Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Urbanismo

El parque de la Champiñonera de Tudela sigue con hundimientos

  • Cinco años después de su apertura, el consistorio tendrá que gastar 8.250 euros

Zona de la ladera con redes rotas y riego por goteo

Zona de la ladera con redes rotas y riego por goteo

Nuria G. Landa
3
19/01/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • Jesús Manrique. Tudela
El parque de la Champiñonera de Tudela no deja de dar problemas cinco años después de su apertura. Tras un proceso de construcción lleno de dificultades, un gasto de 1,6 millones de euros y una sentencia que condenó al ayuntamiento a pagar otros 480.000 a la empresa que ejecutó las obras, el parque sigue teniendo parte de su zona alta hundida y cerrada al público con unas vallas metálicas. Hasta hace escasas fechas el hundimiento era más visible, aunque ahora se ha tapado con piedras.

El consistorio no tiene por ahora fecha para su reparación, aunque espera poder hacerla este año. El coste estimado es de 8.250 euros. Todo después de haber firmado un acuerdo en el que eximía de responsabilidad a constructora y dirección de obra tras perder la citada sentencia.

La construcción se anunció en 2003 y desde el principio no estuvo exenta de polémica, sobre todo por la ubicación a las afueras de Tudela, su coste y por construirlo en una antigua champiñonera, con los problemas en el terreno que podía haber. Las obras comenzaron en septiembre de 2006 con un presupuesto de 1,4 millones y una superficie de 16.000 m2.

RETRASOS Y MÁS COSTE

El primer anuncio para su apertura fue en julio de 2007, aunque se retrasó a final de ese año porque era necesario hacer un muro de contención y arreglar deficiencias. Hubo modificaciones presupuestarias que elevaron su coste a más de 1,6 millones.

Las fechas se fueron retrasando hasta que llegaron los conflictos con la constructora, Obenasa, hasta el punto de que en septiembre de 2008 el ayuntamiento amenazó con ‘ocupar’ la obra. Entonces la empresa pedía 1,3 millones por reparar deficiencias porque consideraba que había fallos en el proyecto -realizado por José Ignacio Zuazu, también director de obra-. Pero el ayuntamiento se negó porque consideraba que la causa era la mala ejecución de la obra.

Los grupos de la oposición criticaron el proceso y lo llegaron a calificar de “chapuza” haciendo responsable a la entonces concejal de Urbanismo, Mariví Castillo, ahora candidata por UPN a la alcaldía.

Al final, Obenasa hizo las reparaciones y el parque se abrió en abril de 2009. Pero ahí no acabaron los problemas porque comenzaron a producirse hundimientos que obligaron a cerrar su parte alta. El ayuntamiento hizo varias reparaciones por más de 15.000 euros y, además, informes de técnicos municipales exculparon de lo ocurrido tanto a la empresa como a la dirección de obra. Luego se comprobó que uno de los hundimientos era más grave, lo que elevó el coste en otros 9.000 euros.

EL AYUNTAMIENTO, RESPONSABLE

Al final, todo acabó en los tribunales y dos sentencias dieron la razón a la empresa, condenando al ayuntamiento a pagarle 480.000 € por obra ejecutada que no reconocía el consistorio o diferencias de mediciones, aunque la empresa pedía 620.000. El tribunal dijo que lo ocurrido se debió a un error del proyecto, ya que tenía que haber incluido un estudio geotécnico del terreno porque el parque se construyó sobre una antigua champiñonera, es decir, un cerro atravesado en su interior por galerías para su cultivo. Además, eximió de responsabilidad a la dirección de obra, ya que el proyecto recibió el visto bueno del ayuntamiento.

De hecho, la sentencia se preguntaba: “¿No tendría la administración municipal, como promotora de las obras y del contrato de asistencia para la redacción del proyecto, que haber supervisado la no existencia de este estudio? ¿Dónde estaban los servicios municipales?”.

El proceso concluyó en mayo de 2014, cuando, tras la sentencia, la Junta de Gobierno aprobó un acuerdo que zanjaba el tema y eximía de responsabilidad a la empresa y a la dirección de obra. Eso sí, queda pendiente reparar el hundimiento existente y otras deficiencias con el coste citado de 8.250 euros y que se quiere ejecutar el año que viene.

JOAQUIM TORRENTS, CONCEJAL DE URBANISMO

¿Qué ocurrió con este parque?


Fue un proceso complejo desde el inicio. El planeamiento de ciudad hablaba de que era una zona de expansión y se apostó por él. Luego hubo problemas con la obra, el proyecto, sentencias a favor y otras en contra...

Pero la sentencia definitiva culpó al ayuntamiento.

Así fue y se optó por aprobar un acuerdo en Junta de Gobierno que dejaba zanjado el tema y por el que el ayuntamiento asumía las últimas obras de reparación que quedaban. Después de esa sentencia informes municipales veían con buenos ojos ese acuerdo. Ante esa sentencia, había que hacerse cargo del hundimiento existente.

¿Por qué se responsabilizó al ayuntamiento?

Consideramos que había una deficiencia en el proyecto al no haber incluido un estudio geotécnico, pero es que ese proyecto fue aprobado por el ayuntamiento. Entonces se hicieron consultas y nos dijeron que no era necesario, aunque luego se demostró que era recomendable y que nos hubiera ahorrado problemas.

¿Cometió entonces un error el ayuntamiento?

No sé si fue un error. Al aprobar el proyecto se pensó que se ajustaba a lo que había que hacer, aunque es cierto que se obvió el tema del estudio geotécnico, que luego vimos que era importante. Era un terreno con dificultades por ser una champiñonera, pero tras las consultas que se hicieron se concluyó que no era necesario.

¿Cuándo se va a reparar?

Otras prioridades han hecho que se haya retrasado más de lo previsto. En principio se considera que la reparación no es complicada, que tiene corto plazo de ejecución y que podría hacerlo la brigada de obras. Esperamos que se pueda hacer a lo largo del año que viene.

¿Cree que el parque saldrá adelante?

Pese a los problemas en algunas zonas, la mayoría de la obra, salvo la parte alta, no presenta deficiencias graves. Es una zona bonita, con buenas vistas y la podrán disfrutar los ciudadanos.
Etiquetas
Selección DN+


  • pedro
    (19/01/15 09:43)
    #3

    Y la empresa que lo hizo. ¿no advirtio a la dirección de obras que tendria problemas posteriores? ¿ Por que no paro cuando detecto los errores? en fin , como siempre pagamos todos y cobran unos solos.

    Responder

  • jma
    (19/01/15 08:21)
    #2

    ¿Y la responsable de Urbanismo quieren que sea alcaldesa con estas credenciales?

    Responder

  • emilio martinez
    (19/01/15 07:15)
    #1

    Una chapuza más, .de las muchas que los ayuntamientos han hecho..sin pensar , en este caso en una ciudad con muchos errores en cuanto a sus proyectos inacabados.... Tudela, por. Una ciudad mejor para vivir....

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra