Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

tudela

El Bocata Solidario de Jesuitas logra 2.500 €

  • El colegio tudelano vendió el jueves alrededor de 400 bocadillos entre alumnos y profesores
  • El dinero se destinará a las escuelas abiertas en Paraguay por el padre Luis Asarta y a la ONG Manos Unidas

Algunos de los alumnos participantes en el Bocata Solidario del colegio San Francisco Javier de Tudela, junto a los bollos de pan
Algunos de los alumnos participantes en el Bocata Solidario del colegio San Francisco Javier de Tudela, junto a los bollos de pan
nuria g. landa
  • DIEGO CARASUSÁN. Tudela
Actualizada 09/02/2014 a las 06:01
El colegio San Francisco Javier (Jesuitas) de Tudela celebró el jueves una nueva edición de su ya tradicional Bocata Solidario que se saldó con la venta y posterior degustación de alrededor de 400 bocadillos entre alumnos y profesores del centro. Cada uno tenía un precio de 5 euros e incluía un botellín de agua por comensal.

En el acto participaron las empresas riberas Orlando, Coposa, Palacios Alimentación y la panificadora Ablitas, que aportaron desinteresadamente todos los alimentos necesarios para elaborar los bocadillos.

Esta iniciativa, enmarcada dentro de la Campaña Contra el Hambre que este año tiene el lema 'Contra la riqueza que empobrece..., 'actúa!", se completó con la instalación en el centro de un puesto de venta de productos de Comercio Justo de la tienda Balún Canán que ha estado abierto durante toda esta semana en los recreos.

Así, entre lo recaudado el jueves con la venta de bocadillos, con el puesto de productos de Comercio Justo, y con otras aportaciones voluntarias, el centro ha conseguido recaudar este año alrededor de 2.500 euros.

CON UN TOQUE ECOLOGISTA

El dinero conseguido se destinará a Manos Unidas y a las escuelas abiertas en Paraguay por el recientemente fallecido padre Luis Asarta, jesuita que desarrolló parte de su labor en Tudela.

Pero además del objetivo económico, el Bocata Solidario tuvo como fin que alumnos y profesores "tomen conciencia de las desigualdades y de la injusticia social latente en la realidad, tanto a escala mundial como a escala local". Así, a través del acto simbólico de renunciar a la comida habitual sustituyéndola por un bocadillo "son partícipes de la situación de millones de personas en todo el mundo, y también en Tudela, que no tienen cubiertas las necesidades más básicas".

Además, y como novedad, todos los participantes que depositaron sus botellines de agua en el contenedor instalado para la ocasión fueron obsequiados con una chocolatina. "Queríamos añadir este toque ecologista a la fiesta", explicó José Ángel García, coordinador del acto.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE