Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

ERE EN TUDELA

El comité de Gamesa en Tudela pide la intercesión del Parlamento

  • Los trabajadores de la planta de la capital ribera solicitaron a la Cámara foral que haga lo posible para evitar el cierre
  • Pidieron que se retire el ERE para "evitar engordar la insostenible destrucción de empleo en la Ribera"

Parte de la plantilla detrás de una pancarta para protestar por la situación
Parte de la plantilla detrás de una pancarta para protestar por la situación
  • E.PRESS. PAMPLONA
Actualizada 18/06/2013 a las 17:45
El comité de empresa de la planta de Gamesa en Tudela reclamó al Parlamento de Navarra su "apoyo" y que "interceda" para "conseguir que haya un compromiso" por parte de la empresa para no cerrar la fábrica de la capital ribera, que supondría el despido de 71 trabajadores

"No venimos a pedir consuelo, lástima o solidaridad, no nos valen las declaraciones institucionales que quedan en papel para los archivos", afirmó el comité, en una comparecencia en el Parlamento acompañado de trabajadores de la fábrica, para demandar a los parlamentarios que "dispongan de los medios necesarios para convencer a Gamesa y aportar a Tudela el mantenimiento de los puestos de trabajo".

En este sentido, los empleados reclamaron a los grupos parlamentarios que si Gamesa "no garantiza el empleo" en la capital ribera consigan "acercar otra actividad con empleo para corregir la pérdida de estos 71 empleos".

Así lo señaló, en representación de los trabajadores, Roberto López, miembro del comité de empresa, en una sesión de trabajo en la Cámara foral, a petición del PSN, en la que acompañado por otros empleados dio cuenta de la situación que atraviesa la planta de Tudela tras el anuncio de cierre realizado por la dirección.

Tras señalar que los trabajadores se enteraron de las pretensiones de cierre de la fábrica por los medios de comunicación, López rechazó el ERE presentado por la compañía eólica, más cuando Gamesa "obtuvo en el primer trimestre del año un beneficio de 7 millones de euros". "No entendemos el movimiento tan drástico que está efectuando", remarcó.

Recordó el representante del comité de empresa que el Gobierno foral invirtió uno 9 millones de euros de ayudas a Gamesa y "unos tres millones quedaron pendientes para 2011-2013", por lo que ha pedido a la presidenta del Gobierno foral, Yolanda Barcina, que también "apoye a las 71 familias que a finales de este mes van a perder su empleo".

También se refirió López a la posibilidad dada por Gamesa de recolocar algunos de los trabajadores de Tudela en la planta de Aoiz, pero lamentó que todavía "no conocemos ni cuándo ni cómo". En su opinión, esta propuesta "es un lavado de cara frente a la prensa" y advirtió de que Gamesa quiere "centralizar el trabajo en el norte de Navarra y dejar a la Ribera en último lugar".

Por todo esto, y tras recalcar que los empleados se sienten "despreciados" por la forma en la que se enteraron del cierre, el representante del comité de empresa reclamó que se retire el ERE para "evitar engordar la insostenible destrucción de empleo que está dejando a la Ribera como un solar desértico".

Por su parte, el secretario general de la Federación de Industria de UGT, Pedro Carvajal, pidió a los parlamentarios que tomando como ejemplo el caso de Gamesa en Tudela "reflexionen sobre lo fácil que es deslocalizar las empresas en Navarra". También pidió a los partidos que "se sienten con la empresa y les hagan recapacitar".

VALORACIÓN DE LOS GRUPOS

En el turno de los grupos parlamentarios, el socialista Samuel Caro garantizó que el PSN "va a hablar" con la dirección de Gamesa para tratar esta cuestión y pedirle que "reflexione sobre la decisión que ha tomado". No obstante, subrayó que el Parlamento "no tiene la fuerza suficiente para parar el ERE, que también afecta a otras comunidades".

Por parte de UPN, Coro Gainza recordó que el Gobierno foral "hizo una apuesta fortísima por las energías eólicas" y calificó  el cierre de la planta de Tudela como "una auténtica deslocalización empresarial". Abogó por buscar "otras fórmulas para evitar la extinción de los 71 puestos de trabajo" y afirmó que reclamará al Gobierno que "presione de todas las formas que sean posibles para evitar los despidos".

En representación de Bildu, Bikendi Barea aseguró que "en la medida de lo posible" la implicación de la coalición en este asunto será "absoluta", si bien precisó que "la posibilidad de presión a la empresa la tiene el Ejecutivo". "Este Parlamento como tal tiene una capacidad limitada", agregó.

En líneas similares, el parlamentario de Aralar-NaBai Juan Carlos Longás trasladó a los trabajadores de Gamesa que "en la medida de lo posible haremos todo lo que esté en nuestros manos" y avanzó que exigirán a la Adminitración "coherencia y cumplimiento de sus obligaciones porque estamos ante una empresa que ha recibido ayudas públicas".

También el representante de Izquierda-Ezkerra José Miguel Nuin se comprometió a "hacer lo que esté en nuestra mano" para intentar evitar los despidos en Tudela y ha exigido al Gobierno foral que "ejerza su capacidad de presión".


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE