasado el mismo, se ubica otro gran edificio que se terminó de edificar en 1992. Su fachada sur marca la iniciación del sector de calle que tuvo por nombre primitivo Pablo Iglesias. Le sigue un solar y otro bloque de pisos construido posteriormente donde se encontraba el primer edificio de esta vía -de 1931-. La calle finaliza con el edificio denominado Casa Sindical que da esquina a Eza.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra