Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Urbanismo

La plaza y la cuesta de la estación, puertas de entrada a Tudela

  • Se inauguró en septiembre de 1861 y la urbanización de ambas calles se llevó a cabo en dos fases entre 1965 y 1968

El estado actual de la cuesta de la estación
El estado actual de la cuesta de la estación
Nuria G. Landa
  • DN. Tudela
Actualizada 02/01/2015 a las 06:00
La plaza y la cuesta de la estación son, sin duda, una de las puertas principales de acceso a Tudela. Ambas tomaron su nombre de la estación de ferrocarril, que se inauguró a las dos y media de la tarde del 18 de septiembre de 1861 con la presencia del rey consorte Francisco de Asís, en nombre de su esposa, la reina Isabel II.

Según relata el historiador Jesús Martínez Escalada, ya fallecido, en su libro 'La historia de Tudela contada por sus calles', una vez establecido el tráfico ferroviario se construyó un camino para carruajes, que luego se fue mejorando con una acera de losas de piedra para los peatones, además de ampliar la calzada de carruajes.

“Con estas mejoras, el camino fue tomando forma de calle que uniría la estación con la ciudad”, añade.

Además, y tras laboriosas gestiones, se logró la construcción de un ramal de vía estrecha para unir Tudela y Tarazona, el conocido como Tarazonica y que se inauguró el 31 de diciembre de 1885. Este ramal se convirtió en 1953 en ancho de vía normal y en 1955 el ministerio aprobó el proyecto para adaptar la estación de Tudela al nuevo empalme con la línea de Tarazona. Pero la poca rentabilidad hizo que desapareciera el ramal en 1972.

Mientras, la estación principal no tuvo ninguna mejora hasta 1936, cuando se ampliaron los andenes. Diez años después se hizo lo mismo con el edificio y con nuevos muelles de carga y descarga, así como almacenes y oficinas. Pero fue en 1963 cuando se hizo una reforma total del edificio con una nueva planta y habilitando cafetería, consigna, librerías y otras dependencias. En 1971 se realizó el paso subterráneo bajo las vías. Otra curiosidad es que en la mayor parte de lo que hoy es la plaza estaba el chalet y huerta de Renfe.

La urbanización de la plaza y la cuesta se hizo en dos fases, la segunda en 1965 y la primera, tras comprar el ayuntamiento los terrenos, en 1968. Esta última costó 1.102.396 pesetas.

ESTATUA DE SANCHO VII

La plaza también acogió en 1982 el monumento a Sancho VII El Fuerte, obra de Antonio Loperena donada por la Real Sociedad Económica Tudelana de Amigos del País, aunque se trasladó a la plaza que lleva su nombre en 1996.

También acogió numerosos negocios, como la Harinera de Francés, hasta que en 1977 se finalizaron 3 bloques de viviendas con 102 pisos.

Otra promoción de viviendas en la cuesta de la estación de 202 pisos y con fachada también a Camino Caritat y Peñuelas sirvió para ubicar en sus bajeras la estación de autobuses, inaugurada en 1973.

Ahí estuvo hasta que se construyó la estación intermodal, que integraba la de tren y autobuses y que se abrió en 1994. La obra se hizo sobre los solares de lo que fue la estación del Tarazonica y la asumió el Gobierno de Navarra con un coste de 104 millones de pesetas.

Fue entre las décadas de 1980 y 1990 cuando la calle sufrió una transformación mayor, ya que en esos años se construyeron la mayor parte de sus edificaciones, dándole un trazado urbanístico de línea moderna con amplitud y luz, y también con la mejora de la plaza con zona verde, jardines y arbolado.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE