Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
EL MÁS ANTIGUO DEL MUNDO

El nido fósil de Bardenas, un tesoro oculto en la roca

Detalle de las cáscaras de varios huevos, junto con los restos de carbón originados a partir de la materia vegetal del nido fósil hallado en las Bardenas

Detalle de las cáscaras de varios huevos, junto con los restos de carbón originados a partir de la materia vegetal del nido fósil hallado en las Bardenas

EFE
0
Actualizada 27/10/2012 a las 10:43
  • EFE. PAMPLONA
El nido fósil hallado en las Bardenas Reales, el más antiguo del mundo, con 18 millones de años, es un tesoro del Mioceno conservado en la roca desde que esta zona de Navarra, ahora desértica, era un espacio pantanoso ubicado en una gran sabana similar a las actuales de África. 

Aunque en el registro paleontológico se conocen huevos de dinosaurios y otros reptiles mucho más antiguos, éstos no se consideran 'nidos' al no incluir una estructura construida para depositar los huevos, ha explicado a Efe Xabier Murelaga, paleontólogo de la Universidad del País Vasco (UPV), que lleva más de una década trabajando en el área de Bardenas.

El fósil fue hallado a finales de 2004 en las Bardenas Reales por Julio Salillas, vecino de la localidad navarra de Fontellas, mientras trabajaba con una retroexcavadora reparando los daños provocados por la gran tormenta que tuvo lugar a comienzos de septiembre de aquel año.

Al encontrar el nido, Salillas se puso en contacto con Alejandro Urmeneta, biólogo de la Comunidad de Bardenas quien, a su vez, lo comunicó a Xabier Murelaga y a Juan Cruz Larrasoaña, del Instituto Geológico y Minero de España, quienes a su vez se pusieron en contacto con diversos especialistas internacionales para poder realizar un estudio detallado de los restos.

La importancia del hallazgo, que ha sido descrito en la prestigiosa revista PLOS One, reside en que no se trata de pequeños fragmentos de cáscaras o incluso huevos aislados, sino de una importante acumulación de cáscaras pertenecientes a unos cinco huevos, incluyendo uno que se ha preservado casi completo.

Los especialistas, ha indicado Murelaga, han interpretado los restos pétreos para llegar a la conclusión de que se trata del nido con vegetales más antiguo conocido hasta ahora en el mundo construido por un ser vivo.

Para llegar a esa conclusión, ha comentado, los especialistas han tenido en cuenta que los restos se encuentran incluidos en una roca caliza, que es el barro que se acumuló en el fondo de un lago, y que se aprecia en la roca una materia oscura que rodea las cáscaras de huevo, que en origen era materia vegetal y que se ha convertido en carbón.

Al encontrar un sedimento lacustre convertido en caliza, con varios huevos alineados, todo ello rodeado de materia vegetal, los investigadores comenzaron a "unir cabos" y llegaron a la conclusión de que se trataba de un nido de un ave todavía no catalogada.

En concreto, ha afirmado Murelaga, se trataba de un nido flotante, como el que construye el somormujo en la actualidad, un pájaro que, para evitar a los depredadores, acumula restos vegetales a varios metros de la orilla hasta hacer una especie de isla en la que deja los huevos.

El nido flotante de Bardenas, al dejar de ser utilizado por el pájaro que lo construyó, se hundió poco a poco en el lago, de tres o cuatro metros de profundidad, y fue enterrado por barro carbonatado hasta quedar fosilizado al cabo de millones de años.

Restos de huevos del nido fosilizado han sido estudiados con un microscopio electrónico en Australia, donde se ha hecho un análisis de su microestructura.

Murelaga ha señalado que, además, en el nido se encontró un hueso pequeño, similar a los hallados en otras ocasiones en Bardenas, que se cree que pertenecen a la misma especie, un ave parecida morfológicamente a los flamencos, aunque estas aves no ponen cinco huevos ni hacen nidos flotantes.

Se considera por este motivo que podría tratarse de una especie intermedia entre el somormujo actual y el flamenco, que de esta forma tendrían un ancestro en común. De hecho, "sería una especie nueva", algo que tampoco es raro en las Bardenas, donde también se han hallado dos especies nuevas de tortugas y dos de roedores, ha destacado Murelaga.

El paleontólogo lleva años trabajando en esta zona de Navarra, que es, ha dicho, la "envidia" de otros especialistas: "De la misma edad (Mioceno) hay registros en Alemania, pero son trocitos muy pequeños a los que tienen que acceder haciendo un agujero con una excavadora", al contrario de lo que ocurre en Bardenas, donde se accede a los restos con gran facilidad.

Las Bardenas Reales, hace 18 millones de años, eran una zona pantanosa ubicada en una gran sabana atravesada por ríos en la que vivían grandes carnívoros y mamíferos parecidos a los elefantes, ha apuntado Murelaga.

Este área, similar a la de los Lagos del África actual, contaba con balsas de agua, como atestiguan los restos de huevos de cocodrilos y tortugas encontrados en Bardenas, que permitían el crecimiento de bosques en los que, entre otros animales, vivían castores cuyos vestigios también han sido hallados en esta zona de Navarra.

El nido fósil ha estado expuesto esta semana en el Centro de Información de Bardenas Reales, en la finca Aguilares (Arguedas) y será entregado al Gobierno de Navarra, aunque una réplica del mismo podrá verse después en la sede de la Comunidad de Bardenas, en Tudela.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra