Cintruénigo

Las trenzas de la Virgen de la Paz vuelven en enero

  • Carmen Montes y varios colaboradores preparan este dulce típico de esta festividad que se celebra mañana

Las trenzas de la Virgen de la Paz vuelven en enero

El párroco José Ignacio Larragueta bendice el obrador en presencia (de izda. a dcha.) de Manuel Magaña, Verónica Álvarez, Carmen Montes y Pilar Fernández.

romera
0
25/01/2015 a las 06:00
  • ​PACO ROMERA. Cintruénigo
Cintruénigo honra este fin de semana a su patrona la Virgen de la Paz, una fiesta que no sería lo mismo sin sus tradicionales trenzas que prepara desde hace 40 años la vecina Carmen Montes junto a varios colaboradores.

En esta ocasión, Montes cuenta con la ayuda de su hija Verónica y su amiga Pilar Fernández, además de Manuel Magaña, ya que su esposo, José Luis Álvarez y su amiga Milagrosa Navascués no han podido hacerlo por motivos de salud.
La elaboración de las trenzas sigue el mismo procedimiento que hace años tanto en ingredientes como en kilos de producción y la bendición del párroco, José Ignacio Larragueta.

Para prepararlas se utilizan 180 kilos de azúcar, con los que se elaborarán unas 8.000 rosquillas de dulce nacarado de color blanco y rosa. Se venden en paquetes de 10 unidades a un precio de 3,50 euros y ya están presentes en escaparates, bares y otros establecimientos, ya que los cirboneros identifican rápidamente estos dulces con la llevada de la festividad de la Virgen de la Paz ‘de enero’ -las fiestas grandes de la localidad de septiembre también están dedicadas a la patrona-.

HISTORIA DE LAS TRENZAS

Carmen Montes, a sus 68 años, tomó esta tradición de sus tías Patro y Visi Álvarez, ya fallecidas. Ambas fueron depositarias de la fórmula que heredaron de su padre, Francisco Álvarez, quien, a su vez, la tomó de su padre, Pantaleón, quien a finales del siglo XIX ya elaboraba esta trenza en su confitería de la calle Larga.

Los dulces reproducen los añadidos de pelo que antiguamente portaba la imagen de la patrona de Cintruénigo, antes de la restauración que se llevó a cabo siendo párroco Miguel Fraile Montorio. Unos añadidos que eran de cabello natural y a los que hace años se les atribuían efectos milagrosos, como relata la propia Carmen Montes. “Parece que tomar la trenza bendecida mitiga la carraspera de la garganta”, explica.

Mientras tanto, desde el pasado jueves 15 Cintruénigo está celebrando la Novena de la Virgen de la Paz, un acto que tiene lugar en la parroquia cada tarde a las 19 horas tras la misa y que entonan los miembros del grupo de auroros de la localidad.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE